Fran­cia pro­po­ne un fon­do glo­bal pa­ra la Ama­zo­nia

Fór­mu­las de fi­nan­cia­ción

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - SIL­VIA AYU­SO,

El acuer­do de las po­ten­cias del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU, más Ale­ma­nia, con Irán, apro­ba­do en 2015, es mo­ti­vo de dis­cor­dia en­tre EE UU y sus alia­dos des­de la lle­ga­da de Trump a la Ca­sa Blan­ca, en 2017. Was­hing­ton se re­ti­ró del acuer­do ne­go­cia­do por la Ad­mi­nis­tra­ción de Oba­ma en 2018. El ob­je­ti­vo del pac­to era fre­nar el pro­gra­ma nu­clear de Tehe­rán a cam­bio de un le­van­ta­mien­to de las san­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. Fran­cia, Ale­ma­nia, el Reino Uni­do, Ru­sia y Chi­na han man­te­ni­do el acuer­do, pe­ro Irán ha pues­to en du­da los com­pro­mi­sos con di­cho tex­to.

Con­fu­sión y des­men­ti­dos

An­tes de la lle­ga­da de Za­rif, Irán ha­bía mo­ti­va­do una con­fu­sa su­ce­sión de de­cla­ra­cio­nes y des­men­ti­dos en la se­gun­da jor­na­da del G7, el fo­ro de las de­mo­cra­cias in­dus­tria­li­za­das en el que par­ti­ci­pan EE UU, Ale­ma­nia, Ja­pón, el Reino Uni­do, Fran­cia e Ita­lia. Ma­cron ha­bía in­sis­ti­do en que el ob­je­ti­vo de EE UU y sus so­cios era com­par­ti­do: im­pe­dir que Irán se hi­cie­se con la bom­ba nu­clear y evi­tar una es­ca­la­da bé­li­ca en la re­gión. Una de­cla­ra­ción de un ase­sor anó­ni­mo de Ma­cron, se­gún la cual el pre­si­den­te fran­cés ha­bía re­ci­bi­do el man­da­to del G7 pa­ra ne­go­ciar con los ira­níes, sem­bró la con­fu­sión. Trump ne­gó que tal man­da­to exis­tie­se. Y Ma­cron se vio obli­ga­do a pre­ci­sar an­te la pren­sa que el G7 es un fo­ro in­for­mal sin ca­pa­ci­dad pa­ra dar man­da­tos. En to­do ca­so, se­ña­ló, ca­da miem­bro to­ma­rá sus ini­cia­ti­vas pa­ra al­can­zar es­tos ob­je­ti­vos co­mu­nes.

La in­vi­ta­ción a Za­rif es un ejem­plo de la doc­tri­na ma­cro­nia­na en po­lí­ti­ca ex­te­rior: ha­cer de Fran­cia, en la tra­di­ción de los pre­si­den­tes De Gau­lle y Mit­te­rrand, lo que él lla­ma una “po­ten­cia de equi­li­brio”, ca­paz de me­diar en­tre po­ten­cias y des­ac­ti­var cri­sis.

El se­cre­ta­rio del Te­so­ro de EE UU, Ste­ven Mnu­chin, ex­pli­có en Bia­rritz: “El pre­si­den­te ha di­cho en el pa­sa­do que, en la me­di­da en que Irán quie­ra sen­tar­se y ne­go­ciar, no pon­dría pre­con­di­cio­nes a es­tas ne­go­cia­cio­nes”. Y aña­dió: “No ha­ré más co­men­ta­rios so­bre quién es­tá aquí y quién no”.

Trump nun­ca ha rehui­do el diá­lo­go con los enemi­gos his­tó­ri­cos de EE UU, al con­tra­rio. Des­de que es pre­si­den­te ha man­te­ni­do tres reunio­nes con el lí­der nor­co­reano Kim Jong-un. La Ama­zo­nia pa­re­ce ser un punto, qui­zás el úni­co y pe­se a to­do con ma­ti­ces, de con­ver­gen­cia en la cumbre de lí­de­res del G7. El an­fi­trión del en­cuen­tro, Em­ma­nuel Ma­cron, ade­lan­tó ayer que Fran­cia bus­ca una vía pa­ra ayu­dar a Bra­sil y a los de­más paí­ses afec­ta­dos por los de­vas­ta­do­res in­cen­dios que su­fren “lo an­tes po­si­ble”. Una ayu­da in­me­dia­ta pe­ro, tam­bién, a lar­go pla­zo con el ob­je­ti­vo de “re­fo­res­tar” las vi­ta­les zo­nas de­vas­ta­das.

“Hay una ver­da­de­ra con­ver­gen­cia pa­ra de­cir: ‘Nos po­ne­mos to­dos de acuer­do pa­ra ayu­dar lo más rá­pi­do po­si­ble a los paí­ses afec­ta­dos por esos fue­gos”, di­jo Ma­cron en una com­pa­re­cen­cia an­te pe­rio­dis­tas pa­ra in­for­mar de las con­ver­sa­cio­nes con sus pa­res in­ter­na­cio­na­les que pro­se­gui­rán hoy en la ciu­dad vas­co­fran­ce­sa.

Se­gún el pre­si­den­te ga­lo, se tra­ta de tra­ba­jar a dos ni­ve­les. Uno es in­me­dia­to, con ac­cio­nes rá­pi­das pa­ra apa­gar los in­cen­dios, pa­ra lo cual ya se han ini­cia­do los con­tac­tos con to­dos los paí­ses de la Ama­zo­nia pa­ra ha­blar de las ayu­das po­si­bles, de “me­dios téc­ni­cos y fi­nan­cie­ros”, re­ve­ló.

