Los rohing­yas con­me­mo­ran dos años en Ban­gla­dés en ple­na ten­sión

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - AGEN­CIAS

Al me­nos 100.000 re­fu­gia­dos de la mi­no­ría rohing­ya re­cor­da­ron ayer el se­gun­do aniver­sa­rio del que lla­man “Día del Ge­no­ci­dio”, el ini­cio de la bru­tal per­se­cu­ción mi­li­tar en Myan­mar que for­zó a unos 730.000 a cru­zar a la ve­ci­na Ban­gla­dés. La efe­mé­ri­des coin­ci­de con una se­ma­na de cre­cien­te ten­sión en una par­te de los cam­pa­men­tos por el fra­ca­so del plan de re­gre­so a Myan­mar y la muer­te a ma­nos de la po­li­cía de dos rohing­yas acu­sa­dos de ase­si­na­to.

Una mul­ti­tud se con­gre­gó de for­ma pa­cí­fi­ca en una la­de­ra en Cox's Ba­zar, lo­ca­li­dad de Ban­gla­dés que al­ber­ga una se­rie de cam­pa­men­tos que su­po­nen la ma­yor con­cen­tra­ción de re­fu­gia­dos del mun­do, pa­ra re­zar por quie­nes mu­rie­ron en lo que la ONU des­cri­bió co­mo un in­ten­to de ge­no­ci­dio, con ase­si­na­tos y vio­la­cio­nes en ma­sa. Ba­jo un ca­lor so­fo­can­te, al­gu­nos re­fu­gia­dos mar­cha­ron y en­to­na­ron cán­ti­cos co­mo “Que­re­mos jus­ti­cia” y “No más ge­no­ci­dio”. Al­gu­nos lle­va­ban ca­mi­se­tas blan­cas con las pa­la­bras “Con­me­mo­ra­ción del ge­no­ci­dio rohing­ya”.

El aniver­sa­rio se pro­du­ce en un am­bien­te di­fí­cil des­pués de que las fuer­zas de se­gu­ri­dad ma­ta­sen a dos rohing­ya a los que acu­sa­ban de ase­si­nar a un miem­bro de las ju­ven­tu­des del par­ti­do go­ber­nan­te. El ase­si­na­to ge­ne­ró dis­tur­bios: una tur­ba de lo­ca­les que­mó neu­má­ti­cos y des­tru­yó tien­das que fre­cuen­tan los re­fu­gia­dos.

Cam­pa­ña fra­ca­sa­da

El jue­ves, fra­ca­só una cam­pa­ña pa­ra co­men­zar a re­pa­triar a 3.450 rohing­ya que con­ta­ban con la luz ver­de de Myan­mar. Nin­guno se pre­sen­tó. Pe­se a las pre­ca­rias con­di­cio­nes en los cam­pa­men­tos en Ban­gla­dés, los re­fu­gia­dos te­men vol­ver a sus ho­ga­res sin ga­ran­tías de se­gu­ri­dad. En Myan­mar, son tra­ta­dos co­mo mi­gran­tes ile­ga­les, se les nie­ga la ciu­da­da­nía y su li­ber­tad de mo­vi­mien­to es­tá so­me­ti­da a es­tric­tas res­tric­cio­nes. Allí, en el Es­ta­do de Ra­ji­ne, hay unos 128.000 des­pla­za­dos rohing­ya y de otras co­mu­ni­da­des mu­sul­ma­nas con­fi­na­dos des­de 2012.

Un gru­po de 61 ONG lo­ca­les e in­ter­na­cio­na­les que tra­ba­jan con los rohing­yas en am­bos paí­ses pi­die­ron es­ta se­ma­na que los re­fu­gia­dos pue­dan par­ti­ci­par en de­ci­sio­nes co­mo las con­di­cio­nes de su vuel­ta a Myan­mar. “Has­ta que pue­dan re­gre­sar a sus ho­ga­res de ma­ne­ra se­gu­ra, vo­lun­ta­ria y dig­na, ne­ce­si­tan y me­re­cen más que lo bá­si­co pa­ra so­bre­vi­vir”, afir­mó Ra­chel Wolff, di­rec­to­ra de res­pues­ta de una de ellas (World Vi­sion) en Ban­gla­dés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.