Una le­gis­la­tu­ra cor­ta y sin hue­lla le­gis­la­ti­va

Las Cor­tes se di­suel­ven tras 126 días de man­da­to sin cul­mi­nar nin­gu­na de las 52 le­yes pro­pues­tas por los gru­pos

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - A. DÍEZ / J. CASQUEIRO,

Las Cor­tes que­da­rán hoy, mar­tes 24 de sep­tiem­bre, di­suel­tas por un Real De­cre­to fir­ma­do por el Rey que pu­bli­ca­rá in­me­dia­ta­men­te el Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do. To­das las ini­cia­ti­vas pro­pues­tas por los gru­pos par­la­men­ta­rios en es­ta ex­tra­ña y cor­ta XIII le­gis­la­tu­ra de­cae­rán, ya sin la me­nor va­li­dez. El Re­gis­tro del Con­gre­so, eso sí, vuel­ve a fi­gu­rar ates­ta­do de pro­po­si­cio­nes, pre­gun­tas e in­ter­pe­la­cio­nes de los par­ti­dos otra vez sin nin­gún re­co­rri­do. El man­da­to par­la­men­ta­rio ha du­ra­do ape­nas 126 días —con los meses de ju­lio y agos­to en prin­ci­pio in­há­bi­les—, el se­gun­do más cor­to de es­ta his­to­ria de­mo­crá­ti­ca tras las 111 jor­na­das que aguan­tó la XI le­gis­la­tu­ra del Go­bierno en fun­cio­nes de Ma­riano Ra­joy en 2016.

En los dos úni­cos ple­nos or­ga­ni­za­dos, las ini­cia­ti­vas ad­mi­ti­das —to­ma­das en con­si­de­ra­ción— es­ta­ban ape­nas al co­mien­zo de su tra­mi­ta­ción, muy le­jos de poder lle­gar a su apro­ba­ción. Tam­bién de­caen.

En cuan­to a la fun­ción le­gis­la­ti­va de la Cá­ma­ra, ha da­do espacio pa­ra que los gru­pos ha­yan re­gis­tra­do 52 pro­po­si­cio­nes de ley: dos por par­te de dipu­tados in­di­vi­dua­les, 16 des­de co­mu­ni­da­des y ciu­da­des au­tó­no­mas; cin­co re­for­mas de estatutos de au­to­no­mía, y sie­te ini­cia­ti­vas le­gis­la­ti­vas po­pu­la­res. To­do ese trabajo no lle­ga­rá a nin­gún puerto. PP, Ciu­da­da­nos y Vox se han que­ja­do de que el Go­bierno so­cia­lis­ta no ha per­mi­ti­do de­ba­tir esos proyectos. La ma­yo­ría de la Me­sa, de PSOE y Po­de­mos, ha prio­ri­za­do sus ini­cia­ti­vas, co­mo el pro­yec­to de ley de eu­ta­na­sia o la de­ro­ga­ción del pla­zo má­xi­mo pre­vis­to por la ley de En­jui­cia­mien­to Cri­mi­nal pa­ra in­ves­ti­gar por ejem­plo ca­sos de corrupción. Se apro­bó por esa ma­yo­ría to­mar en con­si­de­ra­ción esas re­for­mas, pe­ro no ten­drán tiem­po de sa­lir ade­lan­te, co­mo tam­po­co el plan pa­ra trans­fe­rir la ti­tu­la­ri­dad de la au­to­pis­ta de pea­je en Ga­li­cia AP-9 a la Xun­ta, o la ley de igual­dad de tra­to y opor­tu­ni­da­des en­tre el hombre y la mujer, la ley contra las puer­tas gi­ra­to­rias o la de re­duc­ción de plás­ti­cos de un so­lo uso.

PP y Ciu­da­da­nos, por su par­te, in­ten­ta­ron activar de­ba­tes so­bre la mo­di­fi­ca­ción de la ley de in­dul­tos (de 1870), pa­ra cam­biar las fór­mu­las de aca­ta­mien­to a la Cons­ti­tu­ción con el fin de evi­tar pe­cu­lia­ri­da­des en el ca­so ca­ta­lán o pa­ra in­sis­tir en la dis­cu­sión de la ges­ta­ción por sus­ti­tu­ción. No lo­gra­ron el apo­yo mí­ni­mo pa­ra que se in­clu­ye­ran en nin­gún or­den del día. Por eso en el PP y Cs ha­blan de “ce­rro­ja­zo” de la ma­yo­ría pro­gre­sis­ta y cul­pan di­rec­ta­men­te al com­por­ta­mien­to “par­ti­dis­ta” de la pre­si­den­ta, la so­cia­lis­ta Me­rit­xell Ba­tet.

