El Ba­rça y Ney­mar alar­gan el plei­to por 44 mi­llo­nes

El ju­ga­dor re­cla­ma la can­ti­dad en con­cep­to de com­pen­sa­ción fis­cal y el club en­tien­de que se tra­ta­ba de un pre­mio por fi­de­li­dad

El País (País Vasco) - - DEPORTES - JUAN I. IRIGOYEN,

Ney­mar y el Bar­ce­lo­na con­ti­núan sin en­ten­der­se. Y eso que, es­ta vez, lo in­ten­ta­ron. El Ba­rça y el fut­bo­lis­ta bra­si­le­ño co­men­za­ron a li­ti­gar por 43,65 mi­llo­nes de eu­ros. En el ini­cio del jui­cio ce­le­bra­do ayer en­tre el club ca­ta­lán y el ju­ga­dor del PSG, el Ba­rça se man­tu­vo fir­me en la pos­tu­ra de que esa can­ti­dad co­rres­pon­de al sal­do de un pre­mio por fi­de­li­dad des­pués de que Ney­mar hu­bie­ra acep­ta­do re­no­var con el club has­ta ju­nio de 2021. Co­mo el bra­si­le­ño no cum­plió, el club en­tien­de que no tie­ne la obli­ga­ción de pa­gar­le. La de­fen­sa del pau­lis­ta ase­gu­ra que la deu­da del Bar­ce­lo­na es una com­pen­sa­ción fis­cal, con­se­cuen­cia de los pro­ble­mas ju­di­cia­les a los que se ha­bía tenido que en­fren­tar Ney­mar en Bra­sil por su tras­pa­so al club azul­gra­na en 2013. El plei­to no tie­ne fin.

En 2016 el Bar­ce­lo­na anun­ció que Ney­mar re­no­va­ba su víncu­lo con el club por cin­co tem­po­ra­das más. La en­ti­dad ca­ta­la­na se com­pro­me­tió a au­men­tar el sa­la­rio del bra­si­le­ño y, ade­más, a pa­gar­le un bo­nus de 64,4 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún in­for­ma­ron ayer los abo­ga­dos del club azul­gra­na. Ese di­ne­ro, con­ta­bi­li­za­do co­mo pri­ma de fi­cha­je, se te­nía que pa­gar en dos pla­zos: el pri­me­ro, de 20,75 mi­llo­nes, se de­po­si­tó en ju­lio de 2016; el se­gun­do, de 43,65, que se de­bía abo­nar en ju­lio de 2017, nun­ca lle­gó al bol­si­llo del bra­si­le­ño. “Ha­bía in­di­cios de que Ney­mar es­ta­ba en con­ver­sa­cio­nes con el PSG, lo que que­dó con­fir­ma­do cuando fi­chó por el club fran­cés”, ex­pli­có Jo­sep Vi­ves, por­ta­voz de la jun­ta di­rec­ti­va del Bar­ce­lo­na. “Que­ría­mos que se que­da­ra. Por eso le di­ji­mos que, a par­tir del 1 de sep­tiem­bre, cuando ya se ha­bría ce­rra­do el mer­ca­do, po­dría pa­sar a re­co­ger ese di­ne­ro”, aña­dió Ro­mán Gó­mez Pon­ti, abo­ga­do del Ba­rça.

Los le­tra­dos de Ney­mar re­tro­ce­den has­ta 2013, el mo­men­to en que el ju­ga­dor fi­chó por el club, para ex­pli­car por qué el Bar­ce­lo­na es­tá en deu­da con el fut­bo­lis­ta. “Le di­ji­mos que, por có­mo se ha­bían he­cho las co­sas en el pri­mer con­tra­to con el Ba­rça, te­nía­mos un pro­ce­di­mien­to fis­cal abier­to en Bra­sil de 42 mi­llo­nes. En prin­ci­pio, le pe­di­mos 95 mi­llo­nes, pe­ro fi­nal­men­te pac­ta­mos 64,4 por­que los íba­mos a co­brar ín­te­gros a la fir­ma del nue­vo con­tra­to”, ex­pli­có Gus­ta­vo Ri­bei­ro, el abo­ga­do del ju­ga­dor del PSG. No hu­bo con­ci­lia­ción, aun­que es­tu­vo cer­ca.

La no­che del bra­si­le­ño

De en­tra­da, los le­tra­dos del fut­bo­lis­ta con­fia­ban en que se po­día evi­tar el jui­cio. Se­gún in­for­mó la Ca­de­na SER, Ney­mar ofre­ció al Bar­ce­lo­na re­ti­rar la de­man­da si el club azul­gra­na se com­pro­me­tía por es­cri­to a fi­char­lo en el pró­xi­mo mer­ca­do de ve­rano des­pués de que se frus­tra­ra su pa­se en la úl­ti­ma ven­ta­na —el PSG ta­só en 300 mi­llo­nes el tras­pa­so—. El Ba­rça en­ten­dió la pe­ti­ción del pau­lis­ta co­mo un ges­to de bue­na vo­lun­tad. En el ac­to de con­ci­lia­ción pre­vio al jui­cio, los abo­ga­dos de am­bas partes as­pi­ra­ron a pac­tar un acuer­do. Tras dos ho­ras de con­ver­sa­cio­nes, se die­ron una ho­ra de des­can­so para vol­ver­lo a in­ten­tar. No fun­cio­nó. “Nos he­mos de­fen­di­do de la ma­ne­ra que creía­mos con­ve­nien­te. Ha­ce­mos una va­lo­ra­ción po­si­ti­va”, ase­gu­ró Vi­ves. La dispu­ta ju­di­cial en­tre Ney­mar y el Bar­ce­lo­na con­ti­núa. El juez con­ce­dió un pla­zo has­ta el 21 de oc­tu­bre para que se pre­sen­ten las con­clu­sio­nes.

La pre­sen­cia de Ney­mar en Bar­ce­lo­na po­ten­ció la ex­pec­ta­ción en la Ciu­dad de la Jus­ti­cia. El bra­si­le­ño ate­rri­zó en la ca­pi­tal ca­ta­la­na el jue­ves por la tar­de, jun­to a su pa­dre y re­pre­sen­tan­te y uno de sus ami­gos, miem­bro del gru­po Toiss, co­mo se ha­cen lla­mar. El pau­lis­ta, que ha­bía si­do ci­ta­do en el jui­cio por sus abo­ga­dos, apro­ve­chó su es­ta­día en la ca­pi­tal ca­ta­la­na para re­cu­pe­rar vie­jos há­bi­tos. “Squad”, pu­bli­có en Ins­ta­gram jun­to a una fo­to con Art­hur y Leo Bap­tis­tao, en­tre otros, an­tes de asis­tir a una co­no­ci­da sa­la de Bar­ce­lo­na en la que es­tu­vo has­ta al­tas ho­ras de la ma­dru­ga­da. Se­gún con­fir­mó Er­nes­to Val­ver­de, Art­hur “so­lo fue a ce­nar con su ami­go”. El vo­lan­te del Bar­ce­lo­na se pre­sen­tó en el en­tre­na­mien­to. Ney­mar, sin em­bar­go, no apa­re­ció en la Ciu­dad de la Jus­ti­cia. A pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na, el pau­lis­ta re­gre­só a París por­que sus abo­ga­dos en­ten­die­ron que su pre­sen­cia no era ne­ce­sa­ria. La dispu­ta en­tre Ney y el Ba­rça con­ti­núa.

Ney­mar, en Bar­ce­lo­na con unos ami­gos, en­tre ellos Art­hur (se­gun­do por la iz­quier­da) y Bap­tis­tao (quin­to).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.