Rya­nair anun­cia un ERE tras con­fir­mar el cie­rre de sus bases en Ca­na­rias y Gi­ro­na

Los sin­di­ca­tos te­men que la me­di­da afec­te has­ta a 512 tra­ba­ja­do­res Una ma­la ra­cha eco­nó­mi­ca y un ex­ce­so de ofer­ta

El País (País Vasco) - - ECONOMÍA Y TRABAJO - RA­MÓN MU­ÑOZ

Rya­nair en­du­re­ce su pos­tu­ra, y pa­sa de la ame­na­za a la ac­ción. La ae­ro­lí­nea anun­ció ayer que ce­rra­rá las tres bases que tie­ne ac­tual­men­te en Ca­na­rias (Las Pal­mas, Te­ne­ri­fe Sur y Lan­za­ro­te) y la ba­se de Gi­ro­na el pró­xi­mo 8 de enero de 2020. Con es­ta de­ci­sión, la ae­ro­lí­nea ha­ce re­caer en Es­pa­ña el ma­yor pe­so de su plan de ajus­te eu­ro­peo pa­ra pa­liar los efec­tos del re­tra­so en la entrega de los avio­nes Boeing 737 MAX y el in­cre­men­to de los cos­tes de com­bus­ti­ble y de per­so­nal.

En el plano la­bo­ral, la de­ci­sión pue­de su­po­ner el des­pi­do de 512 tra­ba­ja­do­res, en­tre tri­pu­lan­tes de ca­bi­na y pi­lo­tos de la ae­ro­lí­nea que tra­ba­jan en esas cua­tro bases es­pa­ño­las, se­gún la eva­lua­ción del sin­di­ca­to USO.

La ae­ro­lí­nea da así car­pe­ta­zo a cual­quier po­si­ble negociació­n con los sin­di­ca­tos pa­ra pa­ra­li­zar las diez jor­na­das de huel­ga con­vo­ca­das pa­ra el pró­xi­mo mes de sep­tiem­bre (los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29). A es­tos pa­ros se pue­den su­mar los pi­lo­tos, que se han mos­tra­do fa­vo­ra­bles a ir tam­bién a la huel­ga a con­sul­tas del sin­di­ca­to Se­pla, aun­que aún no han co­mu­ni­ca­do nin­gu­na fe­cha.

“Mien­tras es­tá­ba­mos reuni­dos con la di­rec­ción de la ae­ro­lí­nea pa­ra in­ten­tar acor­dar los ser­vi­cios mí­ni­mos pa­ra las 10 jor­na­das de huel­ga con­vo­ca­das en sep­tiem­bre, los res­pon­sa­bles de re­cur­sos hu­ma­nos de Rya­nair, Crew­link y Work­for­ce en­via­ban a la plan­ti­lla los co­rreos elec­tró­ni­cos en los que anun­cia­ban el cie­rre de las bases”, ex­pli­có Jai­ro Gonzalo, se­cre­ta­rio de or­ga­ni­za­ción de USO Rya­nair. Crew­link y Work­for­ce son dos firmas de con­tra­ta­ción que usa la ae­ro­lí­nea.

El cie­rre de to­das las bases ca­na­rias es un du­ro gol­pe pa­ra las is­las por­que Rya­nair es una al­ter­na­ti­va ba­ra­ta pa­ra tu­ris­tas y lu­ga­re­ños. Los Go­bier­nos —tan­to el cen­tral co­mo el au­to­nó­mi­co— no es­con­den su preo­cu­pa­ción por el im­pac­to de la me­di­da. Con tal mo­ti­vo, re­pre­sen­tan­tes del Mi­nis­te­rio de Tu­ris­mo, del Go­bierno ca­na­rio, los ca­bil­dos y Ae­na, ges­tor de los ae­ro­puer­tos, man­ten­drán una reunión con la ae­ro­lí­nea an­tes del 15 de sep­tiem­bre pa­ra in­ten­tar que dé mar­cha atrás en la me­di­da o, al me­nos, mi­ni­mi­zar el al­can­ce de la mis­ma.

Así lo anun­ció la se­cre­ta­ria de Estado, Isabel Oliver, en un encuentro con pe­rio­dis­tas con mo­ti­vo la inau­gu­ra­ción del pri­mer vue­lo de Air Eu­ro­pa a Igua­zú (Ar­gen­ti­na). “Pa­ra no­so­tros es muy im­por­tan­te la co­nec­ti­vi­dad que pres­ta Rya­nair con las is­las y con Ade­más del con­tra­tiem­po en Boeing, Rya­nair ci­ta en el co­rreo re­mi­ti­do a sus tra­ba­ja­do­res otros mo­ti­vos pa­ra ce­rrar bases. En ese sen­ti­do, re­cuer­da los dos pro­fit war­nings (anun­cios de re­duc­ción de los be­ne­fi­cios pre­vis­tos) que la com­pa­ñía ha emi­ti­do en los úl­ti­mos diez me­ses, la caí­da de sus re­sul­ta­dos en un 41% en dos años se­gún sus úl­ti­mos re­sul­ta­dos tri­mes­tra­les, y la ame­na­za del Bre­xit. Tam­bién ase­gu­ra que hay una “so­bre­ca­pa­ci­dad” en el mer­ca­do eu­ro­peo de cor­to ra­dio. Eu­ro­pa, así que es­pe­re­mos que la me­di­da ten­ga el mí­ni­mo im­pac­to po­si­ble”. A la reunión pre­vis­ta tam­bién se pue­de in­cor­po­rar la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lun­ya

No obs­tan­te, de ese encuentro no se au­gu­ra que va­ya a sa­lir nin­gu­na rec­ti­fi­ca­ción por­que la se­cre­ta­ria de Estado des­car­tó ofre­cer a Rya­nair sub­ven­cio­nes, co­mo sí han otor­ga­do en va­rias oca­sio­nes go­bier­nos au­to­nó­mi­cos.

Tal y co­mo de­nun­cia­ron los sin­di­ca­tos, Rya­nair ha co­mu­ni­có la me­di­da en un co­rreo re­mi­ti­do a sus em­plea­dos y fe­cha­do ayer. En el mis­mo, la ae­ro­lí­nea jus­ti­fi­có la me­di­da con mo­ti­vos eco­nó­mi­cos y ope­ra­ti­vos.

Pe­ro co­mo prin­ci­pal cau­sa Rya­nair si­túa el re­tra­so de las en­tre­gas pre­vis­tas de los Boeing 737 Max, pa­ra­li­za­das por la in­ves­ti­ga­ción de dos ac­ci­den­tes aé­reos re­la­cio­na­dos con ese mo­de­lo de ae­ro­na­ve, por­que re­du­ci­rán su flo­ta en las pró­xi­mas cam­pa­ñas. “Sien­to mu­cho co­mu­ni­car­le es­ta no­ti­cia y la­men­ta­mos mu­cho que los re­tra­sos en los avio­nes Max nos ha­yan pues­to en es­ta si­tua­ción”, se­ña­la la co­mu­ni­ca­ción, que fir­ma la di­rec­to­ra de re­cur­sos hu­ma­nos de la ae­ro­lí­nea, Li­sa McCor­mack.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.