Cien­cia pa­ra pen­sar

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

De­jar­nos in­fluir so­lo por nues­tras creen­cias o im­pre­sio­nes no bas­ta, ne­ce­si­ta­mos con­tras­tar­las con los he­chos y la reali­dad. Apli­car el mé­to­do cien­tí­fi­co pa­ra com­pro­bar la ve­ra­ci­dad de las ob­ser­va­cio­nes im­pli­ca cam­bios a ni­vel cog­ni­ti­vo que to­da­vía es­tán por lle­gar. Co­mo afir­ma­ba Noam Chomsky en una en­tre­vis­ta en EL PAÍS: “La gen­te ya no cree en los he­chos”. Creer en los he­chos con­lle­va acep­tar el error a pos­te­rio­ri, cam­biar de vi­sión u opi­nión, lo que pre­ci­sa cier­to gra­do de hu­mil­dad y mo­des­tia; re­co­no­cer que no te­nía­mos ra­zón. En un mun­do ca­da vez más vir­tual, ve­ri­fi­car los he­chos y la in­for­ma­ción im­pli­ca un ejer­ci­cio men­tal que pre­ci­sa en­tre­na­mien­to. La cien­cia y su mé­to­do no so­lo pro­du­cen avan­ces ma­te­ria­les, sino tam­bién en la cog­ni­ción, don­de los cam­bios son mu­cho más com­ple­jos. Pa­ra cual­quier so­cie­dad ac­túan co­mo ca­ta­li­za­do­res de pro­gre­so, tan­to pa­ra la con­vi­ven­cia co­mo en las con­di­cio­nes de vi­da. Por ello, el mé­to­do cien­tí­fi­co de­be­ría de­cla­rar­se pa­tri­mo­nio in­ma­te­rial de la hu­ma­ni­dad.

Ra­món Pu­cha­des Rin­cón de Are­llano. Va­len­cia en zo­nas pea­to­na­les y, asi­mis­mo, se es­tá li­mi­tan­do la cir­cu­la­ción de los vehícu­los. Soy la pri­me­ra en ser par­ti­da­ria de es­ta ac­ción, pe­ro, aun así, la gen­te se­gui­rá uti­li­zan­do co­ches en vez de trans­por­te pú­bli­co si no se les ofre­ce al­go que los in­cen­ti­ve a uti­li­zar­los, ya sea au­men­tan­do las fre­cuen­cias o re­ba­jan­do los pre­cios. Gas­tar el di­ne­ro en pin­tu­ra pa­ra ha­cer pla­zas de lo que fue­ron cal­za­das me pa­re­ce una equi­vo­ca­ción. Que­re­mos so­lu­cio­nes, no de­co­ra­cio­nes.

Ma­ria Pou Cer­ve­ra

Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.