Trump ame­na­za con aran­ce­les a los vi­nos, acei­tes y que­sos es­pa­ño­les

El País (País Vasco) - - ECONOMÍA Y TRABAJO - MA­NUEL V. GÓ­MEZ / LAU­RA DELLE FEMMINE

Las nue­vas me­di­das pro­tec­cio­nis­tas de Es­ta­dos Uni­dos tie­nen cua­tro des­ti­na­ta­rios cla­ros: Ale­ma­nia, Fran­cia, Reino Uni­do y Es­pa­ña. Son los paí­ses que con­ce­die­ron las ayu­das

Ad­mi­nis­tra­ción de Do­nald Trump ya no mi­ra so­lo a Chi­na a la ho­ra de desa­rro­llar sus po­lí­ti­cas pro­tec­cio­nis­tas. Aho­ra po­sa sus ojos so­bre Europa, en un mo­vi­mien­to que ame­na­za con desatar una nue­va gue­rra co­mer­cial. Res­pal­da­da en el fa­llo de la OMC que le per­mi­te im­po­ner aran­ce­les a pro­duc­tos de la UE por va­lor de 7.500 mi­llo­nes de dó­la­res (unos 6.900 mi­llo­nes de eu­ros), Was­hing­ton di­fun­dió ayer una lis­ta de más de 150 pro­duc­tos so­bre los que im­pon­drá re­car­gos. Esas ta­sas co­mer­cia­les van des­de el 10% so­bre su va­lor en el ca­so de los “nue­vos avio­nes y otras ae­ro­na­ves” al 25% en el res­to, la ma­yor par­te, pro­duc­tos agroa­li­men­ta­rios. ile­ga­les a Air­bus que han da­do pie al ve­re­dic­to de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Co­mer­cio (OMC) y que le­gi­ti­ma los aran­ce­les con los que ame­na­za Do­nald Trump. En la lis­ta ne­gra de EE UU se re­fle­ja el cas­ti­go a es­tos paí­ses por­que fi­gu­ra, por ejem­plo, el whisky

La lis­ta di­vul­ga­da es to­da­vía pro­vi­sio­nal, por­que cua­tro días an­tes de la en­tra­da en vi­gor de los aran­ce­les —18 de oc­tu­bre se­gún anun­ció la ofi­ci­na de Co­mer­cio de EE UU— se ce­le­bra una reunión en­tre las dos po­ten­cias pa­ra in­ten­tar li­mi­tar la es­ca­la­da co­mer­cial. En esa ci­ta Europa re­cor­da­rá que la OMC tie­ne que de­ci­dir pró­xi­ma­men­te so­bre las ayu­das de Was­hing­ton al fa­bri­can­te es­ta­dou­ni­den­se Boeing. Si la de­ci­sión de la OMC es fa­vo­ra­ble a la UE, Bru­se­las ten­dría vía li­bre pa­ra apro­bar nue­vos aran­ce­les con­tra EE UU.

A pri­me­ra vis­ta, si la de­ci­sión de la Ad­mi­nis­tra­ción Trump no hu­bie­ra si­do se­lec­ti­va, Es­pa­ña no ten­dría por qué es­tar en­tre los paí­ses más afec­ta­dos. Aun­que EE fa­bri­ca­do en Reino Uni­do pe­ro no en Ir­lan­da. Los aran­ce­les tam­bién gol­pean al acei­te y el vino es­pa­ñol pe­ro no el ita­liano o el grie­go. Con los da­tos de ex­por­ta­cio­nes de 2018, la me­di­da afec­ta a ven­tas es­pa­ño­las en EE UU por más de 1.000 mi­llo­nes, se­gún Co­mer­cio.

