Inago­ta­ble Es­pa­ña

La se­lec­ción pue­de con la re­sis­ten­cia de Po­lo­nia y al­can­za unas se­mi­fi­na­les por 12ª vez en los úl­ti­mos 14 años. El vier­nes pe­lea­rá con Aus­tra­lia o la Re­pú­bli­ca Che­ca por lle­gar a la fi­nal

El País (País Vasco) - - DEPORTES - FAUSTINO SÁEZ,

Es­pa­ña se cla­si­fi­có en Shang­hái pa­ra las se­mi­fi­na­les del Mun­dial por ter­ce­ra vez en su his­to­ria. La pro­lon­ga­ción de un re­co­rri­do me­mo­ra­ble en el que, por 12ª vez en los úl­ti­mos 14 años, la se­lec­ción vol­vió a co­lo­car­se en­tre los cuatro mejores en los gran­des cam­peo­na­tos in­ter­na­cio­na­les (Jue­gos, Mun­dia­les y Eu­ro­peos). Ca­yó Po­lo­nia ren­di­da a un elen­co ab­ne­ga­do y pa­sio­nal li­de­ra­do por Ricky Ru­bio (19 pun­tos y 9 asis­ten­cias) y en el que tu­vie­ron un pro­ta­go­nis­mo de­ci­si­vo los her­ma­nos Her­nan­gó­mez y Rudy Fer­nán­dez. Triun­fó una Es­pa­ña sa­cri­fi­ca­da, gre­mial, in­ten­sa y com­pro­me­ti­da; ale­ja­da de la es­tra­tos­fe­ra a la que la lle­va­ron Pau y Na­va­rro en an­te­rio­res via­jes, pe­ro con la mis­ma sol­ven­cia com­pe­ti­ti­va que de­ja­ron mar­ca­da los ma­yo­res. Un equi­po que, re­pli­can­do la di­ná­mi­ca as­cen­den­te que mar­ca su li­bro de es­ti­lo, vol­vió a cum­plir en el día D del cam­peo­na­to. El vier­nes, en Pe­kín, los de Ser­gio Sca­rio­lo pe­lea­rán fren­te al ven­ce­dor del Aus­tra­lia-Re­pú­bli­ca Che­ca que se jue­ga hoy (15.00, ho­ra pe­nin­su­lar) por una pla­za en la fi­nal.

“¡Sí, sí, sí, nos va­mos a Pe­kín!”, can­ta­ba la or­gu­llo­sa hin­cha­da es­pa­ño­la en el Orien­tal Sport Cen­ter tras otro par­ti­do pa­ra la his­to­ria com­pe­ti­ti­va de un equi­po inago­ta­ble. Un gru­po aga­rra­do a la en­tre­ga co­mo ar­gu­men­to in­que­bran­ta­ble y ga­ran­tía de pe­lea. De ins­pi­ra­ción epi­só­di­ca pe­ro im­pli­ca­ción in­de­le­ble. An­te Po­lo­nia tar­dó en cua­jar la de­fen­sa pe­ro, a cam­bio, flu­yó me­jor el ata­que. Lle­ga­ron pri­me­ros los pun­tos y lue­go el ce­rro­jo. Ricky apun­ta­ló la pre­sen­ta­ción es­pa­ño­la en el par­ti­do con ocho pun­tos en seis mi­nu­tos y un alar­de de di­na­mis­mo que com­ple­tó Marc con un pu­ña­do de asis­ten­cias. El do­mi­nio en el re­bo­te per­mi­tió a los de Sca­rio­lo co­men­zar con flui­dez, pe­ro con la in­ten­den­cia de Waczyns­ki y Slaugh­ter y una re­me­sa de tri­ples es­tra­té­gi­cos, Po­lo­nia con­tu­vo la efer­ves­cen­cia de la se­lec­ción y equi­li­bró rá­pi­da­men­te el pul­so (18-18, m. 9).

Es­ta­ba a pun­to de lle­gar una tor­men­ta con más rui­do que nue­ces an­te un ri­val respondón. El atas­co en el pe­rí­me­tro es­pa­ñol du­ran­te to­do el cam­peo­na­to ex­plo­tó en Shang­hái en for­ma de rá­fa­ga de­mo­le­do­ra. Con cuatro tri­ples en ape­nas dos mi­nu­tos (tres de Juan­cho y uno de Rudy), los de Sca­rio­lo de­ja­ron ti­ri­tan­do a su ri­val (38-28, m. 14). Sin em­bar­go, a pe­sar de la sa­cu­di­da, Po­lo­nia no per­dió tiem­po en tri­bu­la­cio­nes. Co­mo dan­do por des­con­ta­da la em­bes­ti­da de Es­pa­ña, el con­jun­to de Mi­ke Tay­lor se levantó sin re­mil­gos de la lo­na. El cha­pa­rrón no les re­ba­jó la va­len­tía.

El par­cial de Es­pa­ña de 13-5 se con­vir­tió en uno de vuel­ta de 1-9. La de­ter­mi­na­ción po­la­ca evi­den­ció en ese tra­mo que el ce­men­to es­pa­ñol aún no ha­bía fra­gua­do. Con Po­nit­ka fue­ra de ca­rril en ata­que, Wazcyns­ki y Slaugh­ter car­ga­ron con la res­pon­sa­bi­li­dad de un equi­po des­ca­ra­do pe­ro pa­ra­dó­ji­co. Los lí­de­res es­ta­dís­ti­cos de Po­lo­nia no eran ca­pa­ces de con­ver­tir la me­ri­to­ria re­sis­ten­cia en un plan co­lec­ti­vo y la se­gun­da uni­dad con

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.