Muer­te del fe­to, par­tos pre­ma­tu­ros y se­cue­las neu­ro­ló­gi­cas

Los ex­per­tos ad­vier­ten de los prin­ci­pa­les ries­gos que pue­de aca­rrear la in­fec­ción

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - E. S.,

Lis­te­ria mo­nocy­to­ge­nes es una bac­te­ria trai­cio­ne­ra en los em­ba­ra­zos. Una ma­dre sa­na pue­de te­ner la in­fec­ción de ma­ne­ra asin­to­má­ti­ca o de for­ma muy le­ve. Y, sin em­bar­go, es­te pa­tó­geno pue­de ser le­tal pa­ra el fe­to. Juan An­to­nio Abas­cal, es­pe­cia­lis­ta en Me­di­ci­na Pre­ven­ti­va y Sa­lud Pú­bli­ca, ex­pli­ca que su­frir un abor­to es una de las con­se­cuen­cias más pro­ba­bles de la in­fec­ción, “un ries­go que se in­cre­men­ta en un 80% du­ran­te el ter­cer tri­mes­tre del em­ba­ra­zo”.

En los úl­ti­mos días de la ges­ta­ción, es ha­bi­tual que la bac­te­ria cau­se un par­to pre­ma­tu­ro en el que ha­brá mu­chas po­si­bi­li­da­des de que el be­bé nazca in­fec­ta­do. En es­tos ca­sos sue­len te­ner ba­jo pe­so y su­frir in­su­fi­cien­cias res­pi­ra­to­rias o cir­cu­la­to­rias, ade­más de po­seer un ele­va­do ries­go de desa­rro­llar “sep­sis [res­pues­ta in­mu­ni­ta­ria ful­mi­nan­te y gra­ví­si­ma a una in­fec­ción ge­ne­ra­li­za­da] y en­ce­fa­lo­pa­tías [afec­ta­ción ce­re­bral]”, aña­de Abas­cal. En es­tos ca

/ A. R.

In­ma Ruiz, em­ba­ra­za­da y afec­ta­da por el bro­te, ya da­da de al­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.