Asa­la­ria­dos

El País (País Vasco) - - PANTALLAS - Fé­lix de Azúa

La se­ma­na an­te­rior me re­fe­ría a la des­apa­ri­ción de lo com­ple­jo, lo di­fí­cil, lo que exi­ge es­fuer­zo, y a la im­pa­ra­ble sim­pli­fi­ca­ción de nues­tras vi­das. Pe­ro jun­to a lo sim­ple en las ar­tes, la po­lí­ti­ca, la uni­ver­si­dad o las co­mu­ni­ca­cio­nes, fal­ta­ba una sec­ción esen­cial: el tra­ba­jo.

Un ami­go ban­ca­rio me co­men­tó que los ban­cos es­tán ya pre­pa­ran­do la des­apa­ri­ción del tra­to per­so­nal. Los que no te­ne­mos más re­me­dio que de­jar nues­tra nó­mi­na o fac­tu­ras en los co­fres de los ban­cos va­mos a te­ner que tra­ba­jar pa­ra sus­ti­tuir al per­so­nal de la ban­ca. Al­gu­nas en­ti­da­des han ce­rra­do ya un buen nú­me­ro de ofi­ci­nas y es no­ta­ble que no co­noz­ca­mos un aná­li­sis de ese cie­rre. Mi ban­co, por ejem­plo, ha eli­mi­na­do dos ofi­ci­nas en el ba­rrio y nos obli­ga a ca­mi­nar has­ta la que a ellos les in­tere­sa. Pe­ro in­clu­so esa de­ja­rá de aten­der al pú­bli­co y to­das las ope­ra­cio­nes las ha­re­mos con ma­qui­ni­tas.

Ca­da vez hay me­nos tra­ba­jo, ca­da vez son me­nos ne­ce­sa­rios los tra­ba­ja­do­res y los que aún tra­ba­jan se ven con­de­na­dos a sub­sis­tir con suel­dos ca­da vez más mi­se­ra­bles y pro­vi­sio­na­les. Eso quie­re de­cir, sen­ci­lla­men­te, que so­bra mano de obra o fuer­za de tra­ba­jo, co­mo se la lla­ma­ba an­tes. A me­di­da que se ex­pan­de la tecno, ca­da vez so­bran más.

An­te es­ta si­tua­ción se su­po­nía que emer­ge­ría la pre­sión de la iz­quier­da y los sin­di­ca­tos, pe­ro no pue­den ha­cer na­da. Los sin­di­ca­tos so­lo pro­te­gen a quien ya tra­ba­ja, co­mo se vio con las huel­gas con­tra la po­bla­ción que iba o vol­vía de va­ca­cio­nes. Y la iz­quier­da so­lo exi­ge ca­pri­chos y an­to­jos de mi­no­rías, co­pia­dos de los cam­pus nor­te­ame­ri­ca­nos po­lí­ti­ca­men­te co­rrec­tos. Es cu­rio­so: los úni­cos que si­guen tra­ba­jan­do, ca­da vez en ma­yor nú­me­ro y con suel­dos ca­da vez más al­tos, son los po­lí­ti­cos. Y ca­da día hay más par­ti­dos de iz­quier­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.