“Los li­bros ge­ne­ran ciu­da­da­nos con es­pí­ri­tu crí­ti­co”

MA­RIO VAR­GAS LLO­SA

El País (País Vasco) - - CULTURA - J. C., Pre­mio No­bel de Li­te­ra­tu­ra

Las dos in­ter­ven­cio­nes pú­bli­cas de Ma­rio Var­gas Llo­sa en el Fes­ti­val His­pa­noa­me­ri­cano de Es­cri­to­res de Los Lla­nos de Ari­da­ne fue­ron car­tas de ba­ta­lla a fa­vor de la lec­tu­ra. An­te los ni­ños que se con­cen­tra­ron en el mu­ni­ci­pio ca­na­rio pa­ra es­cu­char la na­rra­ción de su cuen­to Fon­chi­to y la lu­na (que es­ce­ni­fi­có la co­lom­bia­na Pau­la Acu­ña) y an­te los adul­tos a los que, pre­sen­ta­do por Juan Je­sús Ar­mas Mar­ce­lo, ur­gió a leer pa­ra no ser en­ga­ña­dos. De eso si­guió ha­blan­do, ho­ras más tar­de, con EL PAÍS. Se re­fe­ría a la im­por­tan­cia que el en­tre­te­ni­mien­to ha al­can­za­do fren­te a la li­te­ra­tu­ra. “No se le pue­de ne­gar ca­li­dad. El en­tre­te­ni­mien­to es di­ver­ti­do y fá­cil de di­ge­rir, pe­ro no creo que, co­mo la li­te­ra­tu­ra, for­me ciu­da­da­nos idea­les pa­ra una so­cie­dad de­mo­crá­ti­ca. Los li­bros de­jan una im­pron­ta mu­chí­si­mo ma­yor; ge­ne­ran ciu­da­da­nos con es­pí­ri­tu crí­ti­co y la de­mo­cra­cia no pue­de so­bre­vi­vir sin es­pí­ri­tu crí­ti­co”.

“Por des­gra­cia”, di­ce el No­bel, “ese es­pí­ri­tu se es­tá per­dien­do mu­cho en Eu­ro­pa: el Bre­xit, los mo­vi­mien­tos na­cio­na­lis­tas e in­de­pen­den­tis­tas en Es­pa­ña, son fun­da­men­tal­men­te pro­duc­to de la in­cul­tu­ra, que ha per­mi­ti­do que esas de­for­ma­cio­nes ideo­ló­gi­cas ad­quie­ran gran pro­ta­go­nis­mo. Ese es­pí­ri­tu crí­ti­co se pier­de y tie­ne que ver con una li­te­ra­tu­ra de puro en­tre­te­ni­mien­to, que ya no tie­ne la ca­pa­ci­dad de man­te­ner vi­vo el des­con­ten­to con la reali­dad”.

Cree que el Bre­xit se pa­re­ce a “una se­rie trá­gi­ca”. “Na­da en la his­to­ria in­di­ca­ba que In­gla­te­rra po­día de­ri­var en ese chau­vi­nis­mo gro­tes­co. E Ita­lia se ha sal­va­do de mi­la­gro, es­pe­re­mos que no sea mo­men­tá­neo. Los re­bro­tes de na­cio­na­lis­mo fre­né­ti­co es­tán ya en los paí­ses más cul­tos, co­mo Sue­cia o Sui­za”.

El au­tor ins­ta a que “los es­cri­to­res se mo­vi­li­cen. Es­tán mo­ral­men­te obli­ga­dos, por lo que ha re­pre­sen­ta­do la li­te­ra­tu­ra, a ser cons­cien­tes del dra­ma que es­ta­mos vi­vien­do y dar­le otra vez a la li­te­ra­tu­ra esa pre­sen­cia crí­ti­ca que ha te­ni­do siem­pre en los me­jo­res tiem­pos”.

Él se mo­vi­li­zó y ha­ce 60 años pu­bli­có Con­ver­sa­ción en La Ca­te

“El Bre­xit y los in­de­pen­den­tis­tas son pro­duc­tos de la in­cul­tu­ra”

“Los es­cri­to­res es­tán obli­ga­dos a ser cons­cien­tes del dra­ma que vi­vi­mos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.