“Con tan­tos fa­llos, el bro­te po­dría ha­ber si­do mu­cho más gra­ve”

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - GEM­MA DEL CA­ÑO CECILIA JAN,

Ca­da día que pa­sa, las in­for­ma­cio­nes que se van co­no­cien­do so­bre el bro­te de lis­te­rio­sis ori­gi­na­do por el con­su­mo de car­ne me­cha­da de la mar­ca La Me­chá re­ve­lan nue­vos erro­res en dis­tin­tas fa­ses del pro­ce­so de fa­bri­ca­ción, con­trol y dis­tri­bu­ción del pro­duc­to con­ta­mi­na­do. “Con el nú­me­ro de fa­llos que es­ta­mos vien­do, he­mos te­ni­do suer­te. La cri­sis po­dría ha­ber si­do mu­cho más gra­ve”, ase­gu­ra la far­ma­céu­ti­ca y ex­per­ta en se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria Gem­ma del Ca­ño en en­tre­vis­ta te­le­fó­ni­ca.

Del Ca­ño con­si­de­ra “muy gra­ve” que la car­ne ela­bo­ra­da por la em­pre­sa Ma­gru­dis, ori­gen del bro­te, se ven­die­ra por otra fir­ma, Co­mer­cial Mar­tí­nez León, co­mo mar­ca blan­ca sin in­cluir en su eti­que­ta­do la pre­cep­ti­va re­fe­ren­cia al “úl­ti­mo ma­ni­pu­la­dor” del pro­duc­to.

“La fal­ta de esa in­for­ma­ción ha­ce que pier­das lo más bá­si­co en se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, que es la tra­za­bi­li­dad”, sub­ra­ya. “Cual­quier per­so­na pue­de ad­qui­rir el pro­duc­to pen­san­do que no es de la em­pre­sa afec­ta­da, cuan­do sí lo es”, sos­tie­ne.

Es­ta fal­ta de tra­za­bi­li­dad ha pro­vo­ca­do la tar­dan­za en in­mo­vi­li­zar la mar­ca blan­ca, ocho días des­pués de de­cre­tar­se la aler­ta sa­ni­ta­ria. “Se te­nía que ha­ber re­ti­ra­do des­de el mi­nu­to 1, por­que es exac­ta­men­te el mis­mo pro­duc­to que el que ori­gi­nó el bro­te y la po­si­bi­li­dad de con­ta­mi­na­ción era al­tí­si­ma”, afir­ma, co­mo efec­ti­va­men­te ha si­do. “En el mo­men­to más crí­ti­co, no sa­ber en qué pun­to del mer­ca­do es­tá el pro­duc­to es una ne­gli­gen­cia por par­te de la em­pre­sa y de las au­to­ri­da­des”, opi­na Del Ca­ño.

La ex­per­ta con­si­de­ra que hu­bie­ran si­do ne­ce­sa­rias ins­pec­cio­nes más fre­cuen­tes —la úl­ti­ma a Ma­gru­dis fue en no­viem­bre de 2017— pa­ra comprobar que la em­pre­sa cum­plía con el pro­to­co­lo de au­to­con­trol de riesgos es­ta­ble­ci­do.

“La lim­pie­za y de­sin­fec­ción de zo­nas crí­ti­cas, co­mo las me­cha­do­ras, era al­go ob­vio”, opi­na, ya que “la lis­te­ria es muy co­no­ci­da por to­dos los que tra­ba­ja­mos en el sec­tor ali­men­ta­rio”. El he­cho de que la bac­te­ria hu­bie­ra te­ni­do que mo­rir en el pos­te­rior pro­ce­so de hor­nea­do in­di­ca que “o hay otros fo­cos o que tam­po­co se con­tro­la­ba que el cen­tro del pro­duc­to al­can­za­ra al me­nos los 55ºC de tem­pe­ra­tu­ra en el horno”, ex­pli­ca.

Tam­bién cri­ti­ca la ges­tión in­for­ma­ti­va por par­te de la Jun­ta de An­da­lu­cía. “Una vez de­cre­ta­da la aler­ta, es fun­da­men­tal dar una in­for­ma­ción co­rrec­ta al con­su­mi­dor, pa­ra evi­tar alar­mar”, afir­ma. “Me due­le por­que da­mos una ima­gen de in­se­gu­ri­dad en el mer­ca­do ali­men­ta­rio que no exis­te. Te­ne­mos los ali­men­tos más se­gu­ros de la his­to­ria”, ase­gu­ra.

La far­ma­céu­ti­ca Gem­ma del Ca­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.