Más de 200.000 con­go­le­ños se han va­cu­na­do con­tra el ébo­la en 18 días

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - REUTERS,

Las au­to­ri­da­des con­go­le­ñas in­for­ma­ron ayer de que 204.044 per­so­nas han re­ci­bi­do des­de el 8 de agos­to la va­cu­na con­tra el ébo­la pre­pa­ra­da por la far­ma­céu­ti­ca Merck, que con­si­de­ran ins­tru­men­tal pa­ra con­te­ner la ac­tual epi­de­mia. Des­de su es­ta­lli­do en agos­to del año pa­sa­do el ébo­la ha de­ja­do ya 1.980 per­so­nas fa­lle­ci­das y 2.845 ca­sos con­fir­ma­dos.

Se tra­ta de el se­gun­do ca­so de epi­de­mia más le­tal en la his­to­ria de la en­fer­me­dad, des­pués de un bro­te en Áfri­ca oc­ci­den­tal en 2014-16 que ma­tó a 11.300 per­so­nas. La ONU es­ti­ma que ca­si 750 ni­ños han con­traí­do el vi­rus des­de que Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del Con­go de­cla­ró el ini­cio del bro­te. De ellos, más de 500 han per­di­do la vi­da, re­cuer­da el re­pre­sen­tan­te de UNI­CEF en el país afri­cano, Edouard Beig­be­der.

El De­par­ta­men­to de Sa­lud y Ser­vi­cios Hu­ma­nos de Es­ta­dos Uni­dos in­for­mó el pa­sa­do miér­co­les de que fi­nan­cia­rá la fa­bri­ca­ción de la va­cu­na con­tra el Ébo­la en in­ves­ti­ga­ción de Merck & Co Inc lla­ma­da V920. Hay otra va­cu­na de John­son y John­son dis­po­ni­ble, pe­ro las au­to­ri­da­des aún no la han usa­do por te­mor a crear con­fu­sión en­tre una po­bla­ción ya es­cép­ti­ca y a ve­ces hos­til.

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) aler­tó el pa­sa­do vier­nes de que el vi­rus del ébo­la es­tá ya ba­jo con­trol en la ciu­dad con­go­le­ña de Go­ma —con ca­si 2 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes y en la fron­te­ra con Ruan­da—, pe­ro ha re­sur­gi­do en otras zo­nas del país.

Ex­ten­sión a otras zo­nas

La me­dia de nue­vos ca­sos se man­tie­ne cons­tan­te y tan­to las au­to­ri­da­des lo­ca­les co­mo las or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les no ba­jan la guar­dia. En­tre los úl­ti­mos ca­sos con­fir­ma­dos de con­ta­gio se in­clu­ye una mu­jer de más de 70 años que no ha­bía man­te­ni­do con­tac­to con nin­gún en­fer­mo ni ha­bía via­ja­do a una zo­na a la que hu­bie­se lle­ga­do el bro­te. El je­fe del de­par­ta­men­to de emer­gen­cias sa­ni­ta­rias de la OMS, Mi­chael Ryan, ex­pli­có que mu­jer, re­si­den­te en el re­mo­to pue­blo de Pin­ga —un te­rri­to­rio con­tro­la­do por los re­bel­des— se ha­bía con­ta­gia­do al in­ge­rir car­ne o a tra­vés de otra fuen­te ani­mal. En su opi­nión es una de las “ex­ten­sio­nes preo­cu­pan­tes” de la en­fer­me­dad, por­que Pin­ga es área inac­ce­si­ble al no­res­te de Go­ma. “Ne­ce­si­ta­mos ase­gu­rar­nos de que no ha ha­bi­do otra vía pro­ce­den­te del bos­que o de una fuen­te zoo­nó­ti­ca o ani­mal”, apun­tó Ryan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.