De­be­mos apor­tar so­lu­cio­nes

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

En múl­ti­ples ciu­da­des, mi­les de per­so­nas han sa­li­do a la ca­lle a ma­ni­fes­tar­se. Las cau­sas más cer­ca­nas en el tiem­po son más que jus­ti­fi­ca­das: la emer­gen­cia fe­mi­nis­ta y el cam­bio cli­má­ti­co. Las fa­cha­das de los edi­fi­cios municipale­s se han ilu­mi­na­do de co­lor vio­le­ta, las lu­ces de nues­tros mó­vi­les han tra­ta­do de en­cen­der la no­che y cien­tos de per­so­nas han acom­pa­ña­do a Gre­ta Thun­berg en su mar­cha por Nue­va York. El diag­nós­ti­co es­tá cla­ro. En el pri­me­ro de los ca­sos, una so­la víc­ti­ma de vio­len­cia de gé­ne­ro es ab­so­lu­ta­men­te inacep­ta­ble, y en el se­gun­do, los desas­tres na­tu­ra­les pro­pios del cam­bio cli­má­ti­co son más que fre­cuen­tes. He­mos de in­dig­nar­nos, pe­ro no se­rá su­fi­cien­te con de­nun­ciar­lo. Si nues­tra pro­tes­ta so­lo re­cae en el diag­nós­ti­co, se­gui­re­mos exen­tos de las po­si­bles y an­sia­das me­di­das te­ra­péu­ti­cas. Y ya sa­be­mos lo que ocu­rre con una en­fer­me­dad o va­rias de­ja­das a su li­bre evo­lu­ción.

Luis Al­ber­to Ro­drí­guez Arro­yo. San­to To­más de las Ollas (León) de en­viar pro­pues­tas in­no­va­do­ras y po­si­ti­vas que ilu­sio­nen a una ma­yo­ría de la so­cie­dad que se pre­sen­ta abier­ta, mo­de­ra­da e in­te­gra­do­ra, sus men­sa­jes han si­do ex­clu­yen­tes y sec­ta­rios. La in­ca­pa­ci­dad de los par­ti­dos pa­ra an­te­po­ner los in­tere­ses de la so­cie­dad a los pro­pios da­ña no so­lo la cre­di­bi­li­dad de es­tos, sino al sis­te­ma de­mo­crá­ti­co en ge­ne­ral.

Joa­quín Gis­me­ro Brís To­rre­jón de Ar­doz (Ma­drid)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.