Ma­cri in­ten­ta a la de­ses­pe­ra­da evitar un co­lap­so eco­nó­mi­co en su man­da­to

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - ENRIC GONZÁLEZ,

Ar­gen­ti­na lle­ga al lí­mi­te. La ad­mi­sión de que a cor­to pla­zo no pue­de ha­cer fren­te a sus deu­das, uni­da al anun­cio de una com­pli­ca­da re­ne­go­cia­ción con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal

Los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros man­tu­vie­ron ayer una extraña cal­ma. Los vo­lú­me­nes de ne­go­cia­ción fue­ron muy ba­jos y el pe­so, tras una brus­ca caí­da ini­cial, se man­tu­vo en las 60 uni­da­des por dó­lar. Pa­ra eso fue ne­ce­sa­rio que el Ban­co Cen­tral subie­ra los ti­pos de in­te­rés que pa­ga por la deu­da en le­tras has­ta el 79% y ven­die­ra más de 350 mi­llo­nes de dó­la­res pro­ce­den­tes de sus re­ser­vas. Pa­ra al­gu­nas ope­ra­cio­nes a fu­tu­ro, en los mer­ca­dos de ex­por­ta­ción agra­ria, se fi­jó un cam­bio de 70 pe­sos por dó­lar pa­ra di­ciem­bre, y de has­ta 100 pe­sos por dó­lar pa­ra mar­zo de 2020. Esas son las ex­pec­ta­ti­vas.

El ries­go-país —que mi­de el so­bre­pre­cio que Ar­gen­ti­na de­be­ría pa­gar en el mer­ca­do si al­guien le pres­ta­ra di­ne­ro— es­ca­la­ba ayer has­ta los 2.255 pun­tos —es de­cir, el 22,55%— y to­do in­di­ca que la tor­men­ta no ha pa­sa­do. Si el Fon­do Mo­ne­ta­rio, que por el mo­men­to ha evi­ta­do co­men­tar la de­man­da de re­ne­go­cia­ción, no des­em­bol­sa­ra en sep­tiem­bre los 5.400 mi­llo­nes de dó­la­res (unos 4.880 mi­llo­nes de eu­ros) que te­nía pre­vis­to li­be­rar den­tro de un prés­ta­mo glo­bal de 57.000 mi­llo­nes, la si­tua­ción su­fri­ría un agra­va­mien­to de con­se­cuen­cias im­pre­vi­si­bles.

Los in­ver­so­res per­ma­ne­cie­ron ayer a la ex­pec­ta­ti­va y em­pe­za­ron a di­se­ñar pla­nes de cau­te­la fren­te a nue­vas me­di­das. Mu­chos de ellos pen­sa­ban que en po­co tiem­po se­ría inevi­ta­ble al­gún ti­po de con­trol de cam­bios (no muy dis­tin­to del fa­mo­so “ce­po cam­bia­rio” im­plan­ta­do por Cris­ti­na Fernández de Kirch­ner en su se­gun­do man­da­to) y pre­pa­ra­ron vías pa­ra sa­car sus di­vi­sas. El apla­za­mien­to de deu­das ale­jó un po­co el te­mi­do fan­tas­ma del de­fault o sus­pen­sión de pa­gos, pe­ro no di­si­pó por com­ple­to los te­mo­res. La es­tra­te­gia de Ma­cri con­sis­te en (FMI), pro­cu­ró al Go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri un mo­men­to de res­pi­ro en pleno nau­fra­gio. Des­per­tó tam­bién el te­mor a la im­plan­ta­ción de con­tro­les cam­bia­rios e in­clu­so a una sus­pen­sión de pa­gos, si el pe­so si­guie­ra de­pre­cián­do­se. Ma­cri di­jo com­pren­der “la preo­cu­pa­ción y an­gus­tia” de los argentinos y pa­re­ció ad­mi­tir que su úni­ca am­bi­ción es ya lle­gar sin nue­vos desas­tres a las elec­cio­nes del 27 de oc­tu­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.