Re­ci­pro­ci­dad con las re­glas del Pe­ñón

El País (País Vasco) - - ESPAÑA -

Pa­ra evi­tar pro­ble­mas en los in­ter­cam­bios en­tre Es­pa­ña y el Pe­ñón, el de­cre­to fren­te a un Bre­xit des­or­de­na­do in­clu­ye un apar­ta­do re­la­ti­vo al trans­por­te con Gi­bral­tar. El tex­to abre la puer­ta a que el Go­bierno per­mi­ta el trán­si­to en­tre Gi­bral­tar y Es­pa­ña de vehícu­los de em­pre­sas es­ta­ble­ci­das en el Pe­ñón. El re­qui­si­to es que las fir­mas cuen­ten con una li­cen­cia es­pe­cial, que no se­rá ne­ce­sa­ria pa­ra car­gas li­ge­ras o pa­ra trans­por­te de me­di­ca­men­tos.

Esas con­di­cio­nes ven­ta­jo­sas ca­du­can el pró­xi­mo 31 de di­ciem­bre, aun­que es po­si­ble que se re­vi­se la fe­cha si el Bre­xit se re­tra­sa. To­do el apar­ta­do es­tá con­di­cio­na­do a que las em­pre­sas trans­por­tis­tas es­pa­ño­las “re­ci­ban un tra­to re­cí­pro­co cuan­do sus vehícu­los cir­cu­len por Gi­bral­tar”. con Gi­bral­tar”, ase­gu­ró en una con­fe­ren­cia de pren­sa ce­le­bra­da en la se­de del mi­nis­te­rio.

Las re­la­cio­nes con el Pe­ñón su­po­nen un ele­men­to di­fe­ren­cial pa­ra Es­pa­ña, res­pec­to a otros paí­ses eu­ro­peos, a la ho­ra de di­se­ñar los pla­nes de con­tin­gen­cia. Si se con­su­ma la sa­li­da del Reino Uni­do, la ver­ja cons­ti­tui­rá una fron­te­ra ex­te­rior de la UE. Unas 28.000 per­so­nas la cru­zan ca­da día, en ge­ne­ral de ma­ne­ra muy flui­da. Cual­quier cam­bio en el es­ta­tus del Reino Uni­do obli­ga­rá a es­ta­ble­cer mo­di­fi­ca­cio­nes.

Nue­vo es­ta­tus ju­rí­di­co

Bo­rrell no pu­do asis­tir a la reunión con Sán­chez por­que te­nía un com­pro­mi­so pre­vio (pre­ci­sa­men­te, la pre­sen­ta­ción de cre­den­cia­les del nue­vo em­ba­ja­dor bri­tá­ni­co en Es­pa­ña, Hugh Elliott). Pre­gun­ta­do so­bre po­si­bles vul­ne­ra­bi­li­da­des de los pla­nes de con­tin­gen­cia es­pa­ño­les, el ti­tu­lar de Ex­te­rio­res ad­vir­tió de que las nue­vas cir­cuns­tan­cias en el pa­so de la ver­ja —en ca­so de sa­li­da abrup­ta de la UE por par­te del Reino Uni­do— re­sul­tan inevi­ta­bles: “Te­ne­mos el má­xi­mo in­te­rés en que el Bre­xit no im­pli­que com­pli­ca­cio­nes en la vi­da de los ciu­da­da­nos, pe­ro el es­ta­tus ju­rí­di­co, nos gus­te o no, va a cam­biar. Y esa fron­te­ra se va a re­gir por unas nor­mas di­fe­ren­tes”.

Más allá de ese ele­men­to, el je­fe de la di­plo­ma­cia es­pa­ño­la sos­tu­vo que los pla­nes de con­tin­gen­cia es­pa­ño­les “si­guen sien­do vá­li­dos”. En úl­ti­ma ins­tan­cia, cual­quier mo­di­fi­ca­ción re­sul­ta aho­ra pre­ma­tu­ra, una vez que el Par­la­men­to bri­tá­ni­co ha fre­na­do el plan del pri­mer mi­nis­tro, Bo­ris John­son, de for­zar una sa­li­da abrup­ta de la UE el pró­xi­mo 31 de oc­tu­bre.

La reunión pre­si­di­da por Sán­chez, que se con­vo­có an­tes de ese nue­vo gi­ro de guion en el Par­la­men­to bri­tá­ni­co, ha alum­bra­do otros acuer­dos por si la si­tua­ción vuel­ve a des­ca­rri­lar en Lon­dres. Un gru­po de tra­ba­jo de­pen­dien­te de la Co­mi­sión In­ter­mi­nis­te­rial pa­ra el Bre­xit, que aglu­ti­na a los mi­nis­te­rios más afec­ta­dos por la sa­li­da bri­tá­ni­ca del club co­mu­ni­ta­rio, se re­uni­rá se­ma­nal­men­te a par­tir de aho­ra pa­ra ha­cer un se­gui­mien­to ex­haus­ti­vo de los pla­nes de emer­gen­cia.

/ EMILIO NARANJO (EFE)

Pe­dro Sán­chez ha­bla con la mi­nis­tra Ma­ría Je­sús Mon­te­ro. En pri­mer tér­mino, Car­men Cal­vo (iz­quier­da) y Mar­ga­ri­ta Ro­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.