Un al­cal­de en gue­rra con su pro­pia po­li­cía

El regidor de Ou­ren­se lle­va años en cam­pa­ña con­tra los agen­tes a sus ór­de­nes, a los que til­da de “ma­fia”

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - CRIS­TI­NA HUETE,

El pa­sa­do 14 de fe­bre­ro, el ac­tual al­cal­de de Ou­ren­se, Gon­za­lo Pé­rez Já­co­me —en­ton­ces en la opo­si­ción, por su gru­po lo­ca­lis­ta Democracia Ou­ren­sa­na (DO)— fue en bus­ca de un ti­tu­lar a las in­me­dia­cio­nes del Pa­be­llón Mu­ni­ci­pal de De­por­tes. Allí en­tre­na­ba, fue­ra de ser­vi­cio, un po­li­cía lo­cal que ha­bía es­ta­cio­na­do mal su co­che par­ti­cu­lar. Já­co­me, en­ton­ces lá­ti­go del go­bierno lo­cal del PP —con el que aca­bó pac­tan­do a cam­bio de la al­cal­día—; de los fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les, a quie­nes acu­sa­ba de de­sidia, y de la Po­li­cía Lo­cal, a la que til­da­ba de ma­fia, de­ci­dió mos­trar a los ciu­da­da­nos la in­frac­ción del agen­te.

Tras un ri­fi­rra­fe en­tre el agen­te que in­ten­ta­ba sa­lir en su co­che y Já­co­me y otro con­ce­jal de su gru­po que se lo im­pe­dían, el aho­ra al­cal­de aca­bó de­nun­cia­do por coac­cio­nes y aco­so, mien­tras él de­man­da­ba al po­li­cía por coac­cio­nes e in­ten­to de atro­pe­llo. Já­co­me acu­dió ayer a de­cla­rar al juz­ga­do por la de­nun­cia del agen­te y sa­lió in­dig­na­do. Allí se en­te­ró de que el po­li­cía no ha­bía si­do san­cio­na­do por es­ta­cio­nar mal aquel día. “Lo im­por­tan­te no es es­ta mier­da de jui­cio, sino que a es­te po­li­cía no lo han mul­ta­do”, cla­mó el regidor, quien des­ve­ló que él tam­bién ha­bía es­ta­cio­na­do mal pa­ra po­der per­se­guir al agen­te. “Re­sul­ta que la Po­li­cía Lo­cal me mul­ta a mí por­que pa­ré allí el co­che pa­ra de­nun­ciar­lo y a él no”, pro­tes­tó, an­tes de anun­ciar que de­pu­ra­rá res­pon­sa­bi­li­da­des.

Já­co­me, due­ño de un co­mer­cio de ins­tru­men­tos mu­si­ca­les y de un ca­nal de te­le­vi­sión lo­cal, Au­ria TV, que des­de ha­ce años trans­mi­te en bu­cle sus dis­cur­sos po­lí­ti­cos y los ple­nos mu­ni­ci­pa­les, lle­va­ba años arre­me­tien­do con­tra fun­cio­na­rios, sin­di­ca­tos y Po­li­cía Lo­cal. Y con es­ta úl­ti­ma pa­re­ce ha­ber­se en­re­da­do en una es­pe­cie de juego del ga­to y el ra­tón.

Fue pa­ra ilus­trar ese dis­cur­so con­tra el cuer­po po­li­cial que acu­dió el 14 de fe­bre­ro, con una cá­ma­ra de su te­le­vi­sión, pa­ra gra­bar el co­che mal es­ta­cio­na­do del agen­te, sin­di­ca­lis­ta de UGT. Mien­tras lla­ma­ba a la pro­pia po­li­cía pa­ra que san­cio­na­se al com­pa­ñe­ro in­frac­tor, tra­ta­ba de im­pe­dir su sa­li­da plan­tán­do­se an­te el co­che e ins­tan­do a su em­plea­do: “¡Fil­ma aquí, fil­ma aquí!”.

En el ví­deo, que el pro­pio al­cal­de di­fun­dió en su mo­men­to, se ve al agen­te in­ten­tan­do avan­zar en su vehícu­lo pa­ra es­ca­par del cá­ma­ra y al con­ce­jal de DO que acom­pa­ña­ba a Já­co­me po­nien­do un pie ba­jo una rue­da, que le pa­sa por en­ci­ma. Cuan­do el fur­gón de ates­ta­dos de la Po­li­cía Lo­cal lle­ga al lu­gar, el agen­te ya ha con­se­gui­do sa­lir de la zo­na prohi­bi­da.

Já­co­me, que se pre­sen­ta­ba en aquel mo­men­to co­mo can­di­da­to a la al­cal­día, mos­tró el ví­deo en su te­le­vi­sión con un ale­ga­to en el que com­pra­ba a la po­li­cía ou­ren­sa­na con “la ma­fia po­li­cial de Cos­la­da”. Ayer, tras el jui­cio a puer­ta ce­rra­da, el al­cal­de se ra­ti­fi­có tras co­no­cer que el agen­te no ha­bía si­do mul­ta­do: “¡Es gra­ví­si­mo: lo que yo siem­pre de­nun­cié, que ha­bía ma­fia po­li­cial, se cons­ta­tó en el jui­cio!”.

De mo­men­to, en su cru­za­da con­tra el cuer­po po­li­cial, el regidor va per­dien­do: a la mul­ta que re­ci­bió por in­ten­tar que fue­ra san­cio­na­do el agen­te, se su­ma la que le pu­sie­ron en su pri­mer día en la al­cal­día, cuan­do es­ta­cio­nó tam­bién su co­che par­ti­cu­lar en zo­na prohi­bi­da, de­lan­te del Ayun­ta­mien­to.

Gon­za­lo Pé­rez Já­co­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.