El club de Ricardo

El País (País Vasco) - - CULTURA -

Ahora que na­die nos oye”, ríe Mi­guel del Ar­co, “yo creo que Ricardo III tie­ne pa­sa­jes que ro­zan el desas­tre, pe­ro su pro­ta­go­nis­ta es au­tén­ti­ca­men­te des­lum­bran­te, tan­to que jus­ti­fi­cas el ar­dor con que An­to­nio Ro­jano y yo nos he­mos lan­za­do sobre la ver­sión, tan li­bre que así lo he­mos he­cho cons­tar. Sin em­bar­go, pa­ra en­trar jun­tos en Sha­kes­pea­re, Nú­ria Es­pert me pro­pu­so en su día La vio­la­ción de Lu­cre­cia, co­mo si me desafia­ra di­cién­do­me: ‘Que­ri­do, ¿por qué mon­tar­lo más fácil si po­de­mos ha­cer­lo más di­fí­cil?’. Mu­cha gen­te me pre­gun­ta si lo que me atrae en Ricardo III es la co­me­dia ne­gra”, si­gue, “y en gran me­di­da es ver­dad, pe­ro tam­bién en­la­za con la in­ca­pa­ci­dad ac­tual de po­ner­nos de acuer­do en lo que te­ne­mos a nues­tro fa­vor”. Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que la fun­ción em­pie­ce en paz, “ba­jo es­te sol de York”.

El tai­ma­do rey Ricardo es un per­so­na­je “tan po­ten­te que opa­ca to­do lo que hay a su al­re­de­dor”, con­si­de­ra Del Ar­co: “Cues­ta en­con­trar­le un fa­mi­liar de­cen­te, aun­que sea me­ta­fó­ri­ca­men­te: to­dos se le arri­man a cam­bio del si­llón”. Is­rael Ele­jal­de, que en­car­na­rá al pro­ta­go­nis­ta a par­tir del 10 de oc­tu­bre en el Pa­vón, le de­fi­ne cer­te­ra­men­te co­mo “un pro­di­gio echa­do a per­der”. Lo in­tere­san­te, pa­ra Ele­jal­de y Del Ar­co, es “es­ta­ble­cer cuán­to de Ricardo y de los de­más hay en no­so­tros: eso mis­mo es lo que nos plan­tea­mos, por ejem­plo, en el mon­ta­je de Jau­ría”. Des­de los pri­me­ros en­sa­yos, Del Ar­co me de­cía: “Ricardo III te ga­na porque es un hi­jo de pu­ta re­bo­san­te de hu­mor ne­grí­si­mo. Los vi­lla­nos nos atraen co­mo los ac­ci­den­tes: siem­pre que­re­mos mi­rar. Ricardo no tie­ne ni idea de qué ha­cer con el po­der: quiere el po­der a se­cas. Y con las ideas ge­nia­les de Sha­kes­pea­re: ha­cer reír al pú­bli­co con sus pro­pias ideas te­rri­bles y que ade­más nos las co­men­ten”. La com­pa­ñía cuen­ta con sie­te in­tér­pre­tes: a ex­cep­ción de Is­rael Ele­jal­de, el res­to se mul­ti­pli­ca: Ál­va­ro Bá­gue­na, Ós­car de la Fuen­te, Ale­jan­dro Ja­to, Ve­ró­ni­ca Ron­da, Jo­sé Luis To­rri­jo y Ma­nue­la Velasco.

Cuan­do Del Ar­co aca­be con el mon­ta­je sha­kes­pea­riano, le si­gue (el 10 de di­ciem­bre) La se­ño­ra y la cria­da, un Cal­de­rón muy po­co co­no­ci­do (“y bur­bu­jean­te: me sa­có tres car­ca­ja­das en la pri­me­ra lec­tu­ra”) que di­ri­ge pa­ra la Jo­ven Com­pa­ñía Na­cio­nal de Tea­tro Clá­si­co, por en­car­go de He­le­na Pi­men­ta en su úl­ti­ma tem­po­ra­da. “Su­ce­de en Ita­lia”, se­ña­la su di­rec­tor, “y voy a lo­ca­li­zar­la en los años cin­cuen­ta, con mú­si­ca de la épo­ca”. Ha­bla tam­bién de una se­rie de la que ya ha en­tre­ga­do el pi­lo­to, coes­cri­to con Car­los Mar­tín: su pro­ta­go­nis­ta es un tran­se­xual fas­ci­nan­te del si­glo XVI. Y Del Ar­co aca­ba con es­ta fra­se un tan­to enig­má­ti­ca: “Hay ma­ña­nas en las que me le­van­to y me sien­to ca­paz de lle­gar a to­do en el tea­tro, y por la tar­de pien­so que de­be­ría po­ner una char­cu­te­ría”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.