El ADN per­mi­te crear el pri­mer re­tra­to ro­bot de un de­ni­so­vano

El aná­li­sis ge­né­ti­co de un di­mi­nu­to fó­sil des­cu­bre el as­pec­to de es­te li­na­je

El País (País Vasco) - - CIENCIA - NU­ÑO DOMÍNGUEZ,

Una van­guar­dis­ta téc­ni­ca de aná­li­sis ge­né­ti­co ha per­mi­ti­do ob­te­ner el pri­mer re­tra­to ro­bot de los de­ni­so­va­nos, un mis­te­rio­so li­na­je con el que los hu­ma­nos mo­der­nos tu­vi­mos sexo e hi­jos ha­ce de­ce­nas de mi­les de años y cu­yo as­pec­to fí­si­co ha si­do un mis­te­rio has­ta aho­ra.

En un tra­ba­jo de­tec­ti­ves­co digno de la me­jor cien­cia fo­ren­se, un equi­po de cien­tí­fi­cos de Es­pa­ña e Is­rael ha reana­li­za­do el ADN de la ni­ña que vi­vió ha­ce más de 50.000 años en la cue­va de De­ni­so­va (Ru­sia) pa­ra es­tu­diar las me­ti­la­cio­nes, mar­cas mo­le­cu­la­res que han que­da­do fo­si­li­za­das. Es­tas reac­cio­nes bio­quí­mi­cas in­flu­yen en los ge­nes, por ejem­plo ha­cien­do que se apa­guen, lo que a su vez tie­ne un im­pac­to di­rec­to en el as­pec­to fí­si­co de un in­di­vi­duo.

Pa­ra iden­ti­fi­car el efec­to con­cre­to de esos cam­bios quí­mi­cos en la anato­mía los in­ves­ti­ga­do­res ana­li­za­ron el ge­no­ma de hu­ma­nos ac­tua­les que por en­fer­me­da­des he­re­di­ta­rias tie­nen esos mis­mos ge­nes des­ac­ti­va­dos y su­fren sus efec­tos en un ór­gano con­cre­to. Una vez iden­ti­fi­ca­dos cuá­les im­pac­tan en el es­que­le­to, los cien­tí­fi­cos com­pro­ba­ron la va­li­dez de su téc­ni­ca pa­ra pre­de­cir la fi­so­no­mía de dos es­pe­cies de ge­no­ma bien co­no­ci­do: los nean­der­ta­les Re­crea­ción del ros­tro de una ni­ña de­ni­so­va­na.

y los chim­pan­cés. La ca­pa­ci­dad de acier­to fue del 85%.

Los cien­tí­fi­cos han ha­lla­do 56 ras­gos anató­mi­cos que di­fe­ren­cian a los de­ni­so­va­nos de los nean­der­ta­les y del Ho­mo sa­piens; 34 de ellos es­tán en el crá­neo. Co­mo era de es­pe­rar por su cer­cano pa­ren­tes­co, la re­cons­truc­ción, pu­bli­ca­da ayer en la re­vis­ta cien­tí­fi­ca Cell, mues­tra que los de­ni­so­va­nos se pa­re­cían más a los nean­der­ta­les, con los que com­par­ten la ca­ra alar­ga­da y las ca­de­ras an­chas. Tam­bién des­ve­la ras­gos úni­cos, co­mo una bo­ca y dien­tes más gran­des y una ca­ra muy an­cha. En con­jun­to, el tra­ba­jo per­mi­te mi­rar a los ojos a los de­ni­so­va­nos por pri­me­ra vez.

Los cien­tí­fi­cos han apli­ca­do es­te pri­mer re­tra­to ro­bot a un tro­zo de man­dí­bu­la ha­lla­da en la me­se­ta ti­be­ta­na de Chi­na y mues­tran que, co­mo su­gi­rie­ron sus des­cu­bri­do­res es­te mis­mo año, es de un de­ni­so­vano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.