El pre­cio del pe­tró­leo se dis­pa­ra an­te el mie­do a una es­ca­la­da

El cru­do sube el 15% an­te los pro­ble­mas de pro­duc­ción sau­díes

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - C. D.,

Las tur­bu­len­cias en el mer­ca­do del pe­tró­leo no se hi­cie­ron es­pe­rar tras el ata­que a la ma­yor re­fi­ne­ría sau­dí. Con la aper­tu­ra de los mer­ca­dos asiá­ti­cos, la no­che del do­min­go, el cru­do dio un sal­to abrup­to: se dis­pa­ró por en­ci­ma del 20%, una subida re­pen­ti­na que no se veía des­de la Gue­rra del Gol­fo en 1991. To­dos los fo­cos se pu­sie­ron so­bre los mer­ca­dos eu­ro­peos y su aper­tu­ra a pri­me­ra ho­ra de ayer. El sal­to se sua­vi­zó, y cer­ca de las nue­ve de la no­che, el cru­do subía más del 15%, has­ta los 69 dó­la­res por ba­rril.

En un mer­ca­do co­mo el del cru­do, una subida así es un te­rre­mo­to. La in­ver­sión en cru­do es sen­si­ble, pe­ro se mue­ve a pa­sos cor­tos, in­clu­so en días de ten­sión: en los úl­ti­mos tres me­ses la ma­yor subida en una jor­na­da fue del 3,8% y la ma­yor ba­ja­da, del 6,2%.

Con el sal­to de ayer, el ba­rril se co­lo­ca cer­ca de los 70 dó­la­res por pri­me­ra vez des­de ma­yo. No es un ni­vel que los mer­ca­dos es­tén po­co acos­tum­bra­dos a ver (en oc­tu­bre de 2018 es­ta­ba por en­ci­ma de 85 dó­la­res). Pe­ro su­po­ne rom­per la ten­den­cia de pre­cios con­te­ni­dos de es­te año, mar­ca­do por la ra­len­ti­za­ción eco­nó­mi­ca que aso­ma en el ho­ri­zon­te en me­dio mun­do.

El pe­tró­leo bai­la al rit­mo de la eco­no­mía: cuan­do el PIB avan­za, los pre­cios suben an­te la pers­pec­ti­va de que un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co se tra­du­ci­rá en fá­bri­cas

con más vo­lu­men de tra­ba­jo, ma­yor con­su­mo eléc­tri­co y más ca­mio­nes y bar­cos que den ser­vi­cio al co­mer­cio in­ter­na­cio­nal. Aho­ra que se atis­ba un fre­na­zo, los pre­cios se ha­bían con­te­ni­do. Pe­ro si hay un mer­ca­do sen­si­ble a otros vien­tos es es­te: la geo­po­lí­ti­ca es cla­ve. El ata­que a la ma­yor re­fi­ne­ría del mun­do tie­ne ade­más un com­po­nen­te ex­tra: se ha pro­du­ci­do con dro­nes, un ele­men­to tec­no­ló­gi­co en la ecua­ción al que los in­ver­so­res no es­tán acos­tum­bra­dos.

Aho­ra, to­do de­pen­de­rá de lo que tar­de Ara­bia Sau­dí en vol­ver a po­ner sus ins­ta­la­cio­nes a fun­cio­nar al 100%. Hay re­ser­vas pa­ra pa­liar el pro­ble­ma a cor­to pla­zo (hay 188 mi­llo­nes de ba­rri­les sau­díes al­ma­ce­na­dos, ade­más de otro enor­me stock de re­ser­va en va­rios paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos)

y si la re­cu­pe­ra­ción lle­ga pron­to, los ana­lis­tas cal­cu­lan que los pre­cios pue­den es­ta­bi­li­zar­se en los 70 dó­la­res. Si la si­tua­ción se alar­ga, te­men subidas al en­torno de los 90 dó­la­res. Y si desem­bo­ca en un con­flic­to mi­li­tar, la co­ta de los 100 dó­la­res no la des­car­tan.

A las Bol­sas no les sen­tó bien el abrup­to gol­pe al pe­tró­leo, pe­ro re­ci­bie­ron el sus­to con más tran­qui­li­dad de lo que se po­día es­pe­rar. To­das se ti­ñe­ron de ro­jo, pe­ro con caí­das re­la­ti­va­men­te con­te­ni­das, por de­ba­jo del 1%. En­tre las em­pre­sas más afec­ta­das, las sos­pe­cho­sas ha­bi­tua­les cuan­do se pre­vé que los pre­cios de la ener­gía suban: las ae­ro­lí­neas y las com­pa­ñías de ser­vi­cio aso­cia­das; las em­pre­sas de ma­te­rias pri­mas y las in­dus­trias con ele­va­do con­su­mo de elec­tri­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.