El pre­cio de la fa­ma

El País (País Vasco) - - CULTURA - FER­NAN­DO NA­VA­RRO

Dis­co: Free

Se­llo: Ca­ro­li­ne / Mu­sic as usual Ca­li­fi­ca­ción: 6 so­bre 10. La fa­ma es, a ve­ces, una cárcel. Eso pien­sa Iggy Pop, pio­ne­ro de la es­té­ti­ca punk, agi­ta­dor nihi­lis­ta al fren­te de The Stoo­ges y ca­la­ve­ra in­can­sa­ble del rock muscu­loso. La fa­ma es ese mo­do de vi­da que lle­va a un mú­si­co cé­le­bre, de in­cues­tio­na­ble pe­so en la his­to­ria del rock, a es­tar ex­haus­to de su pa­pel so­bre el es­ce­na­rio. De esa fa­ma quie­re huir Iggy Pop y de esa hui­da, o in­ten­to de hui­da, tra­ta su nue­vo dis­co, Free. No es que La igua­na quie­ra de­jar la mú­si­ca, sino que el rep­til más fa­mo­so del rock mues­tra sus des­va­ríos an­te el can­san­cio men­tal y fí­si­co de es­te ne­go­cio, en el que, to­do sea di­cho, ha do­bla­do la ro­di­lla en al­gu­na oca­sión de for­ma preo­cu­pan­te pa­ra me­jo­rar las ci­fras de su cuen­ta co­rrien­te.

Free es una obra in­ti­mis­ta, ar­ti­cu­la­da des­de un jazz es­pi­ri­tual que se sa­le del mol­de de su ca­rre­ra. Ha­bría que re­mon­tar­se al en­de­ble Ave­nue B, pu­bli­ca­do en 1999, pa­ra ha­llar un ál­bum tan eso­té­ri­co y con­fe­sio­nal. Por for­tu­na, el nue­vo tra­ba­jo tie­ne más vir­tu­des que aquél.

En la no­ta de pre­sen­ta­ción del ál­bum, Iggy Pop afir­ma: “En es­te dis­co otros ar­tis­tas ha­blan por mí, pe­ro yo pres­to mi voz”. Ha­ce bien en re­co­no­cer el tra­ba­jo de Sa­rah Lips­ta­te, gui­ta­rris­ta ex­pe­ri­men­tal que se es­con­de tras el nom­bre ar­tís­ti­co de No­ve­ller y que ha tra­ba­ja­do con Lee Re­nal­do y So­nic Youth, y, es­pe­cial­men­te, Le­ron Thomas, trom­pe­tis­ta te­jano que se ha la­bra­do un nom­bre en la in­quie­ta es­ce­na neo­yor­qui­na y ha co­la­bo­ra­do con mú­si­cos co­mo Michael Sti­pe o los ra­pe­ros Mos Def y Lauryn Hill.

El ál­bum des­can­sa en el buen ha­cer de am­bos, crea­do­res de am­bien­tes se­duc­to­res en la pri­me­ra ca­ra, pe­ro es­pe­cial­men­te es la trom­pe­ta de Thomas la que in­tro­du­ce a Free en un plano su­ge­ren­te, es­cu­rri­di­zo. Re­sal­tan So­na­li o James Bond por sus fi­li­gra­nas jaz­zís­ti­cas y Dirty Sanchez, más pai­sa­jís­ti­ca. La se­gun­da par­te del ál­bum se des­plo­ma con We Are The Peo­ple, Do Not Go Gentle In­to That Good o Tha Dawn, en las que Iggy re­ci­ta más que can­ta. Al es­ti­lo de Johnny Cash, Bob Dy­lan o Lou Reed, el sep­tua­ge­na­rio can­tan­te ofre­ce su obra de la ve­jez. Por es­ti­lo, em­pas­ta más con Blacks­tar de Da­vid Bo­wie, pe­ro Iggy Pop se que­da pel­da­ños por de­ba­jo de don­de Bo­wie subió a los cie­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.