El me­jor te­lo­ne­ro

El País (País Vasco) - - PANTALLAS -

El éxi­to de los pro­gra­mas de te­le­vi­sión no se mi­de so­lo por los re­sul­ta­dos que co­se­chan sino tam­bién por lo que apor­tan a una cadena, ya sea en for­ma de au­dien­cia, de in­fluen­cia so­cial o de pres­ti­gio em­pre­sa­rial. Pa­ra Te­le­cin­co, Pa­sa­pa­la­bra se ha con­ver­ti­do en un con­te­ni­do es­tra­té­gi­co. Por un la­do, es un con­te­ni­do blan­co que lim­pia de un plu­ma­zo el ras­tro de los co­ti­lleos, im­pro­pe­rios y ala­ri­dos que va arro­jan­do Sál­va­me a lo lar­go de to­da la tar­de, de lu­nes a vier­nes. Y, por otro, pue­de pre­su­mir de ser un con­cur­so con una pá­ti­na cul­tu­ral, un gé­ne­ro del que la prin­ci­pal cadena de Me­dia­set no an­da muy so­bra­da.

Otra de sus gran­des apor­ta­cio­nes es ha­ber­se con­ver­ti­do en el me­jor te­lo­ne­ro que pue­de te­ner un te­le­dia­rio. El Ros­co, el mo­men­to cum­bre, de­ja en ban­de­ja una só­li­da au­dien­cia al no­ti­cie­ro que con­du­ce Pe­dro Pi­que­ras. Es lo que se de­no­mi­na efec­to arras­tre, un con­tin­gen­te de es­pec­ta­do­res pe­ga­dos a la pan­ta­lla ca­si sin pes­ta­ñear que con­tri­buir a que ese in­for­ma­ti­vo sea el más vis­to de to­da la te­le­vi­sión es­pa­ño­la. El he­cho de que el te­le­dia­rio de Te­le­cin­co du­re ape­nas 30 mi­nu­tos (la mi­tad que el de La 1 de TVE) otor­ga aún más im­por­tan­cia a la he­ren­cia que re­ci­be de Pa­sa­pa­la­bra. Si su du­ra­ción fue­ra de una ho­ra el efec­to arras­tre ten­dría un me­nor im­pac­to. Ahí ra­di­ca la ca­pa­ci­dad de Me­dia­set pa­ra ma­xi­mi­zar el ren­di­mien­to de su pa­rri­lla. Es­te ti­po de de­ci­sio­nes au­da­ces mar­can la di­fe­ren­cia.

Pa­sa­pa­la­bra es a Te­le­cin­co lo que La ru­le­ta de la suer­te a An­te­na 3. Am­bos con­cur­sos de­jan en to­do lo al­to la au­dien­cia y así con­si­guen im­pac­tar de for­ma de­ci­si­va en los in­for­ma­ti­vos, un re­ñi­do cam­po de ba­ta­lla. Du­ran­te el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre, las no­ti­cias de An­te­na 3 se lle­va­ron la vic­to­ria en la edi­ción de so­bre­me­sa (17,4% de cuo­ta de pan­ta­lla) fren­te a Te­le­cin­co (15,1%) en par­te por el em­pu­je de La ru­le­ta de la suer­te. Pe­ro las tor­nas cam­bian a las nue­ve de la no­che. Es el mo­men­to de la re­van­cha de Te­le­cin­co. Arra­sa con un 17,9% an­te el 12,5% de su más di­rec­to com­pe­ti­dor. Un vez más, la

peor par­te se la lle­va el ca­nal pú­bli­co. En el fin de se­ma­na los con­cur­sos des­can­san y las di­fe­ren­cias en­tre las dos ca­de­nas pri­va­das se acor­tan, lo que vie­ne a evi­den­ciar su ca­pa­ci­dad pa­ra mol­dear las au­dien­cias.

Por sí mis­mo, el con­cur­so que pre­sen­ta Ch­ris­tian Gál­vez es un éxi­to in­dis­cu­ti­ble. Los da­tos ava­lan su do­mi­nio en el arran­que del ho­ra­rio es­te­lar. En sep­tiem­bre, la me­dia de sus 21 emi­sio­nes al­can­zó los 1.875.000 es­pec­ta­do­res, lo que se tra­du­ce en una cuo­ta de pan­ta­lla del 18,3%, muy por en­ci­ma del pro­me­dio re­gis­tra­do por Te­le­cin­co ese mis­mo mes, si­tua­do en el 15%. Un es­tu­dio rea­li­za­do por la con­sul­to­ra Bar­lo­ven­to Co­mu­ni­ca­ción se­ña­la que Pa­sa­pa­la­bra apor­tó 0,94 pun­tos bru­tos a ese 15%, un por­cen­ta­je con el que el prin­ci­pal dial de Me­dia­set con­si­gue li­de­rar la TDT. Ade­más de ser un ac­ti­vo ren­ta­ble, la mar­ca Pa­sa­pa­la­bra ob­tie­ne la fi­de­li­dad del pú­bli­co. El sue­ño de to­do pro­gra­ma­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.