La Abo­ga­cía del Es­ta­do de­fien­de la ac­tua­ción de la Guar­dia Ci­vil en la tra­ge­dia de El Ta­ra­jal

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - C. E. C.,

La Abo­ga­cía del Es­ta­do, de­pen­dien­te del Go­bierno, pi­de la ab­so­lu­ción de los 16 guar­dias ci­vi­les pro­ce­sa­dos por la muer­te de 15 in­mi­gran­tes en 2014 cuan­do in­ten­ta­ban cru­zar la fron­te­ra de Ceu­ta en la zo­na de El Ta­ra­jal. En el es­cri­to en­via­do al juz­ga­do, ade­lan­ta­do

El PSOE siem­pre se mos­tró crí­ti­co en la opo­si­ción con es­te ope­ra­ti­vo, que fue ob­je­to de in­ves­ti­ga­cio­nes par­la­men­ta­rias y ha aca­ba­do en un pro­ce­so ju­di­cial. Lo cier­to es que el es­cri­to, que re­cha­za los ar­gu­men­tos de la juez ins­truc­to­ra, de­fien­de en to­do mo­men­to el ope­ra­ti­vo y sos­tie­ne que, a pe­sar de que se pro­du­je­ron dis­pa­ros de pe­lo­tas de go­ma in­clu­so en el agua, don­de los in­mi­gran­tes tra­ta­ban de lle­gar al la­do es­pa­ñol, no hay nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad de los agen­tes en las muer­tes por aho­ga­mien­tos por­que las le­sio­nes que apa­re­cie­ron en los ca­dá­ve­res no eran por esas pe­lo­tas.

En el es­cri­to, la Abo­ga­cía del Es­ta­do tra­ta de des­mon­tar las acu­sa­cio­nes con el ar­gu­men­to de que fue un asal­to vio­len­to pe­ro que en nin­gún ca­so la ac­tua­ción de la Guar­dia Ci­vil pa­ra re­pe­ler­lo por El Con­fi­den­cial, se ha­ce una de­fen­sa ce­rra­da de la po­lé­mi­ca ac­tua­ción de la Guar­dia Ci­vil ese día, con un Go­bierno del PP. El Eje­cu­ti­vo ex­pli­ca que en es­te ca­so la Abo­ga­cía ac­túa co­mo de­fen­so­ra de unos ser­vi­do­res pú­bli­cos, y por tan­to no en nom­bre del Go­bierno sino del Es­ta­do.

fue de­ter­mi­nan­te en las muer­tes de los sub­saha­ria­nos. El texto se­ña­la que unos 200 o 300 sub­saha­ria­nos “pre­ten­dían en­trar de for­ma ile­gal des­de Ma­rrue­cos a Ceu­ta, apro­ve­chan­do la no­che, en ava­lan­cha y de ma­ne­ra vio­len­ta”. Y ahí em­pie­za el pun­to cla­ve: el uso de pe­lo­tas de go­ma, in­clu­so so­bre el agua, que se­gún las acu­sa­cio­nes con­tri­bu­yó de for­ma de­fi­ni­ti­va al te­rror de los sub­saha­ria­nos y pro­vo­có que los que no se sa­bían na­dar se aho­ga­ran.

“La Guar­dia Ci­vil hi­zo uso de ma­te­rial an­ti­dis­tur­bio, con una fi­na­li­dad, ex­clu­si­va­men­te di­sua­so­ria”, se­ña­la la Abo­ga­cía. “Los me­dios an­ti­dis­tur­bios se lan­za­ron, en un pri­mer mo­men­to con la fi­na­li­dad de con­ten­ción, y pos­te­rior­men­te, pa­ra ca­na­li­zar a los in­mi­gran­tes que ha­bían al­can­za­do aguas es­pa­ño­las a la pla­ya co­mo zo­na se­gu­ra, evi­tan­do que na­da­ran

mar aden­tro. En nin­gún ca­so al­can­za­ron ni so­bre­pa­sa­ron la zo­na ma­rro­quí. En nin­gún ca­so se lan­za­ron con la fi­na­li­dad de al­can­zar a los in­mi­gran­tes”, ase­gu­ra el texto.

Los ca­dá­ve­res apa­re­cie­ron en los días si­guien­tes, cin­co de ellos en aguas es­pa­ño­las. “Los ca­dá­ve­res apa­re­cie­ron sin flo­ta­dor y con va­rias pren­das de ro­pa. La cau­sa de la muer­te es anoxia anóxi­ca. Só­lo dos de los cin­co ca­dá­ve­res pre­sen­tan le­sio­nes, pe­ro se tra­ta de le­sio­nes ca­li­fi­ca­das co­mo no vi­ta­les. El ca­dá­ver ha­lla­do el día 15 de fe­bre­ro de 2015, so­bre las 10:30 ho­ras se di­ce que las le­sio­nes pre­sen­tan for­ma cua­dran­gu­lar (que ex­clui­ría que el mis­mo re­ci­bie­ra un im­pac­to de bo­la o bo­te de hu­mo)”, sen­ten­cia la Abo­ga­cía, que cri­ti­ca con du­re­za, co­mo ha­ce en to­do el texto, a la juez ins­truc­to­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.