Sán­chez pi­de a sus ba­ses mo­vi­li­zar el vo­to pro­gre­sis­ta pa­ra evi­tar otro blo­queo

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - JO­SÉ MAR­COS,

La des­mo­vi­li­za­ción el 10 de no­viem­bre es el gran te­mor del PSOE. En un es­ce­na­rio que pue­de agra­var­se por los efec­tos de un Bre­xit du­ro, la sen­ten­cia del pro­cés y la des­ace­le­ra­ción de la eco­no­mía, Pe­dro Sán­chez en­vió ayer una car­ta a la mi­li­tan­cia so­cia­lis­ta pa­ra in­cen­ti­var la par­ti­ci­pa­ción el 10-N. “De­be­mos mo­vi­li­zar a los pro­gre­sis­tas, em­pe­zan­do por quie­nes ya nos vo­ta­ron ha­ce cin­co me­ses. Pe­ro si­guien­do con aque­llos que se in­cli­na­ron por otras op­cio­nes y han com­pro­ba­do que su vo­to so­lo ha ser­vi­do pa­ra pro­lon­gar el blo­queo”, ins­tó.

Los cua­dros de or­ga­ni­za­ción y lí­de­res te­rri­to­ria­les ad­vier­ten del des­gas­te que el 10-N po­dría su­po­ner pa­ra los so­cia­lis­tas el fra­ca­so de las ne­go­cia­cio­nes con Uni­das Po­de­mos pa­ra la for­ma­ción de Go­bierno. Cons­cien­te del aba­ti­mien­to en las fi­las so­cia­lis­tas, so­bre to­do en los sec­to­res más ideo­lo­gi­za­dos, Sán­chez ani­ma a “con­se­guir” que en las ge­ne­ra­les “los es­pa­ño­les en­víen un men­sa­je aún más al­to y cla­ro pa­ra que na­die pue­da vol­ver a ig­no­rar su vo­lun­tad de al­can­zar un Go­bierno pro­gre­sis­ta, es­ta­ble y cohe­ren­te”. La coa­li­ción con Uni­das Po­de­mos si­gue sin con­tem­plar­se tras la in­ves­ti­du­ra fa­lli­da de ju­lio.

Los res­pon­sa­bles de la es­tra­te­gia del PSOE con­si­de­ran que el mar­gen de cre­ci­mien­to que pue­de de­ci­dir la pró­xi­ma le­gis­la­tu­ra ven­drá por el cen­tro. La ex­pan­sión a cos­ta de Po­de­mos y sus con­fluen­cias ya se pro­du­jo en las elec­cio­nes ge­ne­ra­les del 28 de abril. De ahí que en La Mon­cloa y Fe­rraz es­tén di­se­ñan­do una cam­pa­ña en­fo­ca­da en atraer al mi­llón de vo­tan­tes de cen­troiz­quier­da que el 28 de abril vo­tó a Ciu­da­da­nos y no com­par­te el ve­to al PSOE. Tam­po­co los go­bier­nos de coa­li­ción con el PP en An­da­lu­cía, Ma­drid y Murcia que de­pen­den del apo­yo ex­terno de Vox. “No te­ne­mos que ha­cer nin­gún cam­bio ideo­ló­gi­co ni fin­gir na­da. De­be­mos com­por­tar­nos co­mo lo que so­mos: una iz­quier­da mo­de­ra­da que de­fien­de la Cons­ti­tu­ción y el Es­ta­do de las Au­to­no­mías”, su­bra­ya Sán­chez en su es­cri­to a los mi­li­tan­tes.

“Nues­tros alia­dos son to­dos los es­pa­ño­les dis­pues­tos a cons­truir un país me­jor. A ellos nos de­be­mos y a ellos nos di­ri­gi­mos. No nos con­vie­ne dis­traer­nos mi­ran­do ha­cia los la­dos”, in­ci­de el lí­der del PSOE con un per­fil mar­ca­da­men­te mo­de­ra­do y trans­ver­sal con el que bus­ca su­pe­rar la pa­rá­li­sis po­lí­ti­ca ac­tual, di­vi­di­da en­tre los blo­ques de iz­quier­da y de­re­cha.