El otro es a más lar­go pla­zo, con vi­sos a la “re­fo­res­ta­ción” de las zo­nas de­vas­ta­das. Pa­ra cum­plir con am­bos ob­je­ti­vos, el G7 bus­ca al­gún ti­po de “me­ca­nis­mo de mo­vi­li­za­ción in­ter­na­cio­nal pa­ra po­der ayu­dar de ma­ne­ra más efi­caz a esos paí­ses”.

Rá­pi­da­men­te, Ma­cron aña­dió: “Pe­ro con ellos”. El de­ta­lle no es me­nor. Su­po­ne una ba­ja­da sig­ni­fi­ca­ti­va del du­ro tono que el man­da­ta­rio ga­lo ha ve­ni­do em­plean­do de ca­ra a lo que des­de un pri­mer mo­men­to ca­li­fi­có de “cri­sis in­ter­na­cio­nal” y que lo ha en­fren­ta­do di­rec­ta­men­te con el pre­si­den­te bra­si­le­ño, Jair Bol­so­na­ro, a quien acu­só de ha­ber­le “men­ti­do” so­bre su in­ten­ción de cum­plir los com­pro­mi­sos En una tri­bu­na pu­bli­ca­da en el do­mi­ni­cal Jour­nal du Di­man­che, la mi­nis­tra fran­ce­sa de Ul­tra­mar, An­nick Gi­rar­din, y va­rios po­lí­ti­cos res­pon­sa­bles de Gu­ya­na —lo que, co­mo re­cor­dó Ma­cron, ha­ce que la fron­te­ra más lar­ga de Fran­cia sea con Bra­sil— pro­po­nen la crea­ción de un “fon­do in­ter­na­cio­nal” que sus­ti­tu­ya al ac­tual fon­do de la Ama­zo­nia de Bra­sil. La idea es que ese nuevo fon­do “no de­pen­da di­rec­ta­men­te de los Es­ta­dos” y que, ade­más, “pue­da, en fun­ción de las su­mas re­cau­da­das, lan­zar ac­cio­nes de lu­cha con­cre­tas, pun­tua­les y di­ri­gi­das di­rec­ta­men­te por los ac­to­res lo­ca­les pa­ra com­ba­tir los in­cen­dios y pa­ra la re­fo­res­ta­ción” de las zo­nas dam­ni­fi­ca­das. en ma­te­ria de me­dio am­bien­te. Una si­tua­ción que lle­vó a Ma­cron in­clu­so a ame­na­zar, el vier­nes, con blo­quear el acuer­do de li­bre co­mer­cio que la Unión Eu­ro­pea fir­mó en ju­nio con Mer­co­sur, tras ca­si dos dé­ca­das de ne­go­cia­cio­nes. “En esas con­di­cio­nes, Fran­cia se opo­ne al acuer­do de Mer­co­sur tal co­mo es­tá”, di­jo la Pre­si­den­cia fran­ce­sa des­de Pa­rís, a po­cas ho­ras de co­men­zar los en­cuen­tros en Bia­rritz.

El pro­ble­ma pa­ra Ma­cron es que se que­dó bas­tan­te so­lo en su ór­da­go a Bol­so­na­ro. Es­pa­ña fue de los pri­me­ros paí­ses en des­mar­car­se de esa ame­na­za, al­go que con­ti­nuó su­ce­dien­do en Bia­rritz. La can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, que ha­bía di­cho que “apo­ya­ba com­ple­ta­men­te” la idea de Pa­rís de que los in­cen­dios de la Ama­zo­nia se in­clu­ye­ran en la agen­da del G7, de­jó cla­ro en Bia­rritz que no res­pal­da la ame­na­za fran­ce­sa usan­do el Mer­co­sur, al­go que tam­po­co cuen­ta con un res­pal­do en­tu­sias­ta del pre­si­den­te del Con­se­jo Eu­ro­peo, Do­nald Tusk.

De ahí que aho­ra el tono em­plea­do sea sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te más con­ci­lia­dor. De he­cho, aun­que in­sis­tió en que la Ama­zo­nia es una cues­tión in­ter­na­cio­nal por­que afec­ta a to­do el pla­ne­ta, se de­cla­ró cons­cien­te de las “sen­si­bi­li­da­des” de los paí­ses ama­zó­ni­cos y de sus in­quie­tu­des en ma­te­ria de so­be­ra­nía na­cio­nal. Lo que no qui­ta, di­jo no obs­tan­te, que cues­tio­nes co­mo la “re­fo­res­ta­ción” de­ban ser tra­ta­das a es­ca­la glo­bal.

“El desafío de la Ama­zo­nia, tan­to pa­ra esos paí­ses co­mo pa­ra la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, es tan gran­de en tér­mi­nos de bio­di­ver­si­dad, de oxí­geno, de lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co que te­ne­mos que pro­ce­der a es­ta re­fo­res­ta­ción”, di­jo, sin dar más de­ta­lles.

Pe­ro an­te­rior­men­te ha da­do al­gu­nas pis­tas so­bre lo que Fran­cia desea­ría ver en el fu­tu­ro más in­me­dia­to que le­jano. Se­gún di­jo a la web Kon­bi­ni el vier­nes, Pa­rís desea un com­pro­mi­so pa­ra desa­rro­llar “me­ca­nis­mos de pre­ven­ción de es­te ti­po de in­cen­dios más po­ten­tes”, y bus­car la “bue­na go­ber­nan­za” de la Ama­zo­nia, un pac­to que im­pli­que no so­lo a Es­ta­dos, sino tam­bién “a las ONG y a los pue­blos au­tóc­to­nos”, ex­pli­có.

/ S. R. (GETTY)

Do­nald Trump y Bo­ris John­son, du­ran­te el en­cuen­tro bi­la­te­ral de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.