Los na­cio­na­lis­tas fa­ci­li­ta­rán la in­ves­ti­du­ra a un pac­to de iz­quier­das

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - ANABEL DÍEZ,

Evi­tar nue­vas elec­cio­nes es un ob­je­ti­vo ca­da vez más di­fí­cil. A una se­ma­na de que cul­mi­ne el pla­zo pa­ra di­sol­ver las Cor­tes, los gru­pos na­cio­na­lis­tas in­for­ma­rán hoy al Rey de que

Las exi­gen­cias de los gru­pos na­cio­na­lis­tas se li­mi­tan aho­ra a per­mi­tir que la le­gis­la­tu­ra eche a an­dar, que ha­ya un pre­si­den­te in­ves­ti­do pa­ra em­pe­zar las re­for­mas que ne­ce­si­ta el país, y pa­ra aco­me­ter las de­man­das de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, y, pa­ra ello, se com­pro­me­ten a no obs­ta­cu­li­zar la in­ves­ti­du­ra de Pe­dro Sán­chez co­mo pre­si­den­te del Go­bierno. Con una con­di­ción im­pres­cin­di­ble: una vez al­can­za­do an­tes un acuer­do con el lí­der de Uni­das Po­de­mos, Pa­blo Igle­sias.

“Por no­so­tros no se­rá que la in­ves­ti­du­ra no sal­ga ade­lan­te”. Es­ta afir­ma­ción de un por­ta­voz na­cio­na­lis­ta re­su­me la ac­ti­tud de ERC, PNV, Com­pro­mís y Bil­du, aun­que con es­te gru­po el Go­bierno y el PSOE no han ha­bla­do. No hay no­ve­da­des ni se es­pe­ran del PP y Ciu­da­da­nos, que en nin­gún ca­so fa­ci­li­ta­rán la in­ves­ti­du­ra, ni con el sí ni con la abs­ten­ción. Sus noes es­tán ase­gu­ra­dos. Y si no hay re­con­si­de­ra­ción de úl­ti­ma ho­ra, Po­de­mos tam­bién se abs­ten­drá an­te una nue­va in­ves­ti­du­ra con lo que es­ta vol­ve­ría a ser re­cha­za­da.

Con la dis­po­si­ción de los na­cio­na­lis­tas a po­ner de su par­te pa­ra evi­tar unas nue­vas elec­cio­nes el 10 de no­viem­bre, tras la di­so­lu­ción de las Cor­tes el pró­xi­mo 23 de sep­tiem­bre, el Rey co­men­za­rá hoy otra ron­da de con­sul­tas pa­ra cons­ta­tar si hay o no ba­se pa­ra en­car­gar de nue­vo a Pe­dro Sán­chez, ga­na­dor de las elec­cio­nes el pa­sa­do 28 de abril, que lo in­ten­te. Esa po­si­bi­li­dad en es­tos mo­men­tos no tie­ne vi­sos de cua­jar.

Los vo­tos de los na­cio­na­lis­tas son im­pres­cin­di­bles pe­ro no su­fi­cien­tes, por lo que su apo­yo es­tá su­pe­di­ta­do a que Sán­chez e Igle­sias al­can­cen un acuer­do. De los 15 re­pre­sen­tan­tes de par­ti­dos que re­ci­bi­rá el Mo­nar­ca en­tre hoy y ma­ña­na, seis se­rán los que avan­za­rán un hi­po­té­ti­co vo­to ne­ga­ti­vo y cua­tro po­si­ti­vo a esa in­ves­ti­du­ra si PSOE y Po­de­mos man­tie­nen ro­tas sus ne­go­cia­cio­nes. Los cin­co re­pre­sen­tan­tes de las con­fluen­cias de Po­de­mos se abs­ten­drán y si­guen de­fen­dien­do co­mo de­man­da inex­cu­sa­ble en­trar en un Go­bierno de coa­li­ción. El PSOE es igual­men­te fir­me en re­cha­zar­lo.

