Un juez ma­dri­le­ño se em­pe­ña en man­te­ner la cau­sa pa­ra fre­nar la ex­hu­ma­ción de Fran­co

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - J. J. GÁL­VEZ,

La ba­ta­lla ju­di­cial por la ex­hu­ma­ción de Fran­cis­co Fran­co si­gue abier­ta. Así, al me­nos, lo con­si­de­ra Jo­sé Yusty, el juez con­tra­rio a la ley de me­mo­ria his­tó­ri­ca que man­tie­ne sus­pen­di­do de for­ma cau­te­lar

Aún co­lean los fle­cos pa­ra sa­car los res­tos del dic­ta­dor de la ba­sí­li­ca del Va­lle de los Caí­dos. Pe­se al aval del Tri­bu­nal Su­pre­mo a la de­ci­sión del Con­se­jo de Mi­nis­tros pa­ra ex­hu­mar a Fran­co, el ti­tu­lar del Juz­ga­do de lo Con­ten­cio­so-Ad­mi­nis­tra­ti­vo nú­me­ro 3 de Ma­drid, Jo­sé Yusty, con­si­de­ra que aún tie­ne que de­ci­dir si ar­chi­va la cau­sa que abrió por la li­cen­cia de obra o si, en cam­bio, si­gue ade­lan­te con un pro­ce­di­mien­to que ya fre­nó las in­ten­cio­nes del Eje­cu­ti­vo.

El ma­gis­tra­do, que se ha ma­ni­fes­ta­do pú­bli­ca­men­te en con­tra de la ley de me­mo­ria his­tó­ri­ca —“es un pro­yec­to sec­ta­rio y di­vi­sor; re­pre­sen­ta el an­sia de ven­gan­za y el odio de los ven­ci­dos de la Gue­rra Ci­vil”, lle­gó a de­cir so­bre la nor­ma—, ar­gu­men­ta que to­da­vía no se le ha no­ti­fi­ca­do la sen­ten­cia del al­to tri­bu­nal, se­gún ex­pli­can fuen­tes el in­for­me de obra pa­ra le­van­tar la lo­sa de la tum­ba del dic­ta­dor. Fuen­tes ju­rí­di­cas se­ña­lan que el juez cree que es­te pro­ce­so se­gui­rá en mar­cha mien­tras él no se pro­nun­cie al res­pec­to des­pués de que se le no­ti­fi­que la sen­ten­cia del Su­pre­mo.

ju­rí­di­cas. Y que, por tan­to, no pue­de pro­nun­ciar­se en el pro­ce­so abier­to en su juz­ga­do.

De he­cho, se­gún aña­den esas mis­mas fuen­tes, Jo­sé Yusty quie­re es­cu­char a las par­tes per­so­na­das en el ca­so. Se­rá, en­ton­ces, en el mo­men­to en el que co­mu­ni­que su de­ci­sión, cuan­do po­drá ser re­cu­rri­da an­te el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ma­drid.

Ar­gu­men­tos re­cha­za­dos

Es más, Yusty te­nía pre­vis­to ce­le­brar a fi­na­les de oc­tu­bre una vis­ta pa­ra tra­tar las me­di­das cau­te­la­rí­si­mas que adop­tó en fe­bre­ro, cuan­do sus­pen­dió la “li­cen­cia” de obra sin pe­dir su opi­nión a la Abo­ga­cía del Es­ta­do.

To­do es­to abre la puer­ta a una nue­va de­mo­ra en la ex­hu­ma­ción, que el Go­bierno de Pe­dro Sán­chez pre­veía eje­cu­tar an­tes de las elec­cio­nes del 10 de no­viem­bre. Pe­se a ello, fuen­tes

del Eje­cu­ti­vo in­sis­ten en que es­te juez no tie­ne com­pe­ten­cias pa­ra re­tra­sar una de­ci­sión del Con­se­jo de Mi­nis­tros y que, una vez que se acuer­de una fe­cha en di­cho ór­gano, no po­drá im­pe­dir la sa­li­da de los res­tos.

La pa­sa­da se­ma­na, el Su­pre­mo dio luz ver­de al Eje­cu­ti­vo pa­ra sa­car los hue­sos del ex je­fe del Es­ta­do y se­ña­ló ade­más de for­ma ex­plí­ci­ta que no se ne­ce­si­ta li­cen­cia mu­ni­ci­pal de obra pa­ra se­guir con ese pro­pó­si­to. Una te­sis in­clui­da en una re­so­lu­ción que des­mon­ta­ba las prin­ci­pa­les lí­neas ar­gu­men­ta­les ex­pues­tas por Yusty en su au­to de fe­bre­ro.

En ese es­cri­to, el ma­gis­tra­do de lo Con­ten­cio­so-Ad­mi­nis­tra­ti­vo afir­ma­ba que “no se apre­cia es­pe­cial ur­gen­cia en la ex­hu­ma­ción”, fren­te a la pos­te­rior va­lo­ra­ción del Tri­bu­nal Su­pre­mo, que sí con­si­de­ró jus­ti­fi­ca­do el apre­mio pa­ra “po­ner fin sin más de­mo­ra a una si­tua­ción pro­lon­ga­da du­ran­te dé­ca­das, en sin­to­nía con el que el Go­bierno en­tien­de que es el sen­tir ma­yo­ri­ta­rio de la so­cie­dad”.

Yusty tam­bién sub­ra­ya­ba en su es­cri­to que “exis­ten du­das acer­ca de las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad” pa­ra sa­car a Fran­co. “Se tra­ta de re­mo­ver unas lo­sas de már­mol, que a su vez ta­pan una lo­sa de gra­ni­to de, al pa­re­cer, 2.000 ki­los de pe­so, y no ha­ce fal­ta ser ar­qui­tec­to, ar­qui­tec­to téc­ni­co, in­ge­nie­ro ni maes­tro de obras pa­ra per­ca­tar­se de que ello es de por sí al­go com­pli­ca­do, di­fí­cil de ma­ne­jar, y por tan­to pe­li­gro­so”, de­cía el juez. A lo que res­pon­dió el Su­pre­mo: “No se ad­vier­ten es­pe­cia­les pro­ble­mas de se­gu­ri­dad”. “Al fin y al ca­bo, se tra­ta de le­van­tar una lo­sa, ex­traer los res­tos y re­po­ner el so­la­do ori­gi­nal, re­vir­tien­do así el pa­vi­men­to de la ba­sí­li­ca a su es­ta­do an­te­rior a 1975”, apos­ti­lló el al­to tri­bu­nal.

/ SA­MUEL SÁN­CHEZ

La tum­ba de Fran­co en el Va­lle de los Caí­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.