Ba­lle­nas y ta­cos en Mé­xi­co

El País (País Vasco) - - EL VIAJERO EL VIAJERO HABITUAL - JE­SÚS SÁN­CHEZ Chef POR MER­CE­DES CEBRIÁN

Tie­ne dos es­tre­llas Mi­che­lin co­mo chef del Ce­na­dor de Amós, en Vi­lla­ver­de de Pon­to­nes (Can­ta­bria), se en­car­ga del res­tau­ran­te del Cen­tro Bo­tín en San­tan­der y es­te vier­nes inau­gu­ra San­tan­der Foo­die (has­ta el do­min­go, 6 de oc­tu­bre), un even­to gas­tro­nó­mi­co. Co­mo buen co­ci­ne­ro, Je­sús Sán­chez go­za de la co­mi­da allí don­de va, por ejem­plo en Ba­ja Ca­li­for­nia.

¿Qué le lle­vó a vi­si­tar esa re­gión de Mé­xi­co?

Cuan­do ce­rra­mos el res­tau­ran­te ca­da año a fi­na­les de di­ciem­bre, ha­ce­mos un via­je pa­ra co­no­cer pro­pues­tas gas­tro­nó­mi­cas. El pa­sa­do enero nos in­vi­tó nues­tro ami­go me­xi­cano Be­ni­to Mo­li­na, que re­gen­ta el res­tau­ran­te Man­za­ni­lla en En­se­na­da, y allí fui­mos.

¿Qué re­co­rri­do hi­cie­ron?

Fui con mi pa­re­ja y que­da­mos en San Die­go con mi hi­ja, que es­ta­ba es­tu­dian­do en Ca­li­for­nia. Allí cru­za­mos la fron­te­ra en co­che por Ti­jua­na. Des­pués lle­ga­mos a En­se­na­da, y de ahí a Gue­rre­ro Ne­gro a ver ba­lle­nas.

Cuén­te­nos esa par­te del via­je.

Fue una ex­pe­rien­cia emo­cio­nan­te. En En­se­na­da nos es­pe­ra­ba Mau­ri­cio, un ami­go de Be­ni­to que se de­di­ca a or­ga­ni­zar excursione­s. Te­nía­mos unas nue­ve ho­ras de co­che has­ta Gue­rre­ro Ne­gro. Fue in­creí­ble con­vi­vir esos días con Mau­ri­cio, que lo te­nía to­do pro­gra­ma­do. Ya cer­ca de Gue­rre­ro Ne­gro, hi­ci­mos no­che en un lu­gar an­cla­do en el tiem­po, sin elec­tri­ci­dad, pe­ro don­de ser­vían unos ta­cos de pes­ca­do que sa­bían a glo­ria.

Us­ted, que vi­ve jun­to al mar, es­ta­ría en­can­ta­do.

Sí, fue un pla­cer des­cu­brir la co­ci­na me­xi­ca­na apli­ca­da al pes­ca­do y ma­ris­co. De he­cho, En­se­na­da abas­te­ce a to­do el país con sus pes­ca­dos del Pa­cí­fi­co co­mo el aba­lón. Co­mer ce­vi­che ser­vi­do en va­so en pues­tos ca­lle­je­ros fue fa­bu­lo­so.

No nos ol­vi­de­mos de las ba­lle­nas.

Co­gi­mos una lan­cha con un guía, nos pa­ra­mos en me­dio del mar y las vi­mos. Tam­bién del­fi­nes y ba­lle­na­tos. Y me im­pac­ta­ron mu­cho unas sa­li­nas que hay en Gue­rre­ro Ne­gro. Se pue­den vi­si­tar y, si sa­cas fo­tos, pue­den creer que es­tás en Groen­lan­dia por­que pa­re­ce un pai­sa­je he­la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.