El par­ti­do mu­tan­te

El Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas bas­cu­la ha­cia la iz­quier­da y abra­za el eu­ro­peís­mo en su nue­va trans­for­ma­ción

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - DA­NIEL VERDÚ,

“Ten­go es­tas es­tre­llas, pe­ro si no le gus­tan ten­go otras cin­co”, po­dría de­cir­le Grou­cho Marx a Bep­pe Gri­llo, co­le­ga de pro­fe­sión y fun­da­dor del par­ti­do an­ti­sis­te­ma que es­tos días vuel­ve a mu­tar pa­ra aliar­se con el PD, quin­tae­sen­cia del es­ta­blish­ment ita­liano. La for­ma­ción, sur­gi­da ha­ce una dé­ca­da de la mano del có­mi­co ge­no­vés y de Gian­ro­ber­to Ca­sa­leg­gio, un em­pre­sa­rio de la co­mu­ni­ca­ción di­gi­tal con ideas utó­pi­cas so­bre la de­mo­cra­cia, se edi­fi­có so­bre los pi­la­res de la par­ti­ci­pa­ción di­rec­ta en la po­lí­ti­ca y un es­que­ma su­pues­ta­men­te po­si­deo­ló­gi­co. “Ni de de­re­chas ni de iz­quier­das”, re­pi­ten sus di­ri­gen­tes a ca­da quie­bro ga­to­par­diano de la for­ma­ción.

Una pre­mi­sa que les ha per­mi­ti­do pes­car en un am­plio ca­la­de­ro elec­to­ral y bas­cu­lar a un la­do y otro del ar­co par­la­men­ta­rio sin in­mu­tar­se. La nue­va trans­for­ma­ción, aho­ra de la mano del Par­ti­do De­mo­crá­ti­co (PD), de cen­troiz­quier­da, pue­de te­ner con­se­cuen­cias irre­ver­si­bles y trans­for­mar de­fi­ni­ti­va­men­te al par­ti­do.

El M5S, en par­te de­bi­do tam­bién a su ju­ven­tud, ha da­do va­rios ban­da­zos ideo­ló­gi­cos. En el par­ti­do ha cam­bia­do ca­si to­do, me­nos la per­so­na que si­gue to­man­do las de­ci­sio­nes im­por­tan­tes —Gri­llo vol­vió a ba­jar a la are­na es­te ve­rano pa­ra ce­rrar el pac­to con el PD— y la pro­pie­dad de to­do el apa­ra­to tec­no­ló­gi­ca que lo sos­tie­ne. El em­pre­sa­rio Gian­ro­ber­to Ca­sa­leg­gio fa­lle­ció en 2016, hoy su hi­jo ocu­pa su lu­gar y par­ti­ci­pa en las de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas, pe­se a no ha­ber si­do ele­gi­do por na­die.

La alian­za con el PD, inevi­ta­ble­men­te, vol­ve­rá a cam­biar el cen­tro de gra­ve­dad en di­ver­sos asun­tos. Los or­to­do­xos del par­ti­do, los que per­te­ne­cen al ala más a la iz­quier­da, han vuel­to a im­po­ner­se tras la fa­lli­da ex­pe­rien­cia con la de­re­cha (Lui­gi di Maio y el pro­pio Ca­sa­leg­gio no veían con bue­nos ojos la alian­za con el PD).

Lui­gi di Maio se ha con­ver­ti­do en un per­so­na­je in­có­mo­do

La for­ma­ción in­ten­ta­rá aliar­se con Los Verdes en Es­tras­bur­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.