“Ya no se di­fe­ren­cia si una es­tre­lla es de ci­ne o de te­le­vi­sión”

El País (País Vasco) - - PANTALLAS - MAURY MCINTYRE P. X. DE SAN­DO­VAL,

La al­fom­bra ro­ja de los Pre­mios Emmy so­lía es­tar lle­na de ac­to­res y di­rec­to­res que, sal­vo ex­cep­cio­nes, eran po­co co­no­ci­dos fue­ra de EE UU. Eran, ade­más, ac­to­res de te­le­vi­sión. El ci­ne era glo­bal, la te­le­vi­sión era de ca­da si­tio. La te­le­vi­sión on­li­ne ha glo­ba­li­za­do el con­te­ni­do a to­da ve­lo­ci­dad. Hoy día es po­si­ble ha­ber vis­to más se­ries can­di­da­tas a me­jor dra­ma que fil­mes no­mi­na­dos al Os­car a la me­jor pe­lí­cu­la. “La te­le­vi­sión es el cen­tro de los me­dios en el mun­do, y los Emmy es­tán a la ca­be­za en tér­mi­nos de re­co­no­cer esa reali­dad”, di­ce Maury McIntyre, pre­si­den­te de la Aca­de­mia de la Te­le­vi­sión de EE UU. McIntyre, un exe­je­cu­ti­vo de Dis­ney y Fox que ocu­pa es­te pues­to des­de 2014, aten­dió a EL PAÍS du­ran­te la pre­sen­ta­ción de la ce­na de ga­la de unos pre­mios que el do­min­go lle­gan a su edi­ción 71ª.

Ha­ce so­lo 20 años el pre­mio al me­jor dra­ma lo ga­nó

El abo­ga­do, de la ca­de­na ABC. Aquel año es­ta­ba no­mi­na­da una ex­tra­ña se­rie de cul­to lla­ma­da Los So­prano, una de esas que no veía na­die por­que es­ta­ba en el ca­nal de pa­go HBO y con di­fí­cil dis­tri­bu­ción. Los Emmy eran un es­pec­tácu­lo nor­te­ame­ri­cano pa­ra pro­duc­tos nor­te­ame­ri­ca­nos cu­yo éxi­to o fra­ca­so lo juz­ga­ba un pú­bli­co nor­te­ame­ri­cano. “Es­ta­ba cen­tra­do en po­cas ca­de­nas”, re­co­no­ce McIntyre. Aho­ra esos pro­duc­tos son glo­ba­les, y con ellos, los Emmy.

“Creo que el mé­ri­to de eso es de gran­des es­tu­dios co­mo HBO o Net­flix que aho­ra son mun­dia­les, en tér­mi­nos de dis­tri­bu­ción de su con­te­ni­do”, re­fle­xio­na. “La te­le to­da­vía es­tá cre­cien­do a trom­pi­co­nes. Es­te año sal­drán Ap­ple y Dis­ney. Nun­ca ha ha­bi­do un mo­men­to más emo­cio­nan­te pa­ra tra­ba­jar en te­le­vi­sión y nun­ca he­mos vis­to tan­ta ca­li­dad co­mo aho­ra. Por su­pues­to que atrae star po­wer de pri­mer ni­vel”, re­fle­xio­na. Los ac­to­res más co­no­ci­dos del ci­ne ha­cen te­le­vi­sión. Los ac­to­res de te­le­vi­sión se ha­cen mun­dial­men­te fa­mo­sos y sal­tan al ci­ne. Se ha­cen pe­lí­cu­las de se­ries y se­ries de pe­lí­cu­las. “Ya no pue­des de­cir que al­guien es una es­tre­lla de ci­ne o de te­le­vi­sión. Eres una es­tre­lla y cuen­tas gran­des his­to­rias. Y pue­des ele­gir el me­dio. Si quie­res ha­cer­lo en un for­ma­to cor­to y en­se­ñar­lo en un ci­ne, es­tu­pen­do. Si quie­res te­ner más fle­xi­bi­li­dad en có­mo cuen­tas la his­to­ria y có­mo se dis­tri­bu­ye, ven a la te­le­vi­sión, te­ne­mos si­tio pa­ra ti”.

Maury McIntyre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.