Te­le­cin­co es­ti­ra ‘Sál­va­me’ pa­ra cu­brir el hue­co de ‘Pa­sa­pa­la­bra’

El pro­gra­ma de co­ti­lleos pa­sa­rá a du­rar cin­co ho­ras y co­nec­ta­rá di­rec­ta­men­te con los in­for­ma­ti­vos de la no­che has­ta que Me­dia­set en­cuen­tre un sus­ti­tu­to de­fi­ni­ti­vo

El País (País Vasco) - - PANTALLAS - TOM C. AVEN­DA­ÑO,

El re­pen­tino y va­lio­so hue­co que se abrió en la pa­rri­lla de Te­le­cin­co el mar­tes, cuan­do el Tri­bu­nal Su­pre­mo con­vir­tió en fir­me la sen­ten­cia que obli­ga­ba a de­jar de emi­tir Pa­sa­pa­la­bra “in­me­dia­ta­men­te”, en­con­tró ayer un co­lo­ri­do re­lleno: una ho­ra más de Sál­va­me, el pro­gra­ma es­tre­lla de la ca­de­na que ya ver­te­bra la pa­rri­lla du­ran­te to­dos los días de la se­ma­na. En con­cre­to, Sál­va­me Ba­na­na, si­guien­do la tra­di­ción de Me­dia­set de di­fe­ren­ciar las va­rian­tes del mis­mo pro­gra­ma usan­do nom­bres de fru­ta, se­gún cambian de fran­ja ho­ra­ria. Sál­va­me Li­món em­pie­za a las 16.00 (ho­ra pe­nin­su­lar es­pa­ño­la) y es pa­ra ma­yo­res de 12 años; Sál­va­me Na­ran­ja arran­ca a las 17.00 y se di­ri­ge a ma­yo­res de sie­te. En el ca­so de la ho­ra ex­tra que re­em­pla­za al con­cur­so cul­tu­ral, de 20.00 a 21.10, va di­ri­gi­da a ma­yo­res de 16 años, lo que per­mi­te a sus co­la­bo­ra­do­res tra­tar te­mas más es­pi­no­sos.

Na­da su­gie­re que la so­lu­ción sea de­fi­ni­ti­va. Sál­va­me es un ar­ma po­de­ro­sa y tan ma­lea­ble, que Me­dia­set pue­de usar­la pa­ra reac­cio­nar con la in­me­dia­tez que le exi­gía la sen­ten­cia, pe­ro su enor­me al­can­ce no es ili­mi­ta­do. El pú­bli­co al que se di­ri­ge no es el mis­mo que has­ta el mar­tes con­su­mía Pa­sa­pa­la­bra, que so­lía ser el con­cur­so más vis­to, con po­co me­nos de dos mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res de me­dia dia­ria (18,8% de cuo­ta de pan­ta­lla de me­dia en sep­tiem­bre). Esos dos mi­llo­nes, que ade­más eran inusual­men­te fie­les con un for­ma­to que lle­va ca­si dos dé­ca­das en la pa­rri­lla, re­pre­sen­ta­ban 0,94 pun­tos de la me­dia del 15% de cuo­ta de pan­ta­lla que al­can­zó Te­le­cin­co en sep­tiem­bre. Un ti­po de pú­bli­co que, se­gún los es­pe­cia­lis­tas, de­man­da más con­cur­sos y cul­tu­ra, no más co­ti­lleos. Man­te­ner a esos fie­les exi­ge no abu­sar de la mu­le­ta de Sál­va­me.

No so­lo ese 0,94% de au­dien­cia es­tá en jue­go. Tam­bién pue­de cam­biar el ren­di­mien­to de los in­for­ma­ti­vos de Pe­dro Pi­que­ras, los más vis­tos de la te­le­vi­sión es­pa­ño­la, que du­ran­te años se han vis­to be­ne­fi­cia­dos por el lla­ma­do efec­to arras­tre de Pa­sa­pa­la­bra: el pú­bli­co se que­da­ba vien­do ese pro­gra­ma de no­ti­cias por­que era el que ha­bía jus­to des­pués del con­cur­so, lo cual ex­pli­ca que su ho­ra de co­mien­zo, las 21.10, sea la más tar­día de la te­le­vi­sión ge­ne­ra­lis­ta.

Es­tá de­mos­tra­do que hay me­nos po­si­bi­li­da­des de que un es­pec­ta­dor quie­ra su­mar­se a un in­for­ma­ti­vo que ya es­tá em­pe­za­do cuan­do ya tie­ne uno que se ajus­ta a sus ho­ra­rios. El per­fil de es­pec­ta­dor que se que­da vien­do la in­for­ma­ción es más pa­re­ci­do al que veía Pa­sa­pa­la­bra que el que, se­gún va­rios es­tu­dios, con­su­me Sál­va­me.

Con­cur­sos

El cam­bio a al­go más de­fi­ni­ti­vo se da por muy pro­ba­ble en el sec­tor au­dio­vi­sual pe­ro re­quie­re tiem­po. En Te­le­cin­co ya se sos­pe­cha­ba que el desen­la­ce de su ba­ta­lla le­gal con la bri­tá­ni­ca ITV Glo­bal En­ter­tain­ment, pro­pie­ta­ria del for­ma­to ori­gi­nal a la que Me­dia­set de­jó de pa­gar ha­ce años, es­ta­ba cer­ca; y que ese desen­la­ce no les se­ría fa­vo­ra­ble. Se­gún el por­tal Fór­mu­la TV, du­ran­te el ve­rano es­tu­vie­ron ro­dan­do pi­lo­tos de con­cur­sos si­mi­la­res, al­gu­nos con el mis­mo pre­sen­ta­dor, Ch­ris­tian Gál­vez, pa­ra que la tran­si­ción tu­vie­se el me­nor im­pac­to po­si­ble en la pa­rri­lla.

Al mis­mo tiem­po, na­da de es­to im­pli­ca que Pa­sa­pa­la­bra es­té muer­to pa­ra la te­le­vi­sión es­pa­ño­la. Los va­lio­sos de­re­chos con­ti­núan en ma­nos de ITV, quien aho­ra pue­de re­ne­go­ciar­los con cual­quier gru­po me­diá­ti­co, lo cual es­tá ha­cien­do, se­gún fuen­tes de la in­dus­tria; in­clui­do con la pro­pia Me­dia­set. Si las con­ver­sa­cio­nes lle­gan a buen puer­to, no es des­ca­be­lla­do ima­gi­nar un mun­do en el que Pa­sa­pa­la­bra se en­cuen­tre en otra ca­de­na, sin los ele­men­tos que le aña­dió Me­dia­set (los fa­mo­sos, el de­co­ra­do y la cé­le­bre prue­ba fi­nal con el Ros­co), mien­tras Te­le­cin­co emi­te un con­cur­so si­mi­lar

Be­lén Es­te­ban, Car­lo­ta Co­rre­de­ra y Ki­ko Her­nán­dez, en Sál­va­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.