Los de­mó­cra­tas pre­sio­nan a la Ca­sa Blan­ca pa­ra ob­te­ner do­cu­men­tos

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - AMAN­DA MARS,

La in­ves­ti­ga­ción en el Con­gre­so pa­ra un po­si­ble im­peach­ment o des­ti­tu­ción de Do­nald Trump ya ha echa­do an­dar y las ci­ta­cio­nes pa­ra de­cla­rar o pre­sen­tar do­cu­men­tos es­tán ge­ne­ran­do las pri­me­ras ten­sio­nes en­tre los de­mó­cra­tas, de­fen­so­res del pro­ce­so, y el Go­bierno. El pre­si­den­te del Co­mi­té de Su­per­vi­sión y Re­for­ma de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, el de­mó­cra­ta Eli­jah E. Cum­mings, ad­vir­tió ayer de que emi­ti­rán ci­ta­cio­nes a la Ca­sa Blan­ca pa­ra que en­tre­guen do­cu­men­tos, en tan­to que has­ta aho­ra no ha­bían cum­pli­do con las so­li­ci­tu­des.

La pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Nancy Pe­lo­si, anun­ció el pa­sa­do 24 de sep­tiem­bre la pues­ta en mar­cha de una in­ves­ti­ga­ción con­tra el pre­si­den­te de EE UU des­pués de que tras­cen­die­ran las ma­nio­bras del man­da­ta­rio pa­ra que la jus­ti­cia ucra­nia in­ves­ti­ga­se a su ri­val po­lí­ti­co Joe Bi­den, y al hi­jo de es­te, Hun­ter. El pre­si­den­te del Co­mi­té de In­te­li­gen­cia de la Cá­ma­ra, el tam­bién de­mó­cra­ta Adam Schiff, que coor­di­na el pro­ce­so, ad­vir­tió de que cual­quier in­ten­to de tor­pe­dear la in­ves­ti­ga­ción se con­tem­pla­ría co­mo una obs­truc­ción. “Que­re­mos de­jar muy cla­ro que cual­quier es­fuer­zo del se­cre­ta­rio, del pre­si­den­te o de cual­quier otra per­so­na pa­ra in­ter­fe­rir con la ca­pa­ci­dad del Con­gre­so de lla­mar a tes­ti­gos re­le­van­tes, se con­si­de­ra­rá co­mo evi­den­cia de obs­truc­ción de las fun­cio­nes le­ga­les del Con­gre­so”, di­jo Schiff, en una com­pa­re­cen­cia con Pe­lo­si.

“Víc­ti­ma de un gol­pe”

Por su par­te, el se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Mi­ke Pom­peo, ad­mi­tió ayer que es­ta­ba pre­sen­te du­ran­te la po­lé­mi­ca lla­ma­da en­tre Trump y su ho­mó­lo­go ucra­nio, Vo­lo­dí­mir Ze­lens­ki, el pa­sa­do 25 de ju­lio, prin­ci­pal de­to­nan­te de la cuar­ta in­ves­ti­ga­ción de im­peach­ment de un pre­si­den­te en la his­to­ria de EE UU. “Es­ta­ba en la lla­ma­da”, re­co­no­ció Pom­peo en una rue­da de pren­sa du­ran­te su vi­si­ta a Ita­lia en la que jus­ti­fi­có que se tra­ta­ba de una con­ver­sa­ción de in­te­rés pa­ra las po­lí­ti­cas de la re­gión. En aque­lla con­ver­sa­ción, Trump pi­dió re­pe­ti­das ve­ces a Ze­lens­ki que los Bi­den fue­sen investigad­os.

El pre­si­den­te de EE UU ha sa­ca­do las uñas con­tra es­ta in­ves­ti­ga­ción, ca­da vez con pa­la­bras más vi­ru­len­tas. Ayer, mien­tras po­sa­ba pa­ra el sa­lu­do ofi­cial en el Des­pa­cho Oval con el man­da­ta­rio fin­lan­dés, Sau­li Nii­nis­tö, se re­fi­rió a Schiff co­mo “es­co­ria”. “De­be­rían for­zar­le a re­nun­ciar del Con­gre­so”, di­jo an­tes de in­sis­tir en que de­be­ría ser juz­ga­do por “trai­ción”. La vís­pe­ra tui­teó que se con­si­de­ra víc­ti­ma de un “gol­pe”. Trump con­si­de­ra que la con­ver­sa­ción con Ze­lens­ki fue “per­fec­ta­men­te co­rrec­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.