Ciu­da­da­nos ha­rá “lo po­si­ble pa­ra que no ar­dan igle­sias”

El País (País Vasco) - - ESPAÑA -

“En el año 36 ar­die­ron igle­sias, eso es una cer­te­za, una reali­dad”. Con es­tas pa­la­bras Ig­na­cio Agua­do, vi­ce­pre­si­den­te ma­dri­le­ño, echó ayer un ca­po­te a Isa­bel Díaz Ayu­so. Lue­go fue más allá: “Es­te Go­bierno va a ha­cer to­do lo po­si­ble pa­ra que en 2019 no vuel­van a ar­der co­mo con­se­cuen­cia de que ha­ya al­guien que quie­ra im­po­ner su ideo­lo­gía so­bre otras”.

El lí­der re­gio­nal de Ciu­da­da­nos in­sis­tió en pre­sen­tar el tras­la­do de Fran­co del Va­lle de los Caí­dos co­mo par­te de la cam­pa­ña del PSOE. “Siem­pre que lle­ga­mos a una cam­pa­ña elec­to­ral sa­le el te­ma de Fran­co y sus hue­sos. Es un te­ma que di­vi­de a la so­cie­dad y la en­fren­ta, estéril. Nues­tra apues­ta siem­pre ha si­do crear un gran cen­tro de re­con­ci­lia­ción na­cio­nal en el Va­lle de los Caí­dos, trans­for­mán­do­lo en un lu­gar de en­cuen­tro y no de en­fren­ta­mien­to”, aña­dió.

Ca­sa­do eli­gió co­mo can­di­da­ta a Díaz Ayu­so , en­ton­ces vi­ce­se­cre­ta­ria de co­mu­ni­ca­ción, el pa­sa­do enero pa­ra fre­nar la fu­ga de vo­tos del PP a Vox. Des­de en­ton­ces se ha dis­tin­gui­do por la du­re­za de su dis­cur­so y su apues­ta por las po­lí­ti­cas li­be­ra­les con­ti­nuis­tas del agui­rris­mo. Su elec­ción co­mo can­di­da­ta ya ge­ne­ró du­das en los cua­dros del PP por su fal­ta de ex­pe­rien­cia, pe­ro Díaz Ayu­so lo­gró fi­nal­men­te que las si­glas con­ser­va­ran el go­bierno de la Co­mu­ni­dad, que ad­mi­nis­tra más de 20.000 mi­llo­nes de eu­ros de pre­su­pues­to.

Cam­pa­ña elec­to­ral

Díaz Ayu­so res­pon­día a Ro­cío Mo­nas­te­rio, por­ta­voz del par­ti­do de San­tia­go Abas­cal, cuan­do le­yó las pa­la­bras so­bre la que­ma de igle­sias. “Tie­nen que ele­gir en­tre ser cóm­pli­ces de Sán­chez o po­ner­se en fren­te. Rom­pen con el le­ga­do de la Tran­si­ción”, de­cla­ró Mo­nas­te­rio, que pre­gun­tó por la po­si­bi­li­dad de ha­ber fre­na­do la ex­hu­ma­ción con el re­gla­men­to de sa­ni­dad mor­tuo­ria. La com­pe­ten­cia re­gio­nal pres­ci­be a los cin­co años.

Los par­ti­dos de de­re­chas in­sis­tie­ron ayer en vin­cu­lar la de­ci­sión de tras­la­dar a Fran­co con la cam­pa­ña de las ge­ne­ra­les, acu­san­do a Sán­chez de elec­to­ra­lis­mo. El Go­bierno, sin em­bar­go, lle­gó a su­ge­rir que iba a pro­du­cir­se en ju­lio del año pa­sa­do, pe­ro su­ce­si­vos re­cur­sos de la fa­mi­lia lo re­tra­sa­ron has­ta que, fi­nal­men­te, el Tri­bu­nal Su­pre­mo ava­ló la ex­hu­ma­ción. El por­ta­voz ad­jun­to del PSOE en la Asam­blea, Jo­sé Ma­nuel Ro­drí­guez Uri­bes, lla­mó “irres­pon­sa­bles” a Ayu­so y Agua­do. “Sus pa­la­bras no se co­rres­pon­den con el es­pí­ri­tu cons­ti­tu­cio­nal”, aña­dió.

El pri­mer pleno de con­trol al Go­bierno de coa­li­ción del PP y Cs (con el apo­yo ex­terno de Vox) fue bron­co. Pa­blo Gó­mez Per­pin­yà, de Más Ma­drid, pre­gun­tó a Díaz Ayu­so por el ca­so Aval­ma­drid, so­bre un en­te se­mi­pú­bli­co que en 2011 con­ce­dió un aval de 400.000 eu­ros a una em­pre­sa del pa­dre de la pre­si­den­ta que nun­ca se de­vol­vió. El so­cia­lis­ta Án­gel Ga­bi­lon­do pre­gun­tó por la po­lí­ti­ca de pac­tos e Isa­bel Se­rra, de Uni­das Po­de­mos Ma­drid en Pie, por las po­lí­ti­cas con­tra la vio­len­cia ma­chis­ta. Es­tas fue­ron al­gu­nas de las res­pues­tas de Díaz Ayu­so: “Las fe­mi­nis­tas de Po­de­mos son co­mo las man­tis re­li­gio­sas”; “Lo que les im­por­ta es vi­vir de mis pa­dres. Erre­jón es el dipu­tado black”.

/ RI­CAR­DO RU­BIO (EP)

Isa­bel Díaz Ayu­so, ayer an­tes de ini­ciar­se el pleno en la Asam­blea de Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.