Hat­su­ne Mi­ku, la can­tan­te que no exis­te, da­rá en enero su pri­mer con­cier­to en Es­pa­ña

El ho­lo­gra­ma, acom­pa­ña­do por mú­si­cos reales, ba­sa su voz en una ac­triz ja­po­ne­sa

El País (País Vasco) - - CULTURA - NE­REA BASTERRA,

Su­pe­ra­da la pri­me­ra im­pre­sión de ver en di­rec­to a can­tan­tes muer­tos ha­ce dé­ca­das, la in­dus­tria mu­si­cal plan­tea aho­ra nue­vos re­tos. La téc­ni­ca es la mis­ma que en los úl­ti­mos años ha re­su­ci­ta­do so­bre el es­ce­na­rio a Bi­llie Ho­lli­day, Ma­ria Ca­llas y el ra­pe­ro Tu­pac: la ho­lo­gra­fía. Gra­cias a es­ta fo­to­gra­fía mul­ti­di­men­sio­nal y en mo­vi­mien­to, el ne­go­cio de la mú­si­ca en di­rec­to ha vis­to la opor­tu­ni­dad de rein­ven­tar­se y de­jar atrás la pro­duc­ción en ca­de­na de fu­tu­ras es­tre­llas pa­ra crear, de ce­ro y a me­di­da, al ar­tis­ta per­fec­to.

De es­ta for­ma, de Ja­pón lle­ga­rá a Es­pa­ña en enero una de las seu­do­can­tan­tes más fa­mo­sas del uni­ver­so ni­pón des­de 2007: Hat­su­ne Mi­ku, una crea­ción man­ga de lar­gas co­le­tas tur­que­sa cu­ya voz es­tá ba­sa­da en la de la ac­triz Sa­ki Fu­ji­ta. Hoy se po­nen a la ven­ta las en­tra­das del con­cier­to de es­ta di­va vir­tual ja­po­ne­sa, que ha ac­tua­do de te­lo­ne­ra de Lady Ga­ga y tie­ne una le­gión de fans. La ac­tua­ción, pro­mo­vi­da por Mer­cury Wheels / Li­ve Na­tion, se­rá en la sa­la bar­ce­lo­ne­sa Sant Jor­di Club y for­ma par­te de una gi­ra eu­ro­pea.

La tec­no­lo­gía que ha­ce po­si­ble el es­pec­tácu­lo co­rre­rá a car­go de Cry­pton Fu­tu­re Me­dia, una com­pa­ñía mul­ti­me­dia con ba­se en Sap­po­ro (Ja­pón), que ha crea­do el soft­wa­re Vo­ca­loid que da voz a Mi­ku. La de enero no se­rá, sin em­bar­go, la pri­me­ra vez que la es­tre­lla vir­tual pa­se por Es­pa­ña. Ya par­ti­ci­pó en mar­zo de 2018 en Ma­drid y Bar­ce­lo­na en The End, la ópe­ra del mú­si­co (de car­ne y hue­so) Keii­chi­ro Shi­bu­ya.

Aun­que con The End la vo­ca­loid hi­zo su pre­sen­ta­ción an­te el pú­bli­co es­pa­ñol, pa­ra Gui­llau­me De­vig­ne, director de mar­ke­ting de Cry­pton, Bar­ce­lo­na se­rá una ac­tua­ción “muy di­fe­ren­te” a la que se vio en­ton­ces: “Es­te se­rá un con­cier­to de pop-rock, dos ho­ras de mú­si­ca con imá­ge­nes asom­bro­sas, una co­reo­gra­fía ele­gan­te y una gran va­rie­dad de es­ti­los mu­si­ca­les, ya que ca­da so­ni­do de Hat­su­ne Mi­ku es­tá com­pues­to por un ar­tis­ta di­fe­ren­te. En cuan­to a la ban­da, es­ta­rá for­ma­da por mú­si­cos ja­po­ne­ses con mu­chí­si­mo ta­len­to que to­ca­rán en di­rec­to”. Es­tas com­po­si­cio­nes for­man par­te de una gi­ra que lle­va­rá al ho­lo­gra­ma a Lon­dres, Ber­lín, Pa­rís y Áms­ter­dam. “La co­mu­nión con sus ad­mi­ra­do­res es muy real. Aun­que Hat­su­ne Mi­ku es una can­tan­te vir­tual y no tie­ne una exis­ten­cia fí­si­ca, pue­de ex­pre­sar una am­plia ga­ma de sen­ti­mien­tos a tra­vés de su voz y sus mo­vi­mien­tos”, ex­pli­ca Gui­llau­me De­vig­ne.

So­bre es­ta nue­va ma­ne­ra de vi­vir la mú­si­ca, en la que una ima­gen vir­tual es ca­paz de des­per­tar unas sen­sa­cio­nes tan reales, el con­se­je­ro de­le­ga­do de Cry­pton, Hi­ro­yu­ki Itoh, opi­na: “Ve­re­mos el ad­ve­ni­mien­to de la mú­si­ca crea­da por in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, aun­que es­toy se­gu­ro de que es­ta nun­ca re­em­pla­za­rá a los mú­si­cos de car­ne y hue­so. La mú­si­ca es fun­da­men­tal­men­te un ar­te pa­ra com­pla­cer al oí­do, pe­ro si las tec­no­lo­gías pue­den ge­ne­rar imá­ge­nes o mo­vi­mien­tos que es­tén en ar­mo­nía con los so­ni­dos, po­dría­mos en­con­trar for­mas de dis­fru­tar la mú­si­ca tam­bién a tra­vés de la vis­ta y el tac­to, po­dría­mos am­pliar el al­can­ce de la crea­ti­vi­dad hu­ma­na”.

/ C. C. (GETTY)

Hat­su­ne Mi­ku, en un con­cier­to en abril en To­kio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.