Ar­gen­ti­na pue­de y de­be re­sur­gir

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

Re­sul­ta di­fí­cil en­ten­der que Ar­gen­ti­na su­fra con tan­ta asi­dui­dad cri­sis eco­nó­mi­cas tan pro­fun­das co­mo la ac­tual, en la que una ter­ce­ra par­te de su po­bla­ción se en­cuen­tra en si­tua­ción de po­bre­za pe­se a con­tar con enor­mes re­cur­sos na­tu­ra­les, un sec­tor agrí­co­la con tec­no­lo­gía pun­ta, un sec­tor ga­na­de­ro en el que la car­ne es re­co­no­ci­da mun­dial­men­te por su ca­li­dad, un al­to ni­vel de de­sa­rro­llo cien­tí­fi­co y una es­truc­tu­ra in­dus­trial fuer­te y di­ver­si­fi­ca­da. Pe­ro unas ve­ces por sus Go­bier­nos y otras por las impu­tacio­nes por co­rrup­ción de al­gu­nos di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos, el país se ha di­ri­gi­do a una si­tua­ción in­sos­te­ni­ble con im­por­tan­tes des­equi­li­brios en su eco­no­mía.

A pe­sar del pa­no­ra­ma tan som­brío que vi­ve el país es­tos días, no me ca­be la me­nor du­da de que Ar­gen­ti­na pue­de y de­be re­sur­gir, por­que tie­ne un enor­me po­ten­cial, aun­que pa­ra ello va a ne­ce­si­tar un gran acuer­do a es­ca­la na­cio­nal de las prin­ci­pa­les for­ma­cio­nes po­lí­ti­cas y agen­tes so­cia­les, con in­de­pen­den­cia del can­di­da­to que sal­ga ele­gi­do en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del pró­xi­mo mes de oc­tu­bre. En cual­quier ca­so, ten­drá que asu­mir gran­des sa­cri­fi­cios.

Ja­vier Cor­de­ro Ruiz. Ma­drid

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.