En­fer­mos di­gi­ta­les

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

Apa­ren­te­men­te, el mun­do di­gi­tal ha lle­ga­do pa­ra fa­ci­li­tar la vi­da de los usua­rios de las nue­vas tec­no­lo­gías. Sin em­bar­go, es­te uso frí­vo­lo de las he­rra­mien­tas ha lle­va­do a la ciu­da­da­nía a abo­car­se a una ru­ti­na di­gi­tal que nos ha­ce des­con­fiar de las per­so­nas y con­fiar en lo que ve­mos en la Red. Goo­gle no es el san­to grial de la in­for­ma­ción, pe­ro a él fia­mos nues­tra sa­lud. Es nues­tro mé­di­co par­ti­cu­lar cuan­do nos sen­ti­mos mal, cuan­do bus­ca­mos un diag­nós­ti­co rá­pi­do a nues­tras do­len­cias. Y no so­lo en lo que a tér­mi­nos mé­di­cos se re­fie­re; tam­bién au­men­ta nues­tro gra­do de con­fian­za en ca­da ar­gu­men­ta­ción cuan­do afir­ma­mos que lo he­mos vis­to en In­ter­net. El po­der del co­no­ci­mien­to nun­ca es­ta­rá en la pal­ma de nues­tras ma­nos, ni a unos cuan­tos clics. San­tia­go Cai­ce­do Es­pi­no­sa

Za­rauz (Gipuzkoa)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.