El Par­la­ment con­ce­de una pres­ta­ción a Jun­que­ras y a Sàn­chez

El pre­si­den­te de ERC re­ci­bi­rá un pa­go to­tal de 13.000 eu­ros y el dipu­tado sus­pen­di­do de Junts per Ca­ta­lun­ya, 900

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - B. C. / C. S. B.,

El lí­der de ERC, Oriol Jun­que­ras, y el dipu­tado sus­pen­di­do de Junts per Ca­ta­lun­ya en el Con­gre­so Jor­di Sàn­chez per­ci­bi­rán una pres­ta­ción del Par­la­ment de Ca­ta­lu­ña por ce­se de ac­ti­vi­dad. Es una in­dem­ni­za­ción que tam­bién se otor­ga en el Con­gre­so y que se tra­mi­ta —so­lo si es so­li­ci­ta­da— cuan­do un dipu­tado de­ja la Cá­ma­ra y no tie­ne nin­gún suel­do —ni pú­bli­co ni pri­va­do—. Sàn­chez re­ci­bi­rá un pa­go to­tal de 900 eu­ros y Jun­que­ras, 13.000. En el ca­so del ex­pre­si­den­te de la ANC se li­qui­da­rá en un so­lo pa­go y en el del re­pu­bli­cano se­rá de for­ma pro­rra­tea­da men­sual­men­te has­ta ago­tar esa ci­fra, se­gún fuen­tes del Par­la­ment ca­ta­lán.

La can­ti­dad a per­ci­bir se cal­cu­la en fun­ción del tiem­po en el car­go. Sàn­chez fue dipu­tado me­nos de dos años y Jun­que­ras más de sie­te. Am­bos fue­ron sus­pen­di­dos tem­po­ral­men­te des­pués de que se les pro­ce­sa­ra por un su­pues­to de­li­to de re­be­lión. La re­tri­bu­ción es­tá con­tem­pla­da en el ar­tícu­lo 5 de las nor­mas so­bre pre­vi­sión so­cial de los miem­bros del Par­la­men­to de Ca­ta­lu­ña. Es una sus­ti­tu­ción de la pres­ta­ción de des­em­pleo, que los dipu­tados no pue­den te­ner. Se tra­ta de una pres­ta­ción que tam­bién es­tá re­gu­la­da, por ejem­plo en el Con­gre­so de los Dipu­tados, don­de se co­no­ce con el nom­bre de “ce­san­tía”.

La con­ce­sión fue apro­ba­da ayer por la Me­sa por to­dos los gru­pos, ex­cep­to por Cs, que cues­tio­nó que Jun­que­ras y Sàn­chez cum­plan los re­qui­si­tos pa­ra re­ci­bir­la. Se­gún el par­ti­do de Al­bert Ri­ve­ra, hay que te­ner en cuen­ta que am­bos son dipu­tados en el Con­gre­so y, en su opi­nión, ha­bría que es­pe­rar a la sen­ten­cia del jui­cio del pro­cés pa­ra ver si fi­nal­men­te que­dan in­ha­bi­li­ta­dos.

Al tér­mino de ca­da le­gis­la­tu­ra, la Cá­ma­ra ca­ta­la­na sue­le re­sol­ver las pe­ti­cio­nes de in­dem­ni­za­ción que se pre­sen­tan. Al fi­na­li­zar la pa­sa­da, por ejem­plo, la so­li­ci­ta­ron 24 dipu­tados y las can­ti­da­des que per­ci­bie­ron os­ci­la­ron en­tre los 39.000 eu­ros —de un dipu­tado con cin­co le­gis­la­tu­ras— y los 646 de otro dipu­tado que so­lo lo fue por 10 me­ses. En to­dos los ca­sos, se es­ta­ble­ce que la pres­ta­ción se de­ja­rá de per­ci­bir cuan­do “la in­ser­ción la­bo­ral se ha­ya pro­du­ci­do, se per­ci­ba una pen­sión de cual­quier ti­po o se ago­te la can­ti­dad to­tal a la que se tie­ne de­re­cho”. Y los be­ne­fi­cia­rios de la pres­ta­ción es­tán obli­ga­dos a co­mu­ni­car en el Par­la­ment si hay cam­bios en su si­tua­ción.

Jun­que­ras y Sàn­chez so­li­ci­ta­ron esa pres­ta­ción des­pués de de­jar el Par­la­ment pa­ra ir al Con­gre­so. Am­bos ar­gu­men­tan que no re­ci­ben nin­gún suel­do por­que es­tán sus­pen­di­dos en la Cá­ma­ra ba­ja y no han lle­ga­do a co­brar nun­ca. En el ca­so de Jun­que­ras, un por­ta­voz del par­ti­do ne­gó a pre­gun­tas de EL PAÍS que co­bre de la for­ma­ción. El año pa­sa­do, se­gún las cuen­tas del par­ti­do, la re­tri­bu­ción me­dia de los miem­bros de su ór­ga­nos de di­rec­ción as­cen­dió a 20.854 eu­ros en el ejer­ci­cio aun­que no se es­pe­ci­fi­ca quié­nes la re­ci­ben.

Fuen­tes del Par­la­ment ca­ta­lán no pu­die­ron pre­ci­sar si otros de los pre­sos por la cau­sa del pro­cès, que tam­bién fue­ron sus­pen­di­dos co­mo dipu­tados, han so­li­ci­ta­do per­ci­bir la pres­ta­ción por ce­se de ac­ti­vi­dad, tal co­mo lo hi­cie­ron Jun­que­ras y Sàn­chez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.