Des­de la pers­pec­ti­va po­lí­ti­ca la le­gis­la­tu­ra se ha con­su­mi­do en

To­dos los de­ba­tes han gi­ra­do en torno a los pac­tos pa­ra for­mar Go­bierno

Vuel­ve a que­dar pen­dien­te la apro­ba­ción de la ley de eu­ta­na­sia

una in­ves­ti­du­ra fa­lli­da en ju­lio, un par de­ba­tes po­lí­ti­cos de con­trol al Go­bierno y, so­bre to­do, en ha­cer tiem­po por si se al­can­za­ba un acuer­do en­tre el PSOE y Uni­das Po­de­mos que no lle­gó.

La au­sen­cia de Go­bierno, al es­tar en fun­cio­nes, tu­vo re­la­ción di­rec­ta con la es­ca­sa ac­ti­vi­dad del Par­la­men­to. Des­de su cons­ti­tu­ción, el 21 de ma­yo, tan so­lo se for­ma­ron los gru­pos par­la­men­ta­rios y las 28 co­mi­sio­nes le­gis­la­ti­vas. Es­tas úl­ti­mas tar­da­ron más de lo ha­bi­tual y no se con­for­ma­ron has­ta fi­na­les de ju­lio. Al­gu­nas co­mi­sio­nes mix­tas no se han lle­ga­do a for­mar y la ma­yo­ría no se han vuel­to a re­unir.

Esa tar­dan­za, ar­gu­men­ta­da ofi­cial­men­te en que se quería co­no­cer las fun­cio­nes y com­pe­ten­cias de ca­da Mi­nis­te­rio del fu­tu­ro nue­vo Eje­cu­ti­vo, tam­po­co fa­ci­li­tó que los dipu­tados pu­die­ran de­ba­tir na­da en sus co­mi­sio­nes. El gru­po de ul­tra­de­re­cha Vox, que se ha es­tre­na­do en el Con­gre­so, cues­tio­nó des­de la com­po­si­ción y nú­me­ro de los com­po­nen­tes de esas se­sio­nes y has­ta que co­bra­sen sin ci­tar­se. To­dos los de­más par­ti­dos coin­ci­die­ron en ra­zo­nar que esos son los mé­to­dos nor­ma­les pa­ra tra­ba­jar en un Par­la­men­to de­mo­crá­ti­co.

La le­gis­la­tu­ra ya arrancó con­su­mien­do tiem­po y re­cur­sos so­bre la iné­di­ta to­ma de po­se­sión del ac­ta de sie­te dipu­tados ca­ta­la­nes que se en­cuen­tran en pri­sión o fu­ga­dos de la jus­ti­cia por su im­pli­ca­ción en el pro­ce­so in­de­pen­den­tis­ta. Tu­vie­ron que in­ter­ve­nir los ser­vi­cios ju­rí­di­cos del Con­gre­so y el Tri­bu­nal Su­pre­mo.

A fal­ta de le­yes sí hu­bo un de­ba­te de in­ves­ti­du­ra del as­pi­ran­te a la pre­si­den­cia del Go­bierno, Pedro Sánchez, que ha mar­ca­do to­do el man­da­to. Sánchez tam­bién com­pa­re­ció pa­ra dar cuen­ta de los acuer­dos so­bre los prin­ci­pa­les car­gos eu­ro­peos. Y la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno, Carmen Cal­vo, pa­ra jus­ti­fi­car las vuel­tas por el Me­di­te­rrá­neo del bu­que es­pa­ñol Open Arms, sin que nin­gún Go­bierno ad­mi­tie­ra el des­em­bar­co en sus puer­tos de los in­mi­gran­tes que ha­bía re­co­gi­do. To­dos esos de­ba­tes de­ri­va­ron en re­pro­ches so­bre las ne­go­cia­cio­nes frus­tra­das pa­ra otra se­sión de in­ves­ti­du­ra.

En el con­trol al Go­bierno se han pro­du­ci­do 12 in­ter­pe­la­cio­nes ur­gen­tes, 34 pre­gun­tas ora­les en pleno, 16 ora­les en co­mi­sión, 4.740 pre­gun­tas es­cri­tas, 154 so­bre la si­tua­ción de la Cor­po­ra­ción RTVE, ha ha­bi­do 12 com­pa­re­cen­cias de mi­nis­tros en el he­mi­ci­clo, 10 de car­gos del Eje­cu­ti­vo en co­mi­sio­nes y 16 de otras au­to­ri­da­des y fun­cio­na­rios. Tan so­lo se sal­va­rá de la que­ma, al no ser una ini­cia­ti­va le­gis­la­ti­va, una De­cla­ra­ción de­fen­di­da por el dipu­tado de Uni­das Po­de­mos-Equo, Juan Ló­pez de Ural­de, el 17 de sep­tiem­bre, que de­cla­ró la emer­gen­cia cli­má­ti­ca en España.

/ SAMUEL SÁNCHEZ

El pre­si­den­te en fun­cio­nes, Pedro Sánchez, en una se­sión de con­trol al Go­bierno en el Con­gre­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.