Sán­chez cul­pa al PP, Cs y Uni­das Po­de­mos de la re­pe­ti­ción elec­to­ral. “Des­de el pri­mer mo­men­to las de­re­chas op­ta­ron por el blo­queo y se de­sen­ten­die­ron por com­ple­to de la go­ber­na­bi­li­dad”, cri­ti­ca a Pa­blo Ca­sa­do y Al­bert Ri­ve­ra. En cuan­to a su so­cio pre­fe­ren­te, el pre­si­den­te en fun­cio­nes afir­ma en su car­ta a la mi­li­tan­cia que la coa­li­ción “su­po­nía dos go­bier­nos en uno, en el que ade­más se atri­buían el pa­pel de con­tro­la­dor del PSOE”. Al ne­gar­se a es­te for­ma­to, Po­de­mos y sus con­fluen­cias “de­ci­die­ron im­pe­dir la for­ma­ción de un Go­bierno so­cia­lis­ta por cuar­ta vez, en un ca­so úni­co en Eu­ro­pa”. “Las de­re­chas y la ul­tra­de­re­cha ce­le­bran co­mo una vic­to­ria es­ta si­tua­ción por­que pien­san que el can­san­cio de los pro­gre­sis­tas pue­de dar­les una nue­va opor­tu­ni­dad en las ur­nas”, opi­na.

En la car­ta, Sán­chez reite­ra que so­lo el vo­to al PSOE es ca­paz de alum­brar un Go­bierno con ga­ran­tías y lla­ma a los mi­li­tan­tes a ha­cer cam­pa­ña: “Acer­qué­mo­nos a nues­tros fa­mi­lia­res, ami­gos y com­pa­ñe­ros em­pe­zan­do por mos­trar­les es­ta car­ta. En­ta­ble­mos con ellos un diá­lo­go cen­tra­do so­lo en el fu­tu­ro de Es­pa­ña y en el bie­nes­tar de los es­pa­ño­les. De­je­mos de la­do los re­pro­ches a unos y otros y res­pon­da­mos jun­tos a la si­guien­te pre­gun­ta: ¿Hay al­gún par­ti­do ade­más del PSOE dis­pues­to a sa­car a Es­pa­ña del blo­queo?”.

El úl­ti­mo son­deo de 40dB. pu­bli­ca­do ayer por EL PAÍS otor­ga al PSOE una subida de nue­ve es­ca­ños el 10-N (de 123 a 132 dipu­tados) pe­ro apun­ta que pue­de ser, tras Ciu­da­da­nos, el más afec­ta­do por la abs­ten­ción de su elec­to­ra­do. Otro fac­tor que acre­cien­ta la preo­cu­pa­ción en el apa­ra­to so­cia­lis­ta es que, a pe­sar de que el par­ti­do en el Go­bierno con­ti­núa cre­cien­do y con­so­li­da su con­di­ción de pri­me­ra fuer­za, ya no do­bla­ría al PP.

La for­ma­ción de Pa­blo Ca­sa­do se­ría la que más su­biría en las cuar­tas ge­ne­ra­les des­de 2015, pa­san­do de 66 a 94 dipu­tados. En el la­do con­tra­rio se en­cuen­tra Ciu­da­da­nos, que se­ría el gran per­de­dor del 10-N al des­plo­mar­se de 57 par­la­men­ta­rios a 34, es­to es, una caí­da de 23. Uni­das Po­de­mos re­tro­ce­de­ría cua­tro es­ca­ños y se que­da­ría en 38. Vox per­de­ría una cuar­ta par­te de sus es­ca­ños (18 por los 24 del 28-A).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.