So­ler, con­de­na­do a dos años de cár­cel por in­ten­tar se­cues­trar a So­riano

La Au­dien­cia Pro­vin­cial de­ter­mi­na que el ex­pre­si­den­te tra­tó de rap­tar y ro­bar a su su­ce­sor

El País (País Vasco) - - DEPORTES - IG­NA­CIO ZA­FRA,

La Au­dien­cia Pro­vin­cial de Va­len­cia con­de­nó a dos años de cár­cel a Juan So­ler, em­pre­sa­rio de la cons­truc­ción y pre­si­den­te del Va­len­cia en­tre 2004 y 2008 por tra­mar el se­cues­tro de su su­ce­sor en el car­go, Vi­cen­te So­riano, que le de­bía 85 mi­llo­nes de eu­ros por la ven­ta del club, una cons­pi­ra­ción que fue des­ar­ti­cu­la­da por la po­li­cía.

So­ler, uno de los re­yes del la­dri­llo du­ran­te los años del boom de la cons­truc­ción, hom­bre de con­fian­za de los en­ton­ces pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat va­len­cia­na Fran­cis­co Camps y al­cal­de­sa de la ciu­dad Ri­ta Bar­be­rá, cu­yo ne­go­cio se hun­dió con la cri­sis, ur­dió jun­to a un em­pre­sa­rio de la hos­te­le­ría y un por­te­ro de dis­co­te­ca un plan digno de una no­ve­la ne­gra en el que to­do sa­lió mal, se­gún cons­ta en la sen­ten­cia dic­ta­da por los jue­ces de la Sec­ción Se­gun­da, Jo­sé Ma­ría Gó­mez Vi­llo­ra y San­dra Schu­ller, que cuen­ta con el vo­to par­ti­cu­lar del ma­gis­tra­do Jo­sé Luis Fe­ne­llós, par­ti­da­rio de la ab­so­lu­ción.

So­ler, se­gún de­cla­ra pro­ba­do el fa­llo, acor­dó con sus cóm­pli­ces a fi­na­les de 2013, se­cues­trar a So­riano cuan­do sa­lie­ra de desa­yu­nar en la ca­fe­te­ría Ve­la, un lo­cal si­tua­do en el cen­tro de Va­len­cia al que acu­día a dia­rio, su­bir­lo a una fur­go­ne­ta y tras­la­dar­lo a un lu­gar se­gu­ro, en Al­fa­far, don­de lo re­ten­drían mien­tras en­tra­ban a ro­bar en su ca­sa y has­ta que les fa­ci­li­ta­ra sus cla­ves ban­ca­rias. Pa­ra ello de­ci­die­ron con­tra­tar a unos si­ca­rios co­lom­bia­nos, que de­bían ocu­par­se del tra­ba­jo su­cio. So­riano ha­bía elu­di­do pa­gar a So­ler las 70.889 ac­cio­nes con las que en 2008 se hi­zo con el con­trol del Va­len­cia de­cla­rán­do­se in­sol­ven­te, pe­ro el cons­truc­tor es­ta­ba con­ven­ci­do de que su su­ce­sor es­con­día una for­tu­na en su do­mi­ci­lio y en cuen­tas ocul­tas en va­rios paí­ses. La co­sa, pro­si­gue la sen­ten­cia, fue mal des­de el prin­ci­pio por­que en­tre el gru­po de cons­pi­ra­do­res ha­bía un cuar­to hom­bre, un de­lin­cuen­te fi­cha­do que la sen­ten­cia iden­ti­fi­ca co­mo R. B., que era con­fi­den­te del Gru­po de Atra­cos de la Je­fa­tu­ra Su­pe­rior de Po­li­cía de Va­len­cia. Na­da más aca­bar de per­fi­lar­se el rap­to, R. B. te­le­fo­neó a su con­tac­to po­li­cial, lo man­tu­vo al tan­to de ca­da pa­so, lo que per­mi­tió a los in­ves­ti­ga­do­res gra­bar va­rias reunio­nes.

El 7 de abril de 2014, T, co­mo iden­ti­fi­ca la sen­ten­cia al an­ti­guo

por­te­ro de dis­co­te­ca, de­tec­tó tras ba­jar­se del co­che la pre­sen­cia del dis­po­si­ti­vo po­li­cial. T aban­do­nó el lu­gar al sen­tir­se vi­gi­la­do y a par­tir de ese mo­men­to los su­ce­sos se pre­ci­pi­ta­ron. Al día si­guien­te, en un gi­ro que la sen­ten­cia no acla­ra, el con­fi­den­te po­li­cial se pre­sen­tó en el des­pa­cho de So­riano y le re­ve­ló que So­ler ha­bía en­car­ga­do su se­cues­tro, pe­ro que po­día es­tar tran­qui­lo por­que él era uno de los par­ti­ci­pan­tes y ha­bía de­ci­di­do no lle­var­lo a ca­bo. So­riano, que fue pre­si­den­te del Va­len­cia du­ran­te ape­nas de un año, lla­mó po­co des­pués a la po­li­cía pa­ra ex­pli­car­les lo que R. B. aca­ba­ba de con­tar­le. Cin­co días an­tes, el co­mi­sa­rio ha­bía ci­ta­do a So­riano en je­fa­tu­ra pa­ra ad­ver­tir­le de que de­bía cam­biar sus ru­ti­nas, pe­ro ha­bía evi­ta­do pre­ci­sar el ti­po de ame­na­za que se cer­nía so­bre él.

Des­pués de sa­ber que el con­fi­den­te ha­bía aler­ta­do a So­riano, la po­li­cía de­ci­dió de­te­ner a So­ler, al em­pre­sa­rio hos­te­le­ro y al por­te­ro de dis­co­te­ca. Los tres han si­do con­de­na­dos aho­ra a dos años de cár­cel por un de­li­to de cons­pi­ra­ción pa­ra se­cues­tro en con­cur­so con otro de cons­pi­ra­ción pa­ra ro­bo con vio­len­cia en ca­sa ha­bi­ta­da.

/ EFE

Juan So­ler, a la de­re­cha, jun­to a Vi­cen­te So­riano en 2005.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.