Los 165 vo­tos que su­ma­rían el PSOE y Po­de­mos pro­pi­cia­rían la in­ves­ti­du­ra con el con­cur­so aña­di­do de los seis dipu­tados del PNV, el de Com­pro­mís, y el de Par­ti­do Re­gio­na­lis­ta Cán­ta­bro, con la abs­ten­ción de los 14 de ERC y las cua­tro de Bil­du, que ya no se­rían ne­ce­sa­rias. Esos 173 vo­tos afir­ma­ti­vos se­rían más que los 147 noes del PP, Ciu­da­da­nos y Vox.

Pe­ro no ha­brá oca­sión pa­ra otro de­ba­te de in­ves­ti­du­ra si no hay apo­yos pa­ra sa­car­la, se­gún re­ma­chan en fuen­tes gu­ber­na­men­ta­les. Otra se­sión bron­ca, car­ga­da no obs­ta­cu­li­za­rán la in­ves­ti­du­ra de Pe­dro Sán­chez si al­can­za un acuer­do con el lí­der de Po­de­mos, Pa­blo Igle­sias. Las du­das per­sis­ti­rán has­ta el mar­tes una vez que el je­fe del Es­ta­do re­ci­ba a esos dos lí­de­res en el segundo día de la ron­da de par­ti­dos. Los na­cio­na­lis­tas, con la ex­cep­ción de Junts per Ca­ta­lun­ya, se fi­jan co­mo prio­ri­dad evi­tar unas nue­vas elec­cio­nes sin abrir por aho­ra ne­go­cia­cio­nes so­bre sus pro­pios asun­tos. de des­ca­li­fi­ca­cio­nes en­tre el PSOE y Po­de­mos, pa­ra no lle­gar a na­da, se­ría “es­té­ril” y per­ju­di­ca­ría a to­dos los par­ti­dos “al au­men­tar la frus­tra­ción de los ciu­da­da­nos”, ar­gu­men­tan en La Mon­cloa.

La pre­sión de los gru­pos na­cio­na­lis­tas pa­ra que los dos pon­gan de su par­te con­ti­nua­rá has­ta el úl­ti­mo mo­men­to. La mo­ti­va­ción de es­tos gru­pos se­ría aho­ra sen­si­ble­men­te di­fe­ren­te a la in­ves­ti­du­ra del 22, 23 y 25 de ju­lio pa­sa­dos. No tan­to por el sen­ti­do de su vo­to, aun­que tam­bién, ya que al­gu­nos pa­sa­rían del no a la abs­ten­ción, lo su­fi­cien­te pa­ra no im­pe­dir la pro­cla­ma­ción de Sán­chez, sino por el arries­ga­do es­ce­na­rio de unas in­de­sea­das nue­vas elec­cio­nes.

Esa mo­ti­va­ción ha­ce que la ac­ti­tud de los na­cio­na­lis­tas sea otra. Ha­ce ca­si dos me­ses, hu­bo mu­cho en­fa­do con el PSOE y el Go­bierno en fun­cio­nes an­te el es­ca­so in­te­rés que pa­re­cie­ron mos­trar en per­sua­dir­los pa­ra que vo­ta­ran a fa­vor de Sán­chez. Una vez que el mi­nis­tro de Fo­men­to, Jo­sé Luis Ába­los, al­can­zó un acuer­do con el PRC, con con­te­ni­dos muy con­cre­tos en in­fra­es­truc­tu­ras, el afán ne­go­cia­dor de los so­cia­lis­tas con es­tos gru­pos a los que ne­ce­si­ta­ba, ade­más de a Po­de­mos, de­ca­yó no­ta­ble­men­te.

