Un lí­der de la pro­tes­ta de Hong Kong pi­de apo­yo a Eu­ro­pa

Pe­kín re­pro­cha a Ber­lín por la reunión de su ti­tu­lar de Ex­te­rio­res con Jos­hua Wong

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - ANA CARBAJOSA,

Jos­hua Wong, co­no­ci­do ac­ti­vis­ta hong­ko­nés, pi­dió ayer a los paí­ses oc­ci­den­ta­les que no sa­cri­fi­quen la de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos en el te­rri­to­rio au­tó­no­mo chino, es­ce­na­rio de mul­ti­tu­di­na­rias pro­tes­tas en de­fen­sa de la democracia, por los am­plios la­zos co­mer­cia­les que les unen al gi­gan­te asiá­ti­co. Chi­na lla­mó a con­sul­tas al em­ba­ja­dor ale­mán en Pe­kín tras la reunión del lí­der es­tu­dian­til con el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res ale­mán, Hei­ko Maas.

“Es­pe­ra­mos que en el fu­tu­ro, cuan­do la Unión Eu­ro­pea ne­go­cie con Chi­na, ten­ga en cuen­ta los de­re­chos hu­ma­nos en re­la­ción con Hong Kong. Es ho­ra de que se res­pe­te la voz de los ciu­da­da­nos”, afir­mó ayer Wong, de 22 años, du­ran­te una rue­da de pren­sa en Ber­lín, en el mar­co de una gi­ra cu­yo ob­je­ti­vo es lan­zar una lla­ma­mien­to de so­co­rro a la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal pa­ra que apo­yen la re­vuel­ta hong­ko­ne­sa. A fi­na­les de la se­ma­na, via­ja­rá a Es­ta­dos Uni­dos.

El mar­tes, el Go­bierno chino lla­mó a con­sul­tas al em­ba­ja­dor de Ale­ma­nia en Pe­kín. Chi­na mos­tró su ma­les­tar des­pués de la reunión del ac­ti­vis­ta con Maas, en un even­to or­ga­ni­za­do por el diario sen­sa­cio­na­lis­ta ale­mán Bild. Des­pués del anun­cio del Eje­cu­ti­vo chino, el em­ba­ja­dor en Ber­lín, Wu Ke,n re­cal­có en una com­pa­re­cen­cia en la que no ad­mi­tió pre­gun­tas que Hong Kong es par­te del te­rri­to­rio chino y pi­dió a los po­lí­ti­cos ale­ma­nes que se abs­ten­gan de in­ter­ve­nir en asun­tos in­ter­nos chi­nos. Asi­mis­mo, ex­pli­có que el ca­mino pa­ra su­pe­rar las di­fe­ren­cias es el diá­lo­go, pe­ro que una con­di­ción in­dis­pen­sa­ble pa­ra ne­go­ciar es que “ce­se la vio­len­cia”, de la que acu­só a los ma­ni­fes­tan­tes.

En Ber­lín, Wong con­si­de­ró que Hong Kong es so­lo “la pri­me­ra lí­nea del fren­te de la lu­cha con­tra el ré­gi­men au­to­ri­ta­rio chino” y com­pa­ró la si­tua­ción del te­rri­to­rio au­tó­no­mo con la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca Ale­ma­na (RDA). “Hong Kong es el nue­vo Ber­lín en la nue­va gue­rra fría”, ase­gu­ró el ac­ti­vis­ta, quien a las pre­gun­tas de los pe­rio­dis­tas que du­da­ban de que su lu­cha tu­vie­ra po­si­bi­li­da­des de triun­far con­tes­tó op­ti­mis­ta: “Ha­ce tres dé­ca­das tam­po­co na­die pen­só que el mu­ro de Ber­lín pu­die­ra caer”. Wong agra­de­ció la aco­gi­da que le ofre­ció la ca­pi­tal ale­ma­na, don­de di­jo oler “el aroma de la li­ber­tad fren­te a los ga­ses la­cri­mó­ge­nos de Hong Kong”, y pi­dió a Ale­ma­nia que con­ge­le la ven­ta de ar­mas a Chi­na, que pue­dan ser uti­li­za­das en la re­pre­sión po­li­cial con­tra las pro­tes­tas en Hong Kong.

Ca­si a la vez, la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, com­pa­re­ció en el Par­la­men­to, don­de ase­gu­ró que du­ran­te su via­je la se­ma­na pa­sa­da a Chi­na hi­zo hin­ca­pié an­te los re­pre­sen­tan­tes del Go­bierno de la ne­ce­si­dad de res­pe­tar los de­re­chos hu­ma­nos. “Es co­rrec­to que Ale­ma­nia man­ten­ga la­zos con Chi­na en to­das las áreas, en las eco­nó­mi­cas, pe­ro tam­bién en los di­ver­sos for­ma­tos de diá­lo­go en torno a los de­re­chos hu­ma­nos”, afir­mó la can­ci­ller, quien no se ha reuni­do con Wong en Ber­lín. Pe­kín es el ter­cer des­tino de las ex­por­ta­cio­nes ale­ma­nas.

Wong fue pre­cur­sor de las pro­tes­tas que aho­ra lle­nan las ca­lles de la an­ti­gua co­lo­nia bri­tá­ni­ca. “Es­pe­ro que al­gún día no so­lo el pue­blo de Hong Kong, sino tam­bién to­da Chi­na pue­da dis­fru­tar de la li­ber­tad y la democracia”, re­cal­có el ac­ti­vis­ta.

/ A. BECHER (EFE)

Jos­hua Wong, en su rue­da de pren­sa ayer en Ber­lín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.