Trump ha­ce ca­ja con el ‘im­peach­ment’

El pre­si­den­te ex­plo­ta el pro­ce­so de des­ti­tu­ción con una ofen­si­va en la Red que le re­por­ta do­na­cio­nes ré­cord

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - PA­BLO GUIMÓN,

La ma­qui­na­ria po­lí­ti­ca de Do­nald Trump es­tá lo­gran­do la pi­rue­ta de con­ver­tir la ma­yor ame­na­za has­ta la fe­cha a su pre­si­den­cia en una pro­di­gio­sa fuen­te de in­gre­sos pa­ra fi­nan­ciar la cam­pa­ña elec­to­ral y al­can­zar su se­gun­do man­da­to. El mar­tes de la se­ma­na pa­sa­da, la lí­der de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, la de­mó­cra­ta Nancy Pe­lo­si, co­mu­ni­ca­ba la aper­tu­ra del pro­ce­so de im­peach­ment al pre­si­den­te, una lu­cha por su des­ti­tu­ción a raíz de una con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca de Trump con su ho­mó­lo­go ucra­nio, en la que le pre­sio­na­ba pa­ra in­ves­ti­gar las an­dan­zas de Hun­ter Bi­den, hi­jo de su ri­val po­lí­ti­co Joe Bi­den, en aquel país. En las tres ho­ras si­guien­tes al anun­cio de Pe­lo­si, Trump re­cau­dó un mi­llón de dó­la­res (unos 910.000 eu­ros), se­gún su equi­po de cam­pa­ña.

En 24 ho­ras, cin­co mi­llo­nes. Y has­ta 8,5, en dos días. Un au­tén­ti­co ré­cord, que se su­ma a los ocho mi­llo­nes que se em­bol­só en dos even­tos de re­cau­da­ción de fon­dos, ce­le­bra­dos la se­ma­na pa­sa­da.

El im­peach­ment lle­va­ba me­ses so­bre­vo­lan­do la po­lí­ti­ca de Es­ta­dos Uni­dos, con la in­ves­ti­ga­ción so­bre la po­si­ble cons­pi­ra­ción del pre­si­den­te con Ru­sia, y por ello la es­tra­te­gia de có­mo ex­plo­tar­lo es­ta­ba más que pre­pa­ra­da. Exis­tía in­clu­so un ví­deo, lis­to pa­ra pu­bli­car­se des­de el ve­rano, en el que Trump pe­día a sus se­gui­do­res que “de­tu­vie­ran es­te sin­sen­ti­do”. La se­ma­na pa­sa­da, la gra­ba­ción se lan­zó co­mo una con­tra­ofen­si­va en la Red que re­por­tó a la cam­pa­ña 50.000 nue­vos do­nan­tes.

No con­vie­ne sub­es­ti­mar el va­lor de esos 50.000 nue­vos con­tri­bu­yen­tes: fue­ron al­go me­nos de 80.000 vo­tos en tres Es­ta­dos los que le die­ron la vic­to­ria a Trump en 2016. Aho­ra, la cam­pa­ña po­drá se­guir pi­dién­do­les di­ne­ro, y los da­tos per­so­na­les que han pro­por­cio­na­do fa­ci­li­ta­rán al par­ti­do evi­tar que se les ocu­rra que­dar­se en ca­sa el 3 de no­viem­bre de 2020.

El re­pu­bli­cano lle­gó a la pre­si­den­cia ca­bal­gan­do el tra­di­cio­nal ma­les­tar de la de­re­cha es­ta­dou­ni­den­se con el es­ta­blish­ment li­be­ral de Was­hing­ton. Du­ran­te ca­si tres años en la Ca­sa Blan­ca, ha per­fec­cio­na­do la téc­ni­ca. El ini­cio del im­peach­ment era la oca­sión per­fec­ta pa­ra azu­zar esa fu­ria la­ten­te en las ba­ses del trum­pis­mo. “Es un gol­pe de Es­ta­do”, lle­gó a tui­tear el pre­si­den­te.

Me­ses de con­vul­sio­nes po­lí­ti­cas han per­mi­ti­do com­pro­bar que la re­cau­da­ción se dis­pa­ra cuan­do los se­gui­do­res per­ci­ben que el re­pu­bli­cano es­tá sien­do ata­ca­do. El día si­guien­te a la pre­sen­ta­ción

El re­pu­bli­cano con­si­gue 16 mi­llo­nes de dó­la­res en una se­ma­na

50.000 nue­vos con­tri­bu­yen­tes se su­ma­ron tras la di­fu­sión de un ví­deo

Los de­mó­cra­tas op­tan por ser más cau­tos a la ho­ra de pe­dir di­ne­ro

del in­for­me Mue­ller so­bre la in­je­ren­cia ru­sa en las elec­cio­nes de 2016, la cam­pa­ña re­ci­bió un mi­llón de dó­la­res.

Los pro­pios de­mó­cra­tas te­men que la ha­bi­li­dad que ha de­mos­tra­do el pre­si­den­te pa­ra mo­vi­li­zar a sus ba­ses vic­ti­mi­zán­do­se pue­da te­ner un im­pac­to en las elec­cio­nes del año que vie­ne.