Las for­ma­cio­nes na­cio­na­lis­tas con re­pre­sen­ta­ción en el Con­gre­so han apar­ta­do sus clá­si­cas exi­gen­cias par­ti­cu­la­res, que con­si­de­ran que ya ten­drán tiem­po pa­ra ne­go­ciar, y se han fi­ja­do la me­ta de evi­tar otras elec­cio­nes. Las cuar­tas en cua­tro años y so­lo sie­te me­ses des­pués de las úl­ti­mas. Esos par­ti­dos se po­nen co­mo prio­ri­dad evi­tar el des­gas­te que to­dos su­fri­rían an­te el ma­les­tar de sus res­pec­ti­vos vo­tan­tes por te­ner que vol­ver a las ur­nas. Nin­guno re­nun­cia en ab­so­lu­to a sus reivin­di­ca­cio­nes pe­ro en­tien­den que “si no hay Go­bierno no ha­brá for­ma de plan­tear­las, dis­cu­tir­las y ne­go­ciar­las”, coin­ci­den di­ri­gen­tes de esas for­ma­cio­nes.

El har­taz­go del vo­tan­te

El PNV tie­ne re­cla­ma­cio­nes pen­dien­tes que quie­re de­ba­tir con el Eje­cu­ti­vo pe­ro es cons­cien­te de que las po­si­cio­nes en­tre el PSOE y Po­de­mos es­tán aún muy en­co­na­das. El pre­si­den­te del PNV, An­do­ni Or­tu­zar, lo ha cons­ta­ta­do en sus reunio­nes con las dos par­tes. Or­tu­zar, jun­to al por­ta­voz par­la­men­ta­rio na­cio­na­lis­ta, Ai­tor Es­te­ban, se reunió con el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, Pe­dro Sán­chez, que es­tu­vo en la ci­ta con la se­cre­ta­ria ge­ne­ral de los so­cia­lis­tas vas­cos, Idoia Men­dia. Pe­ro tam­bién el di­ri­gen­te vas­co tu­vo un en­cuen­tro con el lí­der de Uni­das Po­de­mos, Pa­blo Igle­sias, se­gún in­for­mó El Pe­rió­di­co. Fuen­tes del PNV evi­ta­ron ca­li­fi­car esos con­tac­tos co­mo me­dia­cio­nes. Pe­ro Or­tu­zar, de am­bas char­las, sa­lió pe­si­mis­ta. No ocul­tó su im­pre­sión de que lo más se­gu­ro es que hu­bie­ra elec­cio­nes en no­viem­bre. A am­bos les pi­dió que hi­cie­ran un es­fuer­zo, que ha­bía que evi­tar so­me­ter a la so­cie­dad a un nue­vo pro­ce­so elec­to­ral.

ERC tam­bién re­mar­ca que tie­ne “asun­tos muy de­li­ca­dos” que ha­blar con el Go­bierno de la na­ción pe­ro, en la mis­ma ló­gi­ca de te­ner un in­ter­lo­cu­tor es­ta­ble, con­si­de­ran que lo pri­me­ro es que ha­ya una Ga­bi­ne­te que no es­té en fun­cio­nes. El por­ta­voz par­la­men­ta­rio de Es­que­rra, Ga­briel Ru­fián, lle­va se­ma­nas pi­dien­do en­fá­ti­ca­men­te a Sán­chez e Igle­sias que se pon­gan de acuer­do. “La gen­te es­tá har­ta, quie­re que ha­ya diá­lo­go”, re­pi­te Ru­fián, tam­bién cons­ter­na­do de que no sea po­si­ble y per­vi­va el ries­go de una alian­za de las tres de­re­chas.

Des­de la pers­pec­ti­va de los vo­tan­tes pro­gre­sis­tas y de iz­quier­das el por­ta­voz par­la­men­ta­rio de Com­pro­mís, Joan Bal­do­ví, de­man­da igual­men­te que las dos for­ma­cio­nes que tie­nen en su mano desatas­car el blo­queo, con el apo­yo de su gru­po, ERC y PNV, se pon­gan de acuer­do. Aun­que man­tie­ne vi­gen­te su de­man­da de pro­mo­ver un nue­vo mo­de­lo de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca que en­tre en vi­gor en un año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.