La Cá­ma­ra de Dipu­tados, si­tia­da por la ul­tra­de­re­cha

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL -

Ita­lia vi­vi­rá a par­tir de hoy un con­flic­to per­ma­nen­te en­tre las ins­ti­tu­cio­nes y la ca­lle. Al me­nos, esa par­te que con­tro­lan la Li­ga, los pos­fas­cis­tas de Her­ma­nos de Ita­lia y los par­ti­dos abier­ta­men­te fas­cis­tas de Ca­sa­Pound y For­za Nuo­va. Ayer, a las puer­tas de la Cá­ma­ra de Dipu­tados se con­cen­tra­ron mi­les de mi­li­tan­tes de di­chas for­ma­cio­nes pa­ra gri­tar con­tra el Eje­cu­ti­vo que es­ta­ba apro­bán­do­se den­tro.

Los par­ti­ci­pan­tes en la pro­tes­ta, con­vo­ca­da por esos par­ti­dos, blo­quea­ron to­das las ca­lles que per­mi­tían ac­ce­der al pa­la­cio de Mon­te­ci­to­rio y par­ti­ci­pa­ron en una suer­te de mi­tin po­lí­ti­co ba­jo el mis­mo le­ma: “En nom­bre del pue­blo so­be­rano, no al Go­bierno de las pol­tro­nas”.

Gior­gia Me­lo­ni, lí­der de Her­ma­nos de Ita­lia y una de las fi­gu­ras emer­gen­tes en es­ta cri­sis, ha­bló an­tes que Sal­vi­ni y le dio “la bien­ve­ni­da a ca­sa de nue­vo”. Una for­ma de re­mar­car que los vie­jos so­cios de cen­tro­de­re­cha nun­ca vie­ron bien el pac­to con el M5S y aho­ra tra­ta­rán de ele­var su per­fil. Sal­vi­ni apa­re­ció po­co des­pués, tras de­ce­nas de sel­fis con ma­ni­fes­tan­tes, y subió al es­ce­na­rio des­pués de que so­na­se

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.