La Guar­dia Ci­vil des­ar­ti­cu­la seis ban­das de nar­cos en An­da­lu­cía

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - N. S.,

Lo que em­pe­zó co­mo una in­ves­ti­ga­ción so­bre co­ches ro­ba­dos aca­bó de­ri­van­do en al­go mu­cho ma­yor. La Guar­dia Ci­vil anun­ció ayer la cul­mi­na­ción de la Ope­ra­ción Bal­bi, una ac­tua­ción con­tra nar­co­tra­fi­can­tes an­da­lu­ces que se ha sal­da­do con 85 per­so­nas de­te­ni­das y seis ban­das des­ar­ti­cu­la­das en to­da An­da­lu­cía, así co­mo 17 ar­mas de fue­go, 49 vehícu­los y más de 5 to­ne­la­das de ha­chís in­cau­ta­das.

To­do co­men­zó en ve­rano, cuan­do la sus­trac­ción de co­ches de al­ta ga­ma en con­ce­sio­na­rios o a par­ti­cu­la­res a ple­na luz del día en la pro­vin­cia de Má­la­ga lla­mó la aten­ción de la Guar­dia Ci­vil. Si­guien­do el ras­tro de los au­to­mó­vi­les, lle­ga­ron has­ta seis or­ga­ni­za­cio­nes de nar­cos, que fue­ron ca­yen­do co­mo fi­chas de do­mi­nó.

Los gru­pos des­man­te­la­dos de­mues­tran la gran va­rie­dad de fór­mu­las que uti­li­zan los de­lin­cuen­tes pa­ra traer ha­chís has­ta Es­pa­ña y su pos­te­rior dis­tri­bu­ción por Eu­ro­pa. Te­nían di­ver­sas na­cio­na­li­da­des y tra­ba­ja­ban de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te, sin víncu­los en­tre sí. So­lo com­par­tían la mis­ma ne­ce­si­dad: vehícu­los de gran ci­lin­dra­da y ca­pa­ci­dad de car­ga pa­ra ali­jar y trans­por­tar la dro­ga a su des­tino en el me­nor tiem­po po­si­ble. To­das ope­ra­ban en­tre Gra­na­da, Má­la­ga y Cá­diz y uti­li­za­ron el mis­mo su­mi­nis­tra­dor de co­ches, lo que fue su per­di­ción.

Ar­mas de gue­rra

Las más nu­me­ro­sas, in­te­gra­da por 50 per­so­nas es­pa­ño­las, es­ta­ba asen­ta­da en Ma­nil­va (Má­la­ga) y Pi­nos Puen­te (Gra­na­da). Ali­ja­ba ha­chís en las cos­tas ma­la­gue­ñas y gra­na­di­nas y lue­go lo re­par­tían por Eu­ro­pa. La Guar­dia Ci­vil sub­ra­ya que era al­ta­men­te so­fis­ti­ca­da: em­plea­ba sis­te­mas de co­mu­ni­ca­ción en­crip­ta­da y ar­mas de gue­rra, y no du­da­ba en apli­car “ex­tre­ma vio­len­cia” pa­ra man­te­ner la dis­ci­pli­na in­ter­na.

Tam­bién los co­ches fue­ron la pis­ta pa­ra de­te­ner a cua­tro miem­bros de una ban­da de ar­ge­li­nos, a otra for­ma­da por ciu­da­da­nos bri­tá­ni­cos y a un gru­po de es­pa­ño­les asen­ta­do en Es­te­po­na. Ade­más, per­mi­tie­ron des­ar­ti­cu­lar otra or­ga­ni­za­ción de­di­ca­da a pres­tar apo­yo lo­gís­ti­co a es­tos gru­pos. A los de­te­ni­dos, de na­cio­na­li­da­des es­pa­ño­la, in­gle­sa, fran­ce­sa, ma­rro­quí y argelina, se les atri­bu­yen los de­li­tos de trá­fi­co de dro­gas, per­te­nen­cia a or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal, ro­bo de vehícu­los, fal­si­fi­ca­ción de do­cu­men­tos, re­cep­ta­ción, te­nen­cia ile­gal de ar­mas y ex­plo­si­vos, cohe­cho, re­ve­la­ción de se­cre­tos, omi­sión del de­ber de per­se­guir de­li­tos y cons­pi­ra­ción pa­ra el se­cues­tro y ase­si­na­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.