La opo­si­ción re­cha­za en blo­que la nue­va pro­pues­ta de John­son

Los na­cio­na­lis­tas es­co­ce­ses re­cla­man su de­re­cho al ve­to

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - RA­FA DE MI­GUEL,

El pri­mer mi­nis­tro bri­tá­ni­co, Bo­ris John­son, de­be­rá afa­nar­se en ha­cer bien sus cálcu­los si pre­ten­de que el Par­la­men­to bri­tá­ni­co dé luz ver­de a su nue­va pro­pues­ta pa­ra un acuer­do so­bre el Bre­xit. El re­ci­bi­mien­to de los par­ti­dos de la opo­si­ción al nue­vo texto pro­pues­to a Bru­se­las, que ex­pu­so va­ga­men­te ayer el lí­der con­ser­va­dor en West­mins­ter, tu­vo el mis­mo tono bron­co que le to­có su­frir a su pre­de­ce­so­ra, The­re­sa May. La ex pri­me­ra mi­nis­tra, de he­cho, de­ci­dió asis­tir a la se­sión pa­ra con­tem­plar des­de su es­ca­ño el va­ra­pa­lo que re­ci­bía John­son.

El lí­der del Par­ti­do La­bo­ris­ta, Je­remy Corbyn, se re­fi­rió a los pla­nes ela­bo­ra­dos por Dow­ning Street pa­ra re­em­pla­zar el lla­ma­do backs­top (la sal­va­guar­da pa­ra Ir­lan­da del Nor­te) co­mo “una ver­sión re­fri­ta de pro­pues­tas ya re­cha­za­das”, y an­ti­ci­pó su ne­ga­ti­va a res­pal­dar­los. “Los úni­cos que no van a su­frir es­ta ca­tás­tro­fe son los fon­dos de in­ver­sión que con­tri­bu­ye­ron a la cam­pa­ña del pri­mer mi­nis­tro [pa­ra lo­grar el li­de­raz­go del Par­ti­do Con­ser­va­dor], que ac­tual­men­te se de­di­can a apos­tar en cor­to con­tra la libra y a echar aba­jo nues­tra frá­gil eco­no­mía. Us­ted so­lo bus­ca di­vi­dir y po­ner en ries­go a es­te país en su pro­pio be­ne­fi­cio po­lí­ti­co, pa­ra lo­grar un acuer­do del ti­po ‘Amé­ri­ca Pri­me­ro’ con el se­ñor Trump”, di­jo Corbyn.

La lí­der de los li­be­ra­les de­mó­cra­tas, Jo Swin­son, y los na­cio­na­lis­tas es­co­ce­ses del SNP, arre­me­tie­ron con igual du­re­za con­tra John­son, y le acu­sa­ron de es­tar po­nien­do en se­rio ries­go con su pro­pues­ta de vol­ver a le­van­tar con­tro­les adua­ne­ros en­tre las dos Ir­lan­das la frá­gil paz al­can­za­da con los Acuer­dos de Vier­nes San­to de 1998.

En el ca­so de los es­co­ce­ses, ade­más, le re­pro­cha­ron que hu­bie­ra con­di­cio­na­do que su plan sa­lie­ra ade­lan­te a que ob­ten­ga el “con­sen­ti­mien­to de­mo­crá­ti­co” de la Asam­blea de Ir­lan­da del Nor­te (ac­tual­men­te sus­pen­di­da). “¿Dón­de se con­tem­pla el con­sen­ti­mien­to del pue­blo es­co­cés, que vo­tó ma­yo­ri­ta­ria­men­te a fa­vor de la per­ma­nen­cia en la UE, y cu­ya voz se ha ig­no­ra­do re­pe­ti­da­men­te por es­te Go­bierno con­ser­va­dor? Us­ted ha­brá lo­gra­do el con­sen­ti­mien­to del DUP [los unio­nis­tas no­rir­lan­de­ses], pe­ro el res­to de par­ti­dos po­lí­ti­cos de ese te­rri­to­rio y sus prin­ci­pa­les gru­pos em­pre­sa­ria­les no le han com­pra­do la mer­can­cía”, le re­pro­chó a John­son el por­ta­voz del SNP en la Cá­ma­ra de los Co­mu­nes, Ian Black­ford.

El pri­mer mi­nis­tro fue ca­paz de con­te­ner­se en su in­ter­ven­ción y evi­tar las ma­las for­mas y en­fren­ta­mien­tos que des­ple­gó du­ran­te su an­te­rior com­pa­re­cen­cia en West­mins­ter. Le hi­zo de pa­so un gran fa­vor al spea­ker (pre­si­den­te) de la Cá­ma­ra, John Ber­cow, quien ayer su­fría una se­ria afo­nía que le in­ca­pa­ci­ta­ba pa­ra im­po­ner su ha­bi­tual au­to­ri­dad ver­bal. Sin em­bar­go, el men­sa­je de los dipu­tados fue ro­tun­do. Ha lle­ga­do has­ta el lí­mi­te de las con­ce­sio­nes, y el mar­gen de mo­di­fi­ca­ción de su pro­pues­ta es mí­ni­mo.

Fuen­tes ofi­cia­les del Go­bierno, no obs­tan­te, ase­gu­ran a EL PAÍS que to­do de­pen­de de la res­pues­ta de la UE, y que si co­bra trac­ción un nue­vo pro­ce­so ne­go­cia­dor, es­tán dis­pues­tos a su­mer­gir­se en “un lar­go tú­nel” de dis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.