Dé­fi­cit edu­ca­ti­vo

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

El blo­queo po­lí­ti­co en el que se ha ins­ta­la­do Es­pa­ña re­tra­sa inapla­za­bles re­for­mas, tam­bién en el ám­bi­to edu­ca­ti­vo, las­tra­do des­de el ini­cio de la cri­sis eco­nó­mi­ca por una in­su­fi­cien­te in­ver­sión pú­bli­ca. Es­te dé­fi­cit pre­su­pues­ta­rio se tra­du­ce in­me­dia­ta­men­te en un dé­fi­cit aca­dé­mi­co, do­mi­na­do por el sem­pi­terno aban­dono es­co­lar y un an­qui­lo­sa­mien­to de los sis­te­mas de Pri­ma­ria y Se­cun­da­ria. El de­te­rio­ro de al­gu­nos de los prin­ci­pa­les indicadore­s edu­ca­ti­vos ha al­can­za­do tal pun­to que la Co­mi­sión Eu­ro­pea ha da­do un se­rio to­que de aten­ción a Es­pa­ña. Y lo ha­ce pre­ci­sa­men­te en un mo­men­to en el que el Go­bierno es­tá en fun­cio­nes y a las puer­tas de unas nue­vas elec­cio­nes ge­ne­ra­les, fac­to­res que en na­da ayu­dan a en­de­re­zar el rumbo. So­lo si tras los co­mi­cios de no­viem­bre se con­fi­gu­ra­se un Eje­cu­ti­vo fuer­te y con una ma­yo­ría par­la­men­ta­ria sólida se po­drán re­ver­tir las de­fi­cien­cias se­ña­la­das por Bru­se­las.

En­tre los im­por­tan­tes pro­yec­tos va­ra­dos, la Co­mi­sión Eu­ro­pea des­ta­ca de ma­ne­ra muy se­ña­la­da las ele­va­das ta­sas de fra­ca­so es­co­lar. Los jó­ve­nes de en­tre 18 y 24 años que han de­ja­do los es­tu­dios una vez ob­te­ni­do el tí­tu­lo de la Es­cue­la Se­cun­da­ria Obli­ga­to­ria (ESO) —que de­ter­mi­na la en­se­ñan­za obli­ga­to­ria— re­pre­sen­tan el 17,9%, mien­tras que la me­dia de la UE se si­túa en el 10,6%. Es­pa­ña ha me­jo­ra­do en los úl­ti­mos años si se tie­ne en cuen­ta que en 2009 el por­cen­ta­je ro­za­ba el 31%, cuan­do el mer­ca­do la­bo­ral re­pre­sen­ta­ba un gran atrac­ti­vo pa­ra los jó­ve­nes, pe­ro Bru­se­las po­ne de re­lie­ve la ra­len­ti­za­ción de es­ta pro­gre­sión y el es­tan­ca­mien­to de los avan­ces du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da.

La in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca ha de­ja­do tam­bién en di­que se­co la tra­mi­ta­ción de una nue­va ley edu­ca­ti­va que as­pi­ra­ba a di­na­mi­zar y mo­der­ni­zar los ci­clos de Pri­ma­ria, Se­cun­da­ria y Uni­ver­si­dad. La mi­nis­tra de Edu­ca­ción, Isa­bel Ce­laá, lle­vó in ex­tre­mis al Con­se­jo de Mi­nis­tros el pro­yec­to de ley or­gá­ni­ca el pa­sa­do fe­bre­ro, el mis­mo día en el que Pe­dro Sán­chez se dis­po­nía a anun­ciar la fe­cha de las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas del 28 de abril. La pa­rá­li­sis par­la­men­ta­ria ha de­ja­do con­ge­la­das igual­men­te las re­for­mas pre­vis­tas por Pe­dro Du­que, ti­tu­lar de Cien­cia, In­no­va­ción y Uni­ver­si­da­des, pe­se a los es­fuer­zos rea­li­za­dos du­ran­te las me­sas de ne­go­cia­ción con los rec­to­res y los sin­di­ca­tos.

En­tre las re­for­mas in­con­clu­sas, Bru­se­las se ha­ce eco del mo­de­lo de be­cas, el ac­ce­so uni­ver­sal a la edu­ca­ción in­fan­til o la re­gu­la­ción de las prác­ti­cas uni­ver­si­ta­rias. Y es muy crí­ti­ca res­pec­to a la ines­ta­bi­li­dad de las plan­ti­llas de pro­fe­so­res. El he­cho de que el 25% de los do­cen­tes sean in­te­ri­nos com­pli­ca se­ria­men­te la cons­truc­ción de equi­pos es­ta­bles y cohe­sio­na­dos en las es­cue­las. Es sin­to­má­ti­co que el cur­so que aca­ba de em­pe­zar cuen­te con 1.780 fun­cio­na­rios do­cen­tes me­nos de los pre­vis­tos por la Ad­mi­nis­tra­ción de­bi­do a los abul­ta­dos sus­pen­sos re­gis­tra­dos en la re­cien­te con­vo­ca­to­ria de opo­si­cio­nes.

Pa­ra su­pe­rar es­te ro­sa­rio de asig­na­tu­ras pen­dien­tes, ges­tio­nar las trans­for­ma­cio­nes tec­no­ló­gi­cas y adap­tar­se a las ne­ce­si­da­des del mer­ca­do la­bo­ral, Es­pa­ña de­be­ría, en pri­mer lu­gar, alcanzar acuer­dos par­la­men­ta­rios en ma­te­ria edu­ca­ti­va y, en se­gun­do, in­cre­men­tar la in­ver­sión pú­bli­ca, que si­gue es­tan­do muy por de­ba­jo de la me­dia co­mu­ni­ta­ria.

Bru­se­las aler­ta so­bre el im­pac­to del blo­queo po­lí­ti­co en la en­se­ñan­za

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.