La me­mo­ria y el ol­vi­do

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

La historia vi­vió en el siglo XX una revolución que cam­bió nues­tra for­ma de ver el mun­do: las grandes gue­rras y los re­yes pa­sa­ron a ser me­nos im­por­tan­tes que los pe­que­ños acon­te­ci­mien­tos de la vi­da co­ti­dia­na. De re­pen­te, la historia pa­só a ser otra co­sa, por­que los in­ves­ti­ga­do­res co­men­za­ron a bus­car unos do­cu­men­tos que ha­bían pa­sa­do por al­to, para tra­tar de com­pren­der los me­ca­nis­mos de la so­cie­dad feu­dal. Este mo­vi­mien­to lla­ma­do la historia de las men­ta­li­da­des aca­ba de re­ci­bir uno de los ma­yo­res re­co­no­ci­mien­tos li­te­ra­rios que se otor­gan en el mun­do (Ma­rio Var­gas Llo­sa di­jo que es in­clu­so más im­por­tan­te que el No­bel): en­trar en la co­lec­ción de clá­si­cos de Ga­lli­mard, la Pléia­de, que pu­bli­ca por pri­me­ra vez a un his­to­ria­dor con­tem­po­rá­neo y el re­pre­sen­tan­te más des­ta­ca­do de es­ta es­cue­la: Geor­ges Duby (1919-1996).

Duby fue tam­bién un maes­tro de la es­cri­tu­ra, que ilu­mi­na­ba los rin­co­nes de la Edad Me­dia con un len­gua­je evo­ca­dor. Su obra re­pre­sen­ta tam­bién una re­fle­xión sobre la re­la­ción en­tre el pre­sen­te y el pa­sa­do. Sobre uno de sus pri­me­ros li­bros, Do­min­go de Bou­vi­nes, escribió: “Me obli­gó a ob­ser­var el jue­go de la me­mo­ria y el ol­vi­do, a tra­tar el dis­cur­so que ha ana­li­za­do un acon­te­ci­mien­to a lo lar­go de los si­glos co­mo si fue­se el acon­te­ci­mien­to en sí”. La historia, en otras pa­la­bras, se es­cri­be siem­pre des­de un aquí y aho­ra. Duby y sus co­le­gas, co­mo Jac­ques Le Goff, le die­ron al in­di­vi­duo el pa­pel que iba a lo­grar a lo lar­go del siglo XX. Su­pie­ron leer el pa­sa­do, sin du­da, pe­ro tam­bién su pre­sen­te.

En los úl­ti­mos tiem­pos se mul­ti­pli­can, de for­ma ob­se­si­va, los li­bros de historia sobre el fi­nal de las de­mo­cra­cias, cen­tra­dos sobre to­do en dos pe­rio­dos: la muer­te de Cé­sar y la caí­da de la Re­pú­bli­ca ro­ma­na y la des­truc­ción de la Re­pú­bli­ca de Wei­mar, cuando Ale­ma­nia se pre­ci­pi­tó por el pozo ne­gro del na­zis­mo. En el jue­go en­tre la me­mo­ria y el ol­vi­do del que ha­bla­ba Duby, la vo­lun­tad de re­cor­dar se cen­tra en es­tos mo­men­tos cru­cia­les, cuando un sis­te­ma que fun­cio­na­ba se de­rrum­bó des­de den­tro para de­jar pa­so a una dic­ta­du­ra. Y no hu­bo mar­cha atrás. Las com­pa­ra­cio­nes his­tó­ri­cas sue­len ser en­ga­ño­sas, pe­ro inevi­ta­bles. Pe­ro nun­ca hay que ol­vi­dar que nos pue­den en­se­ñar mu­cho sobre las cri­sis del pa­sa­do y sus pun­tos de in­fle­xión —Cé­sar cru­zan­do el Ru­bi­cón—, no sobre los del pre­sen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.