Pa­gar por pres­tar di­ne­ro: la in­cóg­ni­ta de los ti­pos ne­ga­ti­vos

La deu­da con ren­ta­bi­li­dad ba­jo ce­ro su­pera ya los 15 bi­llo­nes de eu­ros y an­ti­ci­pa una épo­ca de ba­jo cre­ci­mien­to e in­fla­ción

El País (País Vasco) - - ECONOMÍA Y TRABAJO - LUIS DONCEL,

Bank of Ame­ri­ca aler­ta del ries­go de una bur­bu­ja en el mer­ca­do de deu­da

Hi­po­te­cas en Di­na­mar­ca a cos­te ce­ro; o in­clu­so que le sa­len a pa­gar al ban­co que las con­ce­de. Un Go­bierno ale­mán que se plan­tea si de­be ile­ga­li­zar la po­si­bi­li­dad de que el ban­co co­bre a los pe­que­ños aho­rra­do­res por de­po­si­tar su di­ne­ro. Una cur­va de ti­pos in­só­li­ta se­gún la cual la deu­da es­ta­dou­ni­den­se a tres me­ses ofre­ce una ren­ta­bi­li­dad su­pe­rior que la de 30 años. O unas hi­po­te­cas es­pa­ño­las que, pa­ra al­gu­nos de los que com­pra­ron ca­sa en los años del boom, aho­ra ofre­cen unos ti­pos en ne­ga­ti­vo, es de­cir, que es la en­ti­dad la que es­tá pa­gan­do al clien­te por ha­ber­le pres­ta­do di­ne­ro.

Ha­ce tiem­po que el mer­ca­do de deu­da pa­re­ce ha­ber­se vuel­to lo­co. Al­go que a pri­me­ra vis­ta pa­re­ce con­tra­in­tui­ti­vo —pa­gar por pres­tar di­ne­ro— se es­tá con­vir­tien­do ya en una nue­va nor­ma­li­dad. La deu­da que ofre­ce ren­ta­bi­li­da­des ne­ga­ti­vas avan­za a un rit­mo im­pa­ra­ble. Inexis­ten­te en 2014, se ha dis­pa­ra­do en muy po­co tiem­po. Se­gún Bloom­berg, en agos­to su­peró de lar­go los 15 bi­llo­nes de eu­ros, el equi­va­len­te a en­tre 12 y 13 ve­ces el PIB es­pa­ñol.

Pe­ro, ¿qué efec­tos ten­drá es­ta ano­ma­lía en unos mer­ca­dos don­de abun­da la li­qui­dez; y la in­fla­ción y los ti­pos de in­te­rés es­tán en mí­ni­mos? Ade­más de ser una ben­di­ción pa­ra fa­mi­lias, em­pre­sas y Es­ta­dos que ten­gan que en­deu­dar­se, las con­se­cuen­cias de es­ta nue­va era de ti­pos ne­ga­ti­vos son por aho­ra bas­tan­te des­co­no­ci­das. El Bank of Ame­ri­ca aler­ta­ba en un in­for­me re­cien­te de que el fe­nó­meno de los ti­pos de in­te­rés ba­jo ce­ro se ha con­ver­ti­do en una de las “gran­des preo­cu­pa­cio­nes” pa­ra las eco­no­mías avan­za­das.

“Si al­guien nos dice ha­ce años que es­ta­ría­mos en es­ta si­tua­ción, no ha­bría­mos da­do cré­di­to”, re­co­no­ce Fran­cis­co Vidal, eco­no­mis­ta je­fe de In­ter­mo­ney.

Ale­ma­nia ofre­ce ren­di­mien­tos ba­jo ce­ro en to­dos los pla­zos de sus bo­nos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.