La so­ber­bia de los po­lí­ti­cos

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

Es­toy in­dig­na­do. To­dos los par­ti­dos han con­tri­bui­do a una nue­va con­vo­ca­to­ria de elec­cio­nes. Me ha de­cep­cio­na­do el PP de Pa­blo Ca­sa­do: en una si­tua­ción de blo­queo si­mi­lar, va­rios dipu­tados del PSOE se abs­tu­vie­ron pa­ra que sa­lie­ra ade­lan­te la in­ves­ti­du­ra; es lo que de­be­ría ha­ber pa­sa­do ahora. Al­bert Ri­ve­ra me tie­ne des­con­cer­ta­do: por un la­do, afir­ma que le im­por­ta mu­cho es­te país, pe­ro no es ca­paz de ser fle­xi­ble. Uni­das Po­de­mos tu­vo un re­sul­ta­do elec­to­ral que no le per­mi­tía ir a una negociació­n a im­po­ner sus con­di­cio­nes. Ne­go­ciar es ceder y, en es­tas cir­cuns­tan­cias, uno tie­ne que sa­ber cuán­do tie­ne que ser fle­xi­ble. Y Pe­dro Sán­chez tam­bién me ha de­cep­cio­na­do. Ha pre­fe­ri­do ir a elec­cio­nes en vez de apu­rar todas las op­cio­nes. To­dos han mos­tra­do su in­ca­pa­ci­dad; si tu­vie­ran dig­ni­dad de­be­rían di­mi­tir, porque nin­guno ha es­ta­do a la al­tu­ra de la so­cie­dad es­pa­ño­la y del país.

An­to­nio Ju­lián Sán­chez. Za­ra­go­za je­fes. Y no nos vale que nos di­gan que no sa­ben ha­cer­lo y que vol­va­mos a in­ten­tar­lo. ¿Y así has­ta cuán­do? ¿Es que tan di­fí­cil es de en­ten­der que el bi­par­ti­dis­mo se ha acabado, y que ahora ha lle­ga­do el tiempo de ne­go­ciar?

Pa­blo Sanz Mar­tí­nez

Ovie­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.