UU es el quin­to des­tino de las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las, hay gran dis­tan­cia en­tre Ale­ma­nia (que ven­dió pro­duc­tos por 114.524 mi­llo­nes en 2018), el Reino Uni­do (54.848 mi­llo­nes) e Ita­lia (42.449 mi­llo­nes) y Es­pa­ña, cu­yas ven­tas al­can­za­ron un va­lor de 13.000 mi­llo­nes. Tam­bién co­lo­can más pro­duc­tos en la pri­me­ra po­ten­cia del mun­do paí­ses co­mo Ir­lan­da, Fran­cia, Ho­lan­da y Bél­gi­ca.

Sin em­bar­go, al ba­jar al de­ta­lle de los más de 150 pro­duc­tos que Europa ex­por­ta a EE UU y se­ña­la­dos por Trump, Es­pa­ña sa­le mal pa­ra­da. Por ejem­plo, en el ca­so del vino, se car­ga con un 25% el que lle­gue de Fran­cia, Es­pa­ña, Ale­ma­nia y del Reino Uni­do, pe­ro no del res­to de paí­ses eu­ro­peos.

Las em­pre­sas es­pa­ño­las ven­den vino a EE UU por un va­lor de 300 mi­llo­nes, se­gún da­tos de Co­mer­cio. Lo mis­mo su­ce­de con las acei­tu­nas, el que­so fres­co o con el acei­te de oli­va. Al que­dar fue­ra paí­ses co­mo Ita­lia o Gre­cia, com­pe­ti­do­res di­rec­tos en es­te mer­ca­do, el cas­ti­go so­bre la com­pe­ti­ti­vi­dad de las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las es evi­den­te. En otros ar­tícu­los, el re­car­go es ca­si ge­ne­ral pa­ra to­dos los miem­bros de la Unión Eu­ro­pea: yo­gur, me­lo­co­to­nes, fru­tas, que­so gru­yè­re.

De apli­car­se fi­nal­men­te es­tas nue­vas ba­rre­ras co­mer­cia­les, el im­pac­to de los aran­ce­les pa­ra las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las al­can­za­ría a unos 1.000 mi­llo­nes, se­gún ex­pli­có ayer la se­cre­ta­ria de Es­ta­do de Co­mer­cio, Xia­na Méndez. Ade­más, con­cre­tó que el gol­pe se no­ta­ría más en re­gio­nes co­mo An­da­lu­cía al afec­tar al acei­te de oli­va y las acei­tu­nas. El im­pac­to se­ría ma­yor en es­ta re­gión de afec­tar tam­bién a otros pro­duc­tos co­mo el ja­món ibé­ri­co o el se­rrano.

En­tre los afec­ta­dos, el anun­cio cau­só ayer un dis­gus­to con­si­de­ra­ble. “No pue­de ser que una ba­ta­lla que tie­ne que ver con la ae­ro­náu­ti­ca afec­te a un sec­tor que no tie­ne na­da que ver con ello”, la­men­tó Mi­guel Blan­co, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Coor­di­na­do­ra de Or­ga­ni­za­cio­nes de Agri­cul­to­res y Ga­na­de­ros (COAG), quien re­cla­mó un con­tra­ata­que: “Pe­di­re­mos apla­zar la apli­ca­ción de los aran­ce­les y que des­pués se pa­ren; y si no hay so­lu­ción se nos tie­ne que com­pen­sar mi­li­mé­tri­ca­men­te”.

Pa­ra el sec­tor agro­pe­cua­rio, llue­ve so­bre mo­ja­do. Ya les sen­tó muy mal el acuer­do co­mer­cial en­tre la UE y Mer­co­sur. “Es­ta­mos muy can­sa­dos tan­to por los acuer­dos pre­fe­ren­tes co­mo por los desacuer­dos”, la­men­ta Blan­co. La pa­tro­nal de los fa­bri­can­tes de ali­men­ta­ción y be­bi­das (FIAB), por su par­te, re­cla­mó ayer a la UE y al Go­bierno que ne­go­cien con EE UU, y re­cor­dó que los nue­vos re­car­gos pue­de afec­tar tam­bién a dis­tri­bui­do­res y trans­por­tis­tas.

Don­de el co­mu­ni­ca­do de la ofi

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.