‘Un­do­ne’ cuenta una historia de de­pre­sión y vi­da tras la muer­te

La se­rie se va­le de téc­ni­cas ro­tos­có­pi­cas y pin­tu­ra al lien­zo

El País (País Vasco) - - PANTALLAS -

Un­do­ne es­pe­cial por la ofer­ta de Net­flix, que cuenta en su pla­ta­for­ma con se­ries ori­gi­na­les co­mo BoJack Hor­se­man (tam­bién de Bo­bWaks­berg), Tu­ca & Ber­tie, Big Mouth, F is for Fa­mily y Desencanto. La pri­me­ra es­tá pro­ta­go­ni­za­da por un ca­ba­llo, en un mun­do en que los ani­ma­les tie­nen cua­li­da­des an­tro­po­mór­fi­cas: fue un ac­tor de éxi­to en los no­ven­ta, y aho­ra su­fre de­pre­sión. Tu­ca & Ber­tie na­rra la re­la­ción de dos ami­gas al en­trar en la vi­da adul­ta. Big Mouths la ter­ce­ra mues­tra los pa­sos más des­agra­da­bles y nun­ca te­le­vi­sa­dos de la pu­ber­tad. Y así, es­tas his­to­rias es­tán pro­ta­go­ni­za­das por be­be­do­res e in­com­pren­di­dos fra­ca­sa­dos.

Lon­ge­vi­dad

BoJack Hor­se­man, que se pue­de con­si­de­rar co­mo el pun­to de in­fle­xión, tie­ne pen­dien­te de es­treno su sex­ta y úl­ti­ma en­tre­ga, con la que se con­ver­ti­rá en la se­gun­da fic­ción no in­fan­til más lon­ge­va de Net­flix jun­to a Hou­se of Cards (ya ter­mi­na­da) y so­lo por de­trás de Oran­ge is the New Black (ce­rra­da con siete tem­po­ra­das). A lo lar­go de es­tos años ha tra­ta­do de fren­te temas co­mo la ase­xua­li­dad o el sui­ci­dio y desa­rro­lla­do con pe­ri­cia unos com­ple­jos y con­tra­dic­to­rios per­so­na­jes.

Otra de las ofer­tas de Net­flix es Lo­ve, Death & Ro­bots, coor­di­na­da por Da­vid Fin­cher y Tim Mi­ller, en la que ca­da epi­so­dio es un cor­to de cien­cia fic­ción en el que se ejer­cen di­fe­ren­tes téc­ni­cas de ani­ma­ción. En los úl­ti­mos pre­mios Emmy la se­rie ob­tu­vo cin­co ga­lar­do­nes, en­tre ellos al di­se­ño y ani­ma­ción de per­so­na­jes del epi­so­dio The Wit­ness, es­cri­to y di­ri­gi­do por el es­pa­ñol Al­ber­to Miel­go.

Un­do­ne es el bro­che a es­ta evo­lu­ción con su mez­cla de dra­ma, co­me­dia, su­rrea­lis­mo y per­so­na­jes tra­ba­ja­dos que na­da tie­nen que en­vi­diar a cual­quier se­rie dra­má­ti­ca. ¿Se po­día ha­ber con­ta­do tam­bién con ac­ción real? Sí, pe­ro hu­bie­se si­do otro ti­po de fic­ción, des­de su pre­su­pues­to (que hu­bie­se es­ta­do lleno de gas­tos en efec­tos es­pe­cia­les para lo­grar lo mos­tra­do) has­ta su am­bien­te, parte fun­da­men­tal de la historia. Y al fi­nal lo que de­fi­ne a una se­rie co­mo bue­na es su historia. Y có­mo es­tá con­ta­da. In­clu­so si es con di­bu­jos ani­ma­dos, sin pre­jui­cios.

La ac­triz Ro­sa Sa­la­zar, di­bu­ja­da con ro­tos­co­pia en una ima­gen de Un­do­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.