“Jun­to a Do­nald Trump, los de­mó­cra­tas son nues­tros me­jo­res re­cau­da­do­res de fon­dos”, tui­teó iró­ni­co el miér­co­les Ri­chard Wal­ters, del Co­mi­té Na­cio­nal Re­pu­bli­cano. Di­cho ór­gano y la cam­pa­ña de Trump ac­túan en la ca­rre­ra a la re­elec­ción en una efi­caz sim­bio­sis, más allá de la me­ra coor­di­na­ción que ve­nía sien­do la nor­ma, una mues­tra del po­der ab­so­lu­to que ha aca­ba­do ejer­cien­do es­te pre­si­den­te so­bre el par­ti­do. A 14 me­ses de las pre­si­den­cia­les, jun­tos han re­cau­da­do más de 210 mi­llo­nes en lo que va de año, se­gún re­gis­tros de la Co­mi­sión Elec­to­ral Fe­de­ral. Más que la su­ma de lo que lle­van re­co­lec­ta­do to­dos los as­pi­ran­tes de­mó­cra­tas.

El guion es cla­ro. El pre­si­den­te es­tá sien­do ata­ca­do por “los me­dios de las no­ti­cias fal­sas” y la “ca­za de bru­jas” de los de­mó­cra­tas. La na­rra­ti­va pa­re­ce con­ven­cer a los sim­pa­ti­zan­tes. Y no se es­ca­ti­man re­cur­sos pa­ra con­ver­tir esa sin­to­nía en di­ne­ro. En­tre el mar­tes y el do­min­go de la se­ma­na pa­sa­da, la cam­pa­ña de Trump gas­tó 2,1 mi­llo­nes de dó­la­res en Fa­ce­book en anun­cios que pe­dían do­na­cio­nes. Las 500 pu­bli­ca­cio­nes que lan­za­ron los pri­me­ros tres días men­cio­na­ban el im­peach­ment.

“Nancy aca­ba de lan­zar un im­peach­ment. ¡Ca­za de bru­jas! Te ne­ce­si­to en mi Equi­po de De­fen­sa del Im­peach­ment. Do­na aho­ra”. El men­sa­je de tex­to fue en­via­do el mar­tes, acom­pa­ña­do de un en­la­ce a una pá­gi­na pa­ra rea­li­zar apor­ta­cio­nes, con las que los do­nan­tes se in­cor­po­ra­ban al re­cién in­ven­ta­do Co­man­do Ofi­cial de De­fen­sa del Im­peach­ment y en­gro­sa­ban la “lis­ta de pa­trio­tas” que se­ría “en­via­da el pre­si­den­te Trump”. En la se­ma­na del anun­cio de Pe­lo­si, un po­ten­cial se­gui­dor me­dio cu­yo nú­me­ro de te­lé­fono fi­gu­ra en la agen­da de la cam­pa­ña re­ci­bió 10 men­sa­jes pa­re­ci­dos. En to­tal, 12 mi­llo­nes de men­sa­jes de tex­to pi­dien­do mi­cro­do­na­cio­nes. Y 65 mi­llo­nes de co­rreos elec­tró­ni­cos.

Anun­cios

Gas­ta­ron ocho mi­llo­nes de dó­la­res en un anun­cio de te­le­vi­sión que des­ta­ca­ba los víncu­los de Bi­den con Ucra­nia. Y el Co­mi­té Na­cio­nal Re­pu­bli­cano ha pro­du­ci­do otra se­rie de spots te­le­vi­si­vos pa­ra dis­tri­tos que vo­ta­ron por Trump en 2016 y en los que, en las le­gis­la­ti­vas del año pa­sa­do, ga­na­ron los de­mó­cra­tas, que aho­ra apo­yan el im­peach­ment.

En­tre los de­mó­cra­tas ha ha­bi­do me­nos con­sen­so a la ho­ra de tra­tar de ha­cer ca­ja. Los pri­me­ros días, mu­chos op­ta­ron por pe­dir a sus sim­pa­ti­zan­tes, en vez de di­ne­ro, que fir­ma­ran su ad­he­sión al pro­ce­so. Pe­ro, se­gún Ac­tB­lue, la em­pre­sa que pro­ce­sa las do­na­cio­nes del par­ti­do a tra­vés de In­ter­net, los can­di­da­tos re­cau­da­ron el mar­tes, día del anun­cio, 4,6 mi­llo­nes de dó­la­res, 400.000 más que el lu­nes.

La can­di­da­tu­ra de Bi­den, el fa­vo­ri­to a en­fren­tar­se a Trump, fue una de las que más re­cau­dó la se­ma­na pa­sa­da, se­gún su equi­po de cam­pa­ña. Nó­te­se que Bi­den es, des­pués de Trump, quien más tie­ne que per­der con es­te pro­ce­so de des­ti­tu­ción.

/ EVAN VUCCI (AP)

Do­nald Trump, ayer en el Des­pa­cho Oval.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.