Ca­pa­ci­ta­do pa­ra to­do

El País (País Vasco) - - PANTALLAS - ALESSANDRO LEONE,

Ri­car­do Ten Ar­gi­lés (Va­len­cia, 44 años) lle­va to­da la vi­da ga­nan­do. El pri­mer gran desafío se le pre­sen­tó a los ocho años, mien­tras ju­ga­ba con un pa­lo de hie­rro que cho­có con un ca­ble de al­ta ten­sión y lo de­jó con el 75% del cuer­po que­ma­do. La re­cu­pe­ra­ción, pe­se a la ampu­tación de los dos bra­zos y la pier­na iz­quier­da, fue su pri­me­ra gran vic­to­ria. Lue­go lle­ga­ron to­das esas me­da­llas que for­man par­te de su in­fi­ni­to pal­ma­rés. Tras ga­nar tres oros, una pla­ta y tres bron­ces en la na­ta­ción adap­ta­da en cua­tro Jue­gos Pa­ra­lím­pi­cos, aho­ra se acer­ca tam­bién a To­kio 2020, aun­que es­ta vez co­mo cam­peón del mun­do de ci­clis­mo en pis­ta y ca­rre­te­ra. Na­die ha con­se­gui­do en la his­to­ria del de­por­te es­pa­ñol es­te do­ble­te en la mis­ma tem­po­ra­da.

El va­len­ciano pro­me­te se­guir “has­ta que el cuer­po aguan­te” y se con­si­de­ra “un adic­to a esa pri­me­ra lí­nea y a los ner­vios de la com­pe­ti­ción”. De mo­men­to, na­die pue­de con él. El 14 de sep­tiem­bre, en el Mun­dial de ca­rre­te­ra de Em­men (Ho­lan­da), Ten se im­pu­so en la prue­ba de ru­ta a to­dos, in­clui­dos los ci­clis­tas con me­nor dis­ca­pa­ci­dad: “Ha si­do la vic­to­ria que más he sa­bo­rea­do por la ma­ne­ra en que fue. Que­ría in­ten­tar ga­nar, aun­que fue­se un es­fuer­zo más agó­ni­co y más du­ro, sin con­for­mar­me con es­tar en el po­dio”, re­la­ta.

Su ca­rre­ra en es­te nue­vo de­por­te em­pe­zó ha­ce so­lo tres años, cuan­do de­ci­dió de­jar la na­ta­ción. Le fal­ta­ban “mo­ti­va­ción y am­bi­ción”, y sen­tía que la edad es­ta­ba in­flu­yen­do en sus pres­ta­cio­nes. Mien­tras los en­tre­na­mien­tos pa­ra el ci­clis­mo en pis­ta —en el que con­si­guió un ré­cord mun­dial en los tres ki­ló­me­tros— son si­mi­la­res a los de la na­ta­ción, los de ca­rre­te­ra le han exi­gi­do un ex­tra. Pe­se a es­to, pa­ra su en­tre­na­dor, Eloy Iz­quier­do, “la adap­ta­ción ha si­do in­creí­ble” gra­cias “a su ca­pa­ci­dad de su­fri­mien­to”.

Su en­torno ju­gó un pa­pel esen­cial. “Mis pa­dres y mis ami­gos siem­pre me han tra­ta­do co­mo uno más”, cuen­ta; “en ca­sa, si te­nía que ayu­dar en cual­quier co­sa, ayu­da­ba. Ellos fue­ron los que me en­se­ña­ron que al­go no se pue­de con­se­guir si no lo in­ten­tas mu­chas ve­ces”.

La his­to­ria de amor en­tre Ten y el de­por­te se re­mon­ta a la épo­ca an­te­rior al ac­ci­den­te. An­tes ya lo prac­ti­ca­ba y te­nía pa­sión por va­rias dis­ci­pli­nas. Un día se aso­mó a un club cer­cano a su ca­sa y des­de en­ton­ces nun­ca ha pa­ra­do. Si pu­die­ra ele­gir otro de­por­te se­ría el “es­quí al­pino”, di­ce, aun­que jue­ga tam­bién al fút­bol y al te­nis de me­sa.

El se­lec­cio­na­dor de ci­clis­mo pa­ra­lím­pi­co, Fé­lix Gar­cía Ca­sas, lo tie­ne cla­ro: “Sin du­da, po­dría aguan­tar al­gu­nos años más, so­bre to­do por la men­ta­li­dad que tie­ne. No le va a mar­car la edad, sino la men­ta­li­dad”. En el Mun­dial de Em­men, Ten, ade­más de ga­nar en la prue­ba de ru­ta, fi­na­li­zó cuar­to en la con­tra­rre­loj.

El atle­ta se en­tre­na al­re­de­dor de 20 ho­ras ca­da se­ma­na. El res­to del tiem­po lo de­di­ca so­bre to­do a su fa­mi­lia, que na­ció gra­cias al de­por­te. En el Eu­ro­peo de Per­pin­gnan, en 1995, co­no­ció a Ta­nia, su es­po­sa, que en­ton­ces per­te­ne­cía a la se­lec­ción es­pa­ño­la de dis­ca­pa­ci­ta­dos vi­sua­les. Se ca­sa­ron y aho­ra tie­nen dos hi­jos: An­to­nio, de 13 años y Silvia, de 11. Tam­bién im­par­te con­fe­ren­cias a los más pe­que­ños en las es­cue­las pa­ra com­par­tir su his­to­ria: “El ob­je­ti­vo es mos­trar a ni­vel so­cial có­mo a pe­sar de te­ner una gran dis­ca­pa­ci­dad se pue­de com­pe­tir y lle­gar a ser cam­peón del mun­do”, di­ce Gar­cía Ca­sas. “Pa­ra mí es un re­fe­ren­te so­cial en el de­por­te”, aña­de.

Ten, por su la­do, no se ins­pi­ra en gran­des ico­nos, sino en la gen­te co­mún: “Las per­so­nas que real­men­te me han lla­ma­do la aten­ción son esos de­por­tis­tas

El va­len­ciano Ri­car­do Ten, me­da­llis­ta pa­ra­lím­pi­co en na­ta­ción, se pro­cla­ma cam­peón mun­dial de ci­clis­mo

anó­ni­mos que se han le­van­ta­do tan­tas ve­ces co­mo yo a las seis de la ma­ña­na pa­ra ir a en­tre­nar­se y des­pués sa­lir co­rrien­do al tra­ba­jo”. El pró­xi­mo ob­je­ti­vo es ga­nar los si­guien­tes Mun­dia­les de ru­ta y pis­ta. Y to­do es­tá en­fo­ca­do ha­cia To­kio, aun­que Iz­quier­do no des­car­ta la par­ti­ci­pa­ción en Pa­rís 2024.

/ RFEC

Ri­car­do Ten, en el po­dio del pa­sa­do Mun­dial de ci­clis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.