EE UU op­ta por gol­pear a Tehe­rán con más san­cio­nes

La Ca­sa Blan­ca anun­cia que las me­di­das eco­nó­mi­cas en­tra­rán en vi­gor ma­ña­na

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - AMAN­DA MARS,

En ple­na es­ca­la­da de ten­sión con el ré­gi­men de Ha­san Roha­ni, al que acu­sa del re­cien­te ata­que de las re­fi­ne­rías sau­díes, Do­nald Trump ha en­via­do es­ta semana se­ña­les am­bi­guas sobre có­mo res­pon­der: se ha ex­pre­sa­do con bra­vu­co­ne­ría, pre­su­mien­do de for­ta­le­za mi­li­tar, pe­ro ha in­sis­ti­do en que desea un acuer­do. Ayer afir­mó en Twit­ter que pe­di­ría al De­par­ta­men­to del Tesoro in­cre­men­tar “sus­tan­cial­men­te” las san­cio­nes eco­nó­mi­cas con­tra Irán. Po­co des­pués, avan­zó en Los Án­ge­les que EE UU pon­drá en mar­cha esas me­di­das en 48 ho­ras.

Ha­ce una semana, las pre­gun­tas que se plan­tea­ban eran si Trump y Roha­ni fi­nal­men­te se re­uni­rían apro­ve­chan­do la Asam­blea Ge­ne­ral de la ONU, que se ce­le­bra­rá la semana pró­xi­ma en Nue­va York, y si el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se es­ta­ba dis­pues­to a sua­vi­zar las san­cio­nes im­pues­tas a lo lar­go del úl­ti­mo año pa­ra fa­ci­li­tar esa ci­ta. Pe­ro el des­pi­do del con­se­je­ro de Se­gu­ri­dad, John Bol­ton, un hal­cón con­tra­rio a ese acer­ca­mien­to, pa­re­cía una se­ñal más en es­ta ten­den­cia de Was­hing­ton, que quiere ne­go­ciar un nue­vo acuer­do nu­clear tras rom­per el fir­ma­do en 2015.

El ata­que co­me­ti­do el sá­ba­do con­tra dos ins­ta­la­cio­nes pe­tro­lí­fe­ras de Ara­bia Sau­dí, sin em­bar­go, ha da­do la vuel­ta a la si­tua­ción. Was­hing­ton y Riad ase­gu­ra­ron

ayer que tie­nen prue­bas de la res­pon­sa­bi­li­dad de Tehe­rán, aun­que la au­to­ría de la ope­ra­ción fue­se asu­mi­da en un pri­mer mo­men­to por las mi­li­cias ye­me­níes Hut­hi.

Ve­to al pe­tró­leo

Las san­cio­nes, que Trump reac­ti­vó en 2018, bus­can es­tran­gu­lar la eco­no­mía ira­ní: EE UU ve­tó to­tal­men­te la com­pra de pe­tró­leo de ese país y cas­ti­gó al sec­tor de me­ta­les in­dus­tria­les, su se­gun­da ma­yor fuen­te de in­gre­sos por ex­por­ta­cio­nes des­pués del cru­do. En ju­nio, ade­más, san­cio­nó al Lí­der Su­pre­mo, el aya­to­lá Ali Ja­me­nei, y a ocho man­dos mi­li­ta­res, cu­yo ac­ce­so a re­cur­sos fi­nan­cie­ros cor­tó. Es­te úl­ti­mo gol­pe bus­ca­ba res­pon­der al de­rri­bo de un dron es­ta­dou­ni­den­se por par­te de

Irán. “Es­tá­ba­mos pre­pa­ra­dos pa­ra res­pon­der [mi­li­tar­men­te] des­de tres po­si­cio­nes cuan­do pre­gun­té cuán­tos mo­ri­rían. ‘150, se­ñor’, fue la res­pues­ta de un ge­ne­ral. 10 mi­nu­tos an­tes de la ofen­si­va, lo pa­ré”, des­ve­ló más tar­de el man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se.

El acuer­do nu­clear de 2015 con­sis­tía en la con­ge­la­ción de san­cio­nes con­tra Irán a cam­bio de que fre­na­se su ca­rre­ra ató­mi­ca, pe­ro Trump siem­pre cri­ti­có que, en reali­dad, Tehe­rán man­te­nía sus as­pi­ra­cio­nes nu­clea­res y que las po­día desa­rro­llar gra­cias al ali­vio eco­nó­mi­co que su­po­nía el le­van­ta­mien­to de las mul­tas. Al rom­per el acuer­do en 2018, Was­hing­ton reac­ti­vó esas pe­na­li­za­cio­nes. Irán op­tó en­ton­ces por in­cum­plir abier­ta­men­te el pac­to. Y el blo­queo de la si­tua­ción ahora es to­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.