El ‘Ai­ta Ma­ri’, a la es­pe­ra del per­mi­so pa­ra po­der res­ca­tar

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - PE­DRO GO­ROS­PE,

La ONG Sal­va­men­to Ma­rí­ti­mo Hu­ma­ni­ta­rio (SMH) a la que per­te­ne­ce el bar­co Ai­ta Ma­ri , no cam­bia, de mo­men­to, sus pla­nes. Quie­re ha­cer res­ca­te hu­ma­ni­ta­rio en el Me­di­te­rrá­neo cen­tral, en la mis­ma zo­na en la que ope­ran el Open Arms yel Ocean Vi­king, en­tre otros bu­ques, y man­tie­ne su in­ten­ción de zar­par el mar­tes 27 de agos­to. Su pre­si­den­te, Íñi­go Mi­jan­gos ase­gu­ra que su tra­ba­jo se ha­rá “den­tro del mar­co de la ley”.

A la es­pe­ra del des­pa­cho de las au­to­ri­da­des ma­rí­ti­mas que les au­to­ri­ce a ha­cer ope­ra­cio­nes de res­ca­te, aun­que pe­si­mis­tas res­pec­to de que se lo con­ce­dan, Mi­jan­gos no quie­re avan­zar qué pa­sa­rá si la au­to­ri­za­ción con­tie­ne li­mi­ta­cio­nes co­mo las que te­nía el Open Arms, que no po­día ha­cer res­ca­te. “Ya ve­re­mos”, di­ce Mi­jan­gos, cu­ya ONG man­tie­ne un pro­yec­to hu­ma­ni­ta­rio en la is­la grie­ga de Quíos, en uno de los cam­pa­men­tos tu­te­la­dos por la UE en los que vi­ven cen­te­na­res de re­fu­gia­dos. “El nú­me­ro de per­so­nas que se ha­ci­nan en los cam­pos de Les­bos o Sa­mos cre­ce a rit­mos del 45%, y eso es un pro­ble­ma que hay que re­sol­ver”, ase­gu­ra.

A fal­ta de un con­ve­nio

La úl­ti­ma vez que se hi­cie­ron a la mar te­nían una ano­ta­ción en su au­to­ri­za­ción que con­di­cio­na­ba las ope­ra­cio­nes de res­ca­te a dis­po­ner de un con­ve­nio con las au­to­ri­da­des ma­rí­ti­mas de la zo­na. “No pue­de de­pen­der de las em­bar­ca­cio­nes un acuer­do que de­bie­ra ges­tio­nar­se pre­via­men­te en­tre el país y los bar­cos con su ban­de­ra. Ale­ma­nia, Fran­cia y Por­tu­gal ya lle­gan a es­tos pac­tos con sus bu­ques. Mien­tras el Open Arms es­ta­ba a me­dia mi­lla del puer­to de Lam­pe­du­sa, en­tra­ban bar­cos con acuer­dos de re­par­to de mi­gran­tes”, cri­ti­ca.

Mi­jan­gos es cons­cien­te de que la mul­ta al Open Arms po­dría ir des­de los 300.000 a los 901.000 eu­ros, se­gún avi­só la Ma­ri­na Mer­can­te —de­pen­dien­te de Fo­men­to— a la ONG en una car­ta el pa­sa­do 27 de ju­nio. “Son riesgos que el Open Arms te­nía asu­mi­dos, tan­to el ca­pi­tán del bar­co co­mo Ós­car Camps (fun­da­dor) sa­bían que exis­tía esa ex­po­si­ción le­gal”, agre­ga.

El Ai­ta Ma­ri tie­ne to­do pre­pa­ra­do pa­ra zar­par el mar­tes y lle­gar al Me­di­te­rrá­neo en unos 10 días. “Nos han pe­di­do mu­chas ve­ces ac­tuar con desobe­dien­cia”, pe­ro pa­ra Sal­va­men­to Ma­rí­ti­mo Hu­ma­ni­ta­rio es “una obli­ga­ción cum­plir la ley”, di­ce Mi­jan­gos. Si al fi­nal no les per­mi­ten ha­cer res­ca­te, los res­pon­sa­bles del bu­que no po­drán plan­tar­se en esa ru­ta en­tre Libia y Mal­ta y ha­cer rum­bos errá­ti­cos en bus­ca de mi­gran­tes. En el cum­pli­mien­to del per­mi­so que les con­ce­dan (por ejem­plo pa­ra su­mi­nis­tro de ví­ve­res) si se en­cuen­tran con náu­fra­gos, los re­co­ge